Otro do­cen­te des­pe­di­do de la UNAN-LEÓN

El Nuevo Diario - - País - JO­SÉ LUIS GON­ZÁ­LEZ

LEÓN/ Mau­ri­cio Al­ber­to Ál­va­rez Argüello quien fue des­pe­di­do es­te jue­ves, des­pués de 28 años co­mo do­cen­te de la ca­rre­ra de Bio­lo­gía en la Fa­cul­tad de Cien­cias y Tec­no­lo­gía de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Ni­ca­ra­gua (UNAN-LEÓN), ca­li­fi­có di­cha me­di­da co­mo in­jus­ti­fi­ca­da, por­que se­gún obe­de­ce a re­pre­sa­lias po­lí­ti­cas del Go­bierno.

Ál­va­rez, de 53 años, ase­gu­ró que du­ran­te su desem­pe­ño la­bo­ral nun­ca re­ci­bió una amo­nes­ta­ción, pe­ro es­te jue­ves fue sor­pren­di­do con una car­ta en la que se le can­ce­la su nom­bra­mien­to co­mo aca­dé­mi­co del de­par­ta­men­to de Bio­lo­gía, por ins­truc­cio­nes de la dipu­tada del Fren­te San­di­nis­ta y rec­to­ra de la UNANLEÓN, Flor de Ma­ría Va­lle. Pe­ro di­cho es­cri­to es fir­ma­do por Ger­san Vás­quez, di­rec­tor del área de re­cur­sos hu­ma­nos de di­cha ca­sa de es­tu­dios su­pe­rio­res. “Con­si­de­ro que mi des­pi­do es ar­bi­tra­rio, ha­go pú­bli­ca es­ta con­ti­nua­ción de los atro­pe­llos a los ciu­da­da­nos ni­ca­ra­güen­ses. Nos es­tán atro­pe­llan­do de una u otra ma­ne­ra, si no es con cár­cel, es con exi­lio o con des­pi­dos”, afir­mó Ál­va­rez. El ex ca­te­drá­ti­co de la UNANLEÓN ex­pli­có que los ar­tícu­los que apli­can pa­ra la efec­ti­vi­dad de su des­pi­do, con­tem­pla­dos en los ar­tícu­los del es­ta­tu­to in­terno vi­gen­te, fue­ron mo­di­fi­ca­dos re­cien­te­men­te pa­ra fa­ci­li­tar los des­pi­dos de tra­ba­ja­do­res y do­cen­tes de la uni­ver­si­dad, que no se su­je­tan a los ca­pri­chos o al sen­tir po­lí­ti­co de un par­ti­do po­lí­ti­co. “No mi­li­to en nin­gún par­ti­do po­lí­ti­co, pe­ro creo que ten­go de­re­cho de mi­li­tar en cual­quie­ra. Tam­bién ten­go de­re­cho a no mi­li­tar en nin­guno”, di­jo Ál­va­rez, quien ade­más de su li­cen­cia­tu­ra co­mo bió­lo­go, po­see tres maes­trías en Ad­mi­nis­tra­ción y Ges­tión Am­bien­tal.

DE­NUN­CIA ACO­SO PO­LÍ­TI­CO

Ál­va­rez de­nun­ció que den­tro de la uni­ver­si­dad su­fría de aco­so po­lí­ti­co.

“En reite­ra­das oca­sio­nes se me in­vi­tó a fir­mar una car­ta en con­tra de mon­se­ñor Sil­vio Jo­sé Báez Or­te­ga, obis­po au­xi­liar de la Ar­qui­dió­ce­sis de Ma­na­gua, pe­ro por su­pues­to que me ne­gué a ha­cer­lo. No me pres­to a esas pre­sio­nes y ma­ni­pu­la­cio­nes, su­cias y de­ni­gran­tes pa­ra los tra­ba­ja­do­res del Es­ta­do”, se­ña­ló Ál­va­rez, tras agre­gar que tam­bién era obli­ga­do a asis­tir a las mar­chas gu­ber­na­men­ta­les.

“Creo que da­das las cir­cuns­tan­cias que tie­ne el país, ellos to­ma­ron la de­ci­sión de co­rrer­me pa­ra las­ti­mar­me per­so­nal­men­te, las­ti­mar a mi fa­mi­lia y co­mo una mues­tra más de la cruel­dad del par­ti­do de Go­bierno y el ser­vi­lis­mo de las au­to­ri­da­des de las dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do”, de­cla­ró Ál­va­rez, al aban­do­nar el re­cin­to uni­ver­si­ta­rio don­de la­bo­ró por 28 años. De acuer­do con una fuen­te de la UNAN-LEÓN, se ha orien­ta­do a los tra­ba­ja­do­res que de­ben par­ti­ci­par de las mar­chas o con­cen­tra­cio­nes po­lí­ti­cas los lu­nes, miér­co­les y vier­nes, pe­ro pa­ra cum­plir con di­cha me­di­da, tie­nen au­to­ri­za­ción de las au­to­ri­da­des su­pe­rio­res de la­bo­rar me­dio tiem­po.

MAU­RI­CIO ÁL­VA­REZ ARGÜELLO, DI­CE HA­BER SI­DO DES­PE­DI­DO POR RA­ZO­NES PO­LÍ­TI­CAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.