Re­gre­só de Cos­ta Ri­ca y fue cap­tu­ra­do

El Nuevo Diario - - País - RA­FAEL LA­RA rla­ra@el­nue­vo­dia­rio.com.ni @Ra­fae­lla­ran

Lue­go que bus­car a su hi­jo Juan Da­niel Co­rea en tres de­le­ga­cio­nes de­par­ta­men­ta­les y no te­ner in­for­ma­ción de él, Ya­di­ra Co­rea es­ta­ba de­vas­ta­da y pi­dió for­ta­le­za a Dios por ella y las otras ma­dres que es­tán su­frien­do por sus hi­jos de­te­ni­dos por pro­tes­tar con­tra el go­bierno.

El jo­ven ori­gi­na­rio de Na­ga­ro­te re­cién ha­bía re­gre­sa­do de Cos­ta Ri­ca, a don­de se ha­bía ido hu­yen­do por el ase­dio y ame­na­zas que re­ci­bía de par­te de sim­pa­ti­zan­tes del go­bierno por­que par­ti­ci­pó en una de las mar­chas con un me­gá­fono gri­tan­do con­sig­nas.

Pe­ro por las ma­las con­di­cio­nes y fal­ta de tra­ba­jo en Cos­ta Ri­ca, de­ci­dió re­gre­sar a Chi­chi­gal­pa, Chi­nan­de­ga, con tan ma­la suer­te que días des­pués de es­tar en Ni­ca­ra­gua, el 2 de no­viem­bre, en un re­tén a las 5 de la ma­ña­na fue de­te­ni­do por la Po­li­cía y en­via­do a la de­le­ga­ción lo­cal pa­ra des­pués ser tras­la­da­do al mu­ni­ci­pio de Na­ga­ro­te, León.

La ma­dre in­ter­pu­so de­nun­cia en el Cen­tro Ni­ca­ra­güen­se de De­re­chos Hu­ma­nos (Ce­nidh), don­de so­li­ci­tó apo­yo le­gal, da­dos los ma­los tra­tos y hu­mi­lla­cio­nes que su­frió en la de­le­ga­ción po­li­cial.

“Me fui a la de­le­ga­ción y cuan­do es­ta­ba pre­gun­tan­do por él, mi­ro que en la tina de la pa­tru­lla vie­ne él y lo ba­jan a gol­pes. Les re­cla­mé por qué le pe­ga­ban”, re­cor­dó la ma­má.

RE­CI­BE OFEN­SAS

Ase­gu­ró que el fun­cio­na­rio pú­bli­co res­pon­dió con pa­la­bras ofen­si­vas, ame­na­zán­do­la de que si se­guía re­cla­man­do tam­bién la iban a me­ter presa y que me­jor se fue­ra.

In­ca­paz de po­der ha­cer al­go, re­gre­só a su ca­sa y muy tem­prano re­gre­só al día si­guien­te pa­ra de­jar­le co­mi­da, pe­ro no se la aga­rra­ron y le di­je­ron que no sa­bían de él.

“Así me tu­vie­ron va­rios días. Mi hi­jo ya va a cum­plir ocho días de es­tar de­te­ni­do y hoy (ayer vier­nes) fui a pre­gun­tar y di­je­ron que lo ha­bían tras­la­da­do a Ma­na­gua, a El Chi­po­te, pe­ro me sa­lie­ron con que no es­tá. Fui va­rias ve­ces y lo úni­co que sa­bían de­cir es que no po­dían dar in­for­ma­ción”, di­jo la acon­go­ja­da ma­dre que de­ci­dió re­gre­sar a León, don­de des­pués de es­pe­rar, lo­gró ve­ri­fi­car que de ahí no lo ha­bían mo­vi­do. La abo­ga­da del Ce­nidh, María José Rodríguez, se­ña­ló que la ma­má es de es­ca­so re­cur­sos, su­fre hi­per­ten­sión y es­tu­vo muy mal por es­ta si­tua­ción. “Es­tán ju­gan­do con los fa­mi­lia­res, la fal­ta de in­for­ma­ción crea an­gus­tia a sus fa­mi­lia­res. Apar­te de eso ya trans­cu­rrie­ron las 48 ho­ras es­ta­ble­ci­das pa­ra ser li­be­ra­do, pe­ro ya tie­ne una se­ma­na sin que ha­ya una acu­sa­ción en su con­tra”, ex­pli­có Rodríguez.

“La per­se­cu­ción no se ha ter­mi­na­do. Con­ti­núa el ase­dio y los fa­mi­lia­res de de­te­ni­dos re­ci­ben un tra­to hu­mi­llan­te, se apro­ve­chan del do­lor y la in­ca­pa­ci­dad de ha­cer al­go. Es­to es una vio­la­ción a los de­re­chos hu­ma­nos”, di­jo Rodríguez.

JUAN DA­NIEL CO­REA, EN COS­TA RI­CA, EN UNA MA­NI­FES­TA­CIÓN POR NI­CA­RA­GUA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.