Snell, más que Scher­zer

POR LOS CY YOUNG. A sim­ple vis­ta, cifras tra­di­cio­na­les en mano, sin pro­fun­di­zar en va­lo­ra­cio­nes ex­tras que aho­ra tie­nen sig­ni­fi­ca­do, pe­ro an­tes no me­tían sus na­ri­ces en las es­co­gen­cias, Bla­ke Snell el zur­do de los Rays, y Max Scher­zer, el de­re­cho de los N

El Nuevo Diario - - Pasión - ED­GAR TIJERINO M. ti­je­re­tean­do@yahoo.com

Los afi­cio­na­dos se sien­ten fue­ra de la pai­la en las con­si­de­ra­cio­nes pa­ra fi­jar a los ga­na­do­res de Pre­mios en la Gran Car­pa. An­tes, dis­cu­tían con los ex­per­tos, y los cues­tio­na­ban, y en ese atre­vi­mien­to, nos in­cluía­mos cro­nis­tas “ta­cón ba­jo” o “me­dio pe­lo”. Pe­ro aho­ra nos sen­ti­mos des­ar­ma­dos, si no te­ne­mos la ca­pa­ci­dad de ex­ten­der nues­tras ar­gu­men­ta­cio­nes a rincones has­ta ha­ce po­co no ex­plo­ra­dos y que hoy se con­vier­ten en de­ci­si­vos. Son las mis­mas con­si­de­ra­cio­nes “qui­rúr­gi­cas” que han sa­ca­do a J. D. Mar­tí­nez, un ca­si tri­ple co­ro­na, de la lis­ta de as­pi­ran­tes al Más Va­lio­so de la Li­ga Ame­ri­ca­na, pe­se a que fue uno de los dos mo­to­res ofen­si­vos esen­cia­les de los Me­dias Ro­jas, un equi­po que lo ga­nó to­do. En 1972, du­ran­te mis co­mien­zos en la cró­ni­ca de de­por­tes, yo sa­bía por la sen­ci­llez del ca­so, que el zur­do Ste­ve Carl­ton, un ga­na­dor de la tri­ple co­ro­na del pi­cheo, te­nía el Cy Young en el bol­si­llo. Hoy es­ta­ría in­se­gu­ro. Lo com­ple­jo ha de­rro­ta­do es­tre­pi­to­sa­men­te a lo fá­cil, y ca­da nue­vo día, el laberinto se en­san­cha y se ne­ce­si­ta una bue­na lám­pa­ra pa­ra en­con­trar las cifras cla­ves, des­equi­li­bran­tes.

¿CÓ­MO RETAR A SNELL?

Sin em­bar­go, pe­se a la mul­ti­pli­ca­ción de di­fi­cul­ta­des en las va­lo­ra­cio­nes, no creo que el zur­do de los Rays de Tam­pa, Bla­ke Snell, má­xi­mo ga­na­dor de las ma­yo­res con 21, ade­más lí­der en efec­ti­vi­dad con un fan­tás­ti­co pro­me­dio de 1.89 y 221 pon­ches en 180 en­tra­das, pue­da ser re­ta­do por el Cy Young de la Li­ga Ame­ri­ca­na, ni si­quie­ra por el as­tro de­re­cho de los In­dios de Cle­ve­land, Co­rey Klu­ber, ga­na­dor de 20, con 2.89 en ca­rre­ras lim­pias, y so­lo un pon­che de ven­ta­ja (222), re­co­rrien­do 215 in­nings, es de­cir 35 más que Snell. Lo sien­to por Jus­tin Ver­lan­der, el bra­zo es­te­lar de los As­tros de Hous­ton, con ba­lan­ce de 16-9, un pro­me­dio de 2.52 en ca­rre­ras lim­pias, y una exu­be­ran­te cifra de 290 pon­ches en 214 epi­so­dios. Snell, quien es­tu­vo fue­ra de ac­ción des­de el 12 de ju­lio al 4 de agos­to, es el má­xi­mo res­pon­sa­ble del cre­ci­mien­to que con­si­guió Tam­pa, apro­xi­mán­do­se pe­li­gro­sa­men­te a los Yan­quis en cier­to mo­men­to, an­tes de per­der el rit­mo en sep­tiem­bre, de­pen­dien­do fun­da­men­tal­men­te del tra­ba­jo rea­li­za­do por su es­te­lar zur­do, ga­nan­do con­se­cu­ti­va­men­te nue­ve de­ci­sio­nes en los dos úl­ti­mos me­ses, lo que fue sin du­da un alar­de.

SCHER­ZER, TRAN­QUI­LO

Ver a Max Scher­zer ga­na­dor del Cy Young en la Li­ga Na­cio­nal, pa­re­ce una cer­te­za. Se­ría su cuar­to des­pués de su­pe­rar a Kers­haw en las va­lo­ra­cio­nes el año pa­sa­do, ob­te­nien­do su se­gun­do con los Na­cio­na­les de Wa­shing­ton, des­pués de ha­ber lo­gra­do su pri­me­ro lan­zan­do pa­ra los Ti­gres en el 2013, cuan­do ga­nó 21 y per­dió 3 con 2.90 en efec­ti­vi­dad. Un ga­na­dor de 150 jue­gos en 11 tem­po­ra­das, Scher­zer de 34 años, con re­gis­tro de 18-7 y 300 pon­ches es­te año, ni si­quie­ra sue­ña con los 300 triun­fos, pe­ro es con­si­de­ra­do el me­jor pí­cher de las Gran­des Li­gas en los úl­ti­mos seis años. Hay quie­nes pien­san que Ja­cob De­grom, el pí­cher que los Mets ca­si siem­pre de­jan aban­do­na­do en el de­sier­to, me­re­ce ser vo­ta­do en­ci­ma de Kers­haw, pe­se a sus cifras anémi­cas de 10-9 en ba­lan­ce. Ese 1.70 en efec­ti­vi­dad es ca­paz de ilu­mi­nar Pa­rís o Las Ve­gas. Un pro­me­dio real­men­te fa­bu­lo­so, que de­be­ría per­mi­tir­le ga­nar más de 20 con re­la­ti­va co­mo­di­dad. Ja­cob pon­chó a 269 en 217 en­tra­das. Y de­be­mos mi­rar ha­cia Aa­ron No­la de los Fi­lis, un sor­pren­den­te as­pi­ran­te des­pués de 17-6 con 2.37 y 224 pon­ches. El fa­vo­ri­tis­mo de Scher­zer, pa­re­ce in­to­ca­ble. Eso sí, glo­bal­men­te no fue más que Snell. De ser un so­lo Cy Young co­mo en la épo­ca de Kou­fax, el ga­na­dor se­ría el pí­cher de Tam­pa.

21 VIC­TO­RIAS con­quis­tó Bla­ke Snell en la tem­po­ra­da re­gu­lar, con una lu­jo­sa efec­ti­vi­dad de 1.89.

BLA­KE SNELL PON­CHÓ A 221 BATEADORES EN 180 EPI­SO­DIOS LANZADOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.