Jen­ni Pa­loc­sik,

IT Now Nicaragua - - Converge -

Ve­rint.

“Apro­ve­chan­do el soft­wa­re, las or­ga­ni­za­cio­nes pue­den pro­gra­mar ro­bots pa­ra ha­cer di­fe­ren­tes ti­pos de tra­ba­jo, cam­bián­do­los de una ta­rea a otra a me­di­da que cam­bia la de­man­da o cam­bian los vo­lú­me­nes”. el cre­ci­mien­to en los úl­ti­mos 20 años de los ATM, kios­kos au­to­ser­vi­cio, con­ta­do­ras y cla­si­fi­ca­do­ras de mo­ne­das y bi­lle­tes.

Del mis­mo mo­do, el soft­wa­re pa­ra es­cá­ner de do­cu­men­tos, que per­mi­ten mejorar la ca­li­dad de ima­gen in­me­dia­ta­men­te (gi­ro au­to­má­ti­co, re­cor­te de bor­de blan­co, etc) fa­ci­li­tan­do la vi­da al usua­rio, soft­wa­re pa­ra ad­mi­nis­trar flu­jo de pú­bli­co en di­ver­sas ins­ti­tu­cio­nes de ad­mi­nis­tra­ción de co­las virtuales (co­mo Qless) que per­mi­ten a los usua­rios re­cor­tar el tiem­po de su es­ta­día en un 50% en los es­ta­ble­ci­mien­tos es­pe­ran­do por un ser­vi­cio, en­tre otros.

Pe­ro lo que pa­ra el usua­rio es la sim­pli­fi­ca­ción de los pa­gos, pa­ra la em­pre­sa re­pre­sen­ta un pro­ce­so que va des­de la pla­ni­fi­ca­ción, in­ver­sión y has­ta la im­ple­men­ta­ción.

“El desa­rro­llo de cual­quier pro­yec­to es un pro­ce­so. En es­te ca­so, ini­cia­mos con la co­mu­ni­ca­ción host to host con los co­lec­to­res de pa­gos, es­to tie­ne que ver con un te­ma de pre­su­pues­to, es un te­ma de prio­ri­za­ción, es de­cir ¿qué es lo que más les ur­ge o lo más be­ne­fi­cio­so pa­ra los usua­rios? Ha si­do un desa­rro­llo pau­la­tino pe­ro ve­mos co­mo del año pa­sa­do a es­te año, un apro­xi­ma­do del 30% de nues­tros clien­tes que ha­cían pa­gos en ven­ta­ni­lla se han pa­sa­do a rea­li­zar pa­gos elec­tró­ni­cos, es de­cir que va­mos por buen ca­mino ha­cia el ser­vi­cios a nues­tros clien­tes”, ex­pli­có la re­pre­sen­tan­te de Sco­tia­bank.

Uno de los re­tos tam­bién que ha te­ni­do el ban­co es que a pe­sar es que no to­dos los usua­rios son anuen­tes a usar es­te mé­to­do en sus transac­cio­nes.

“El pro­ble­ma es que la gen­te no con­fía en las má­qui­nas pe­ro en la me­di­da en la que ven que sus tran­sac­ser­vi­cios, cio­nes se rea­li­zan sin pro­ble­mas, ga­na­mos esa con­fian­za”, di­jo la ex­per­ta.

Pa­ra el ge­ren­te de IT de Pro­me­ri­ca, uno de los prin­ci­pa­les ha si­do la in­ter­co­ne­xión con los co­lec­to­res. “La in­ter­co­ne­xión es al­go que no de­pen­de di­rec­ta­men­te del ban­co sino del pro­vee­dor con quien ten­gan la co­ne­xión. Cuan­do eje­cu­ta­mos la au­to­ma­ti­za­ción co­mo ser­vi­cio re­que­ri­mos to­da la pla­for­ma”, di­jo Rony Mon­te­rro­za.

Am­bos pro­fe­sio­na­les coin­ci­den en que la au­to­ma­ti­za­ción tie­ne co­mo gran ven­ta­ja la sim­pli­fi­ca­ción en las transac­cio­nes y pro­ce­sos, op­ti­mi­zan­do el tiem­po tan­to de los usua­rios co­mo de los em­plea­dos en las ven­ta­ni­llas de las agen­cia. Ade­más, es mu­cho más eco­nó­mi­co rea­li­zar una transac­ción elec­tró­ni­ca que una fí­si­ca.

Im­ple­men­tan­do la au­to­ma­ti­za­ción co­mo ser­vi­cio

La ra­ma en­fo­ca­da en la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos, par­ti­cu­lar­men­te de ser­vi­cios den­tro de las or­ga­ni­za­cio­nes es lla­ma­da BPM por sus si­glas en 61

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.