La tec­no­lo­gía que for­mó el pre­sen­te

“El hom­bre se­rá ca­paz de lle­var­lo to­do en el bol­si­llo”, di­jo Ni­ko­la Tes­la. Te­nía ra­zón. En la úl­ti­ma dé­ca­da he­mos si­do tes­ti­gos de mini re­vo­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas que cam­bia­ron pa­ra siem­pre la for­ma de ha­cer ne­go­cios.

Mercados & Tendencias Nicaragua - - Sumario - Por Thel­ma Ló­pez thel­ma.lo­pez@gru­po­cer­ca.com

Cuan­do Oba­ma lle­gó a la Ca­sa Blan­ca por pri­me­ra vez, lo pri­me­ro que los agen­tes del ser­vi­cio se­cre­to con­fis­ca­ron fue su Blac­kberry. Era el 2008 y la mar­ca es­ta­ba en la ci­ma de del mer­ca­do de Smartp­ho­ne, so­bre to­do en el seg­men­to cor­po­ra­ti­vo. En­tre las ra­zo­nes, la que pre­do­mi­na­ba era la se­gu­ri­dad, lo pri­me­ro pa­ra Blac­kberry. To­das las trans­mi­sio­nes de in­for­ma­ción eran en­crip­ta­das, lo que re­sul­ta­ba im­por­tan­te en un mo­men­to en el que mu­chos usua­rios em­pe­za­ban a ex­pe­ri­men­tar con transac­cio­nes ban­ca­rias o en­via­ban in­for­ma­ción con­fi­den­cial de sus tra­ba­jos a tra­vés de sus dis­po­si­ti­vos. Ade­más, la ma­yo­ría de dis­po­si­ti­vos con los que com­pe­tía Blac­kberry con­ta­ban con un te­cla­do vir­tual que, pa­ra mu­chos, era un ver­da­de­ro fas­ti­dio y no te­nía la fun­cio­na­li­dad de un te­cla­do fí­si­co de la mar­ca. Eso ha­cía al te­lé­fono ideal pa­ra es­cri­bir, en­viar co­rreos y men­sa­jes de tex­to.

Ha­ce­mos un sal­to en el tiem­po a 2016. Blac­kberry ya no es la mar­ca fa­vo­ri­ta de pre­si­den­tes o em­pre­sa­rios, es una com­pa­ñía que no en­cuen­tra la fór­mu­la pa­ra se­guir en el mer­ca­do. Tras el fra­ca­so de Blac­kberry 10, un nue­vo sis­te­ma ope­ra­ti­vo mó­vil pro­pie­ta­rio, desa­rro­lla­do por Blac­kberry pa­ra su lí­nea de te­lé­fono in­te­li­gen­tes; y con una cuo­ta de mer­ca­do en re­tro­ce­so, anun­cia­ron su sal­to a An­droid con la Blac­kberry Priv. Sin em­bar­go, las ven­tas si­guen por de­ba­jo de lo es­pe­ra­do y de lo que ne­ce­si­ta la em­pre­sa pa­ra so­bre­vi­vir: 600,000 uni­da­des en 2015, fren­te a las 850,000 que es­pe­ra­ban los ana­lis­tas. El pre­si­den­te de la com­pa­ñía, John Chen, en una en­tre­vis­ta a re­vis­ta CIO, con­fir­ma­ba que si es­te úl­ti­mo es­fuer­zo no es ren­ta­ble y el mer­ca­do “no le de­ja” con­se­guir be­ne­fi­cios, se sal­drán del mis­mo. Lo que por aho­ra sí es­tá com­ple­ta­men­te des­car­ta­do, se­gún Chen, es lan­zar más te­lé­fo­nos con Blac­kberry 10. Aún así, la ce­re­za ne­gra fue si­nó­ni­mo de in­no­va­ción y re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, tan­to pa­ra el seg­men­to de usua­rio fi­nal co­mo cor­po­ra­ti­vo. Asi­mis­mo, res­pon­dió a la ne­ce­si­dad de co­mu­ni­ca­ción in­ter­per­so­nal y bús­que­da de in­for­ma­ción a tra­vés de In­ter­net prin­ci­pal­men­te y des­per­tó el seg­men­to de mo­vi­li­dad. A las tec­no­lo­gías re­la­cio­na­das con la ges­tión de los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les y las apli­ca­cio­nes le han se­gui­do In­ter­net de las Co­sas, cloud­com­pu­ting, la im­pre­sión 3D y dis­po­si­ti­vos wea­ra­bles. En cuan­to a cloud, Ora­cle pre­vé que sea una de las más bus­ca­das en los ne­go­cios por­que per­mi­te in­no­var a ma­yor ve­lo­ci­dad, sim­pli­fi­car la ad­mi­nis­tra­ción tec­no­ló­gi­ca y apro­ve­char las me­jo­res prác­ti­cas de las in­dus­trias pa­ra ser es­ca­la­bles, efi­cien­tes y fle­xi­bles. Por otro la­do, la con­sul­to­ra Gart­ner cree que bi­gda­ta, la ad­mi­nis­tra­ción de gran­des vo­lú­me­nes de da­tos, trae­rá más opor­tu­ni­da­des em­pre­sa­ria­les, ace­le­ra­rá el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía glo­bal y crea­rá más em­pleos pa­ra aten­der los da­tos mix­tos y la com­bi­na­ción de los es­truc­tu­ra­dos y no es­truc­tu­ra­dos. A es­te res­pec­to, IDC con­si­de­ra que big da­ta y la ana­lí­ti­ca de da­tos ten­drán un po­ten­cial de va­lor sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra las or­ga­ni­za­cio­nes que se ade­lan­ten a usar­los y su­pe­rarán desafíos de la olea­da de in­for­ma­ción que mar­ca­rá el rum­bo ha­cia el 2020. Jun­to a ellas, avan­za­rán la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos de ser­vi­cio al clien­te, el co­mer­cio mó­vil, bio­tec­no­lo­gía, ope­ra­cio­nes de ma­nu­fac­tu­ra, ad­mi­nis­tra­ción de flo­tas/ ac­ti­vos, edi­fi­cios in­te­li­gen­tes, Smart Grid y vehícu­los co­nec­ta­dos. Mien­tras tan­to, ha­ce­mos un re­co­rri­do por aque­llas tec­no­lo­gías que de­fi­nie­ron el con­cep­to de in­no­va­ción a ni­vel mun­dial y cam­bia­ron la for­ma de ha­cer ne­go­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.