MI­CHE­LLE SA­LAS: «DES­FI­LAR CON MI MA­MÁ FUE MÁ­GI­CO, HA SI­DO UNA DE LAS ME­JO­RES EX­PE­RIEN­CIAS DE MI VI­DA»

Hola Nicaragua - - Cóctel De Noticias - Tex­to: IT­ZIAR ARRIO­LA H.

DES­DE ha­ce unos años, Mi­che­lle Sa­las se ha con­sa­gra­do como una de las «blog­gers» e «in­fluen­cers» más co­no­ci­das del mun­do.

La bis­nie­ta de Sil­via Pi­nal tie­ne el ta­len­to y la be­lle­za de su fa­mi­lia en la san­gre, pe­ro lo que nun­ca pen­só fue que un día tra­ba­ja­ría jun­to a la que de­fi­ne como la per­so­na más im­por­tan­te de su vi­da. Se tra­ta de Step­ha­nie Sa­las, su ma­má. «Ten­go la suerte de te­ner una ma­má jo­ven que es como una ami­ga, pe­ro en la que pue­do con­fiar ple­na­men­te a la ho­ra de pe­dir­le un con­se­jo», de­cía Mi­che­lle en el pa­sa­do al co­men­tar que Step­ha­nie siem­pre le ha fo­men­ta­do ser una per­so­na con los pies en la tie­rra.

La hi­ja de Luis Mi­guel vi­vió un sue­ño ha­ce unas se­ma­nas, des­fi­ló pa­ra Dol­ce & Gab­ba­na en la Se­ma­na de la Mo­da de Mi­lán.

De pri­me­ra mano nos cuen­ta cómo fue es­te mo­men­to.

«Es­ta­ba en el des­fi­le de Tommy Hil­fi­ger, in­vi­té a mi her­ma­na, Ca­mi­la, y es­tá­ba­mos ahí sen­ta­das cuan­do de re­pen­te vi mu­chas lla­ma­das del mis­mo nú­me­ro y no po­día con­tes­tar. Ter­mi­nó el des­fi­le y vol­vie­ron a lla­mar, re­sul­ta que lla­ma­ban de par­te de Dol­ce & Gab­ba­na pa­ra in­vi­tar­me a su des­fi­le en Ita­lia».

Aún con mucha emo­ción, Mi­che­lle se­ña­la: «Yo creí que era pa­ra ir so­lo de in­vi­ta­da pe­ro no, era pa­ra des­fi­lar, ya que con­vo­ca­ron a “mi­llen­nials” que hoy en día es­tán triun­fan­do; me di­je­ron que a mí me ha­bían ele­gi­do de México. Gri­té de ale­gría con mi her­ma­na, por su­pues­to». La gua­pa hi­ja de Luis Mi­guel agre­gó que co­no­cer el «show­room» de la mar­ca fue im­pre­sio­nan­te. «Nun­ca en mi vi­da ha­bía vis­to tan­tos zapatos jun­tos, jo­yas, co­ro­nas, ro­pa. La gen­te de la firma me es­ta­ba di­cien­do cuál iba a ser mi ves­ti­do y mi ma­má es­ta­ba con­mi­go. Los di­se­ña­do­res, Do­me­ni­co y Ste­fano, la vie­ron y pre­gun­ta­ron si ella era mi ma­dre. Les di­je que sí y le pro­pu­sie­ron que des­fi­lá­ra­mos jun­tas, ya que el te­ma del des­fi­le era la fa­mi­lia».

Step­ha­nie es can­tan­te y ac­triz, pe­ro con­fie­sa que ja­más ha­bía mo­de­la­do y que en un prin­ci­pio se ne­gó.

«Pri­me­ro mi ma­má no que­ría, de­cía que qui­zá era un sue­ño que te­nía que vi­vir yo so­la, pe­ro yo es­ta­ba en­can­ta­da. Cuan­do sa­li­mos a la pa­sa­re­la fue un mo­men­to má­gi­co. Ca­mi­nar con ella ha si­do de las me­jo­res ex­pe­rien­cias de mi vi­da, por el he­cho de po­der com­par­tir­lo con al­guien tan im­por­tan­te pa­ra mí como es ella».

A la iz­quier­da, un po­sa­do fa­mi­liar de Mi­che­lle Sa­las jun­to a su ma­dre, Step­ha­nie Sa­las. Arri­ba, el emo­ti­vo mo­men­to en el que des­fi­la­ron jun­tas pa­ra Dol­ce & Gab­ba­na, en Ita­lia. La «blog­ger» de mo­da ac­tual­men­te vi­ve en­tre Madrid y Los Án­ge­les y re­cien­te­men­te ha es­tre­na­do su pro­pio ca­nal en la pla­ta­for­ma

de HO­LA!4u

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.