Un mer­ca­do so­lo pa­ra va­lien­tes

To­mar de­ci­sio­nes au­da­ces es una de las cla­ves que ha se­gui­do Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez ( GCP) pa­ra man­te­ner­se por 60 años en el mer­ca­do y vis­lum­brar un cre­ci­mien­to cons­tan­te.

Mercados & Tendencias Nicaragua - - Branded Content -

ven­tar­se con las dé­ca­das que va su­man­do.

Por es­to, Javier Díaz, CEO de Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez, con­si­de­ra que la his­to­ria de la em­pre­sa ha es­ta­do mar­ca­da por tres mo­men­tos cla­ve. El pri­me­ro es 1980, que tra­jo con­si­go la pri­me­ra gran tran­si­ción de la com­pa­ñía: ese año Ri­car­do Pérez Gar­cía tras­pa­só to­das las ac­cio­nes de la com­pa­ñía a sus cin­co hi­jos, de­sig­nan­do a Lei­la Pérez de Al­tie­ri, su hi­ja ma­yor, co­mo pre­si­den­ta del gru­po. La de­ci­sión fue au­daz, en un con­tex­to don­de muy po­cas mu­je­res li­de­ra­ban ne­go­cios en Pa­na­má. La se­gun­da ge­ne­ra­ción apos­tó por la pro­fe­sio­na­li­za­ción del ne­go­cio y la efi­cien­cia in­cre­men­tal en sus ges­tio­nes, que abar­ca­ron to­das las áreas de la em­pre­sa.

Es­ta apues­ta los lle­vó al se­gun­do cam­bio im­por­tan­te. En 1992 los ac­cio­nis­tas crea­ron dos di­vi­sio­nes de ne­go­cio, ca­da una con un pre­si­den­te re­por­tan­do a la Jun­ta Di­rec­ti­va: la Di­vi­sión Au­to­mo­triz, que pa­só a ser li­de­ra­da por Ri­car­do R. Pérez; y por el otro, la Di­vi­sión de Ener­gía, pre­si­di­da por Ro­lan­do E. Pérez.

El 2011, los ac­cio­nis­tas to­ma­ron la de­ci­sión de con­fiar la ad­mi­nis­tra­ción de to­das las em­pre­sas a eje­cu­ti­vos pro­fe­sio­na­les que no son miem­bros de la fa­mi­lia; y crea­ron es­truc­tu­ras de go­bierno que in­clu­yen a los di­rec­to­res ex­ter­nos exis­ten­tes y su­man a miem­bros de la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de la fa­mi­lia Pérez. Los cin­co her­ma­nos pa­sa­ron a di­ri­gir la Jun­ta de Ac­cio­nis­tas y de­sig­na­ron a Ro­dol­fo E. Ica­za, ase­sor de la em­pre­sa du­ran­te más de cua­ren­ta años, pa­ra di­se­ñar la tran­si­ción y asu­mir tan­to la pre­si­den­cia de to­das las jun­tas di­rec­ti­vas así co­mo la po­si­ción de CEO, has­ta el año 2015.

NO­VIEM­BRE 2016

Pa­ra Javier Díaz, es­tos mo­men­tos han si­do vi­ta­les pa­ra cons­truir el ca­rác­ter del gru­po cor­po­ra­ti­vo y sos­te­ner el ne­go­cio du­ran­te 60 años.

Los mo­to­res de la em­pre­sa

En 1956, Ri­car­do Pérez S.A. se con­vir­tió en la quin­ta

EN­TRE­VIS­TA

tes 56 años le me­re­ció en el año 2012 la de­sig­na­ción de dis­tri­bui­dor ex­clu­si­vo de Le­xus en el país, co­yun­tu­ra que con­tri­bu­yó al cre­ci­mien­to de su par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do.

Pe­ro la au­to­mo­triz no es la úni­ca área de in­te­rés pa­ra la em­pre­sa. Se­gún co­men­ta su ac­tual CEO, Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez man­tie­ne des­de ha­ce años una pers­pec­ti­va de 360 gra­dos en su re­la­ción con los clien­tes, que ha con­lle­va­do a la evo­lu­ción es­tra­té­gi­ca en otras ca­te­go­rías de ne­go­cio que tam­bién es­tán aso­cia­das a las ne­ce­si­da­des del con­su­mi­dor.

En los se­ten­tas, Ri­car­do Pérez con­so­li­dó el in­te­rés que des­de 1946 te­nía en la in­dus­tria ener­gé­ti­ca co­mo un po­si­ble mo­tor del ne­go­cio, al ad­qui­rir las ins­ta­la­cio­nes de la Gulf Pe­tro­leum Co. y con ello los de­re­chos de com­pra de com­bus­ti­ble a Re­fi­ne­ría de Pa­na­má. En 1974 ins­cri­bió la Pe­tro­le­ra Na­cio­nal, S.A. y en 1989 creó una mar­ca pro­pia de lu­bri­can­tes y com­bus­ti­bles, de­no­mi­na­da ACCEL. Es­ta fue la úni­ca em­pre­sa ne­ta­men­te pa­na­me­ña en com­pe­ten­cia au­daz con gi­gan­tes in­ter­na­cio­na­les, lo­gran­do 56 es­ta­cio­nes de ser­vi­cio a ni­vel na­cio­nal. En el año 2007, los ac­cio­nis­tas acep­ta­ron la ofer­ta del Gru­po Ter­pel y ven­die­ron la em­pre­sa y la mar­ca ACCEL.

Si bien la em­pre­sa aban­do­nó su par­ti­ci­pa­ción en el sec­tor ener­gé­ti­co, en cam­bio apos­tó por las im­por­tan­tes opor­tu­ni­da­des del cre­ci­mien­to ca­na­le­ro: la lo­gís­ti­ca. En el 2009 ini­ció las obras del Par­que Lo­gís­ti­co Pa­na­má, un com­ple­jo de gran ex­ten­sión cu­yo ob­je­ti­vo es po­ten­ciar su po­si­ción en los al­re­de­do­res del Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de To­cu­men pa­ra ex­pan­dir des­de allí las ope­ra­cio­nes de ser­vi­cios de al­ma­ce­na­je y trans­por­te, así co­mo to­do lo que in­clu­ye la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to.

El plano in­mo­bi­lia­rio es la cuar­ta apues­ta de la com­pa­ñía. En 2013 Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez se aso­ció a Em­pre­sas Bern pa­ra la cons­truc­ción de un com­ple­jo eje­cu­ti­vo con cer­ti­fi­ca­ción LEED, en el ex­clu­si­vo sec­tor de Cos­ta del Es­te, que in­clu­ye lo­ca­les co­mer­cia­les y dos to­rres de ofi­ci­nas, con un área to­tal de 30,000 me­tros cua­dra­dos. En es­te com­ple­jo es­ta­rá ubi­ca­da la se­de cor­po­ra­ti­va a par­tir del 2017.

La in­quie­tud del Gru­po por di­ver­si­fi­car sus ope­ra­cio­nes res­pon­de a una fra­se del mis­mo Díaz: “lo que no me­jo­ra, mue­re”. Por ello la em­pre­sa tie­ne una ló­gi­ca em­pre­sa­rial que gi­ra en torno al desafío au­to­im­pues­to, es­ta­ble­cien­do re­tos y me­tas au­da­ces. “Una de las for­ta­le­zas que ha te­ni­do la em­pre­sa es su ca­pa­ci­dad de cam­biar y de ajus­tar­se a cual­quier si­tua­ción eco­nó­mi­ca u opor­tu­ni­dad que se pre­sen­te en el mer­ca­do pa­ra po­der­la aprovechar”, apun­ta.

Por aho­ra, Díaz ase­gu­ra que la em­pre­sa no es­tá pla­nean­do in­cur­sio­nar en otro sec­tor pues la es­tra­te­gia se con­cen­tra en man­te­ner su di­fe­ren­cia­ción den­tro de las áreas de ne­go­cio que ma­ne­ja

En el 2000 se ven­dían en el país al­re­de­dor de 14,000 vehícu­los nue­vos anual­men­te; hoy la de­man­da del mer­ca­do as­cen­dió a los 60,000 vehícu­los.

ac­tual­men­te. Es­ta es­tra­te­gia im­pli­ca tam­bién en­fo­car su cre­ci­mien­to a lo in­terno del país, por lo que des­car­ta que la em­pre­sa sal­ga de nues­tras fron­te­ras en el corto pla­zo.

“A me­di­da que va­ya­mos con­so­li­dan­do nues­tro mo­de­lo de ne­go­cio en Pa­na­má, su efec­ti­vi­dad nos po­dría abrir opor­tu­ni­da­des en otros paí­ses, pe­ro por aho­ra no hay na­da con­cre­to”, re­cal­ca el CEO.

Y no se preo­cu­pan por eso. De acuer­do con Díaz, el mer­ca­do pa­na­me­ño es un mer­ca­do ma­du­ro y bas­tan­te avan­za­do en com­pa­ra­ción al res­to de la re­gión. Con una po­bla­ción cer­ca­na a los 4 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, se ven­den más de 60 mil vehícu­los nue­vos al año, por lo que pro­nos­ti­ca que siem­pre exis­te la opor­tu­ni­dad de cre­cer en los sub-seg­men­tos, con las mar­cas que re­pre­sen­tan. “Y va­mos a se­guir bus­can­do opor­tu­ni­da­des con ca­da ti­po de clien­te, con la in­ten­ción de siem­pre agre­gar va­lor”, afir­ma.

Ac­tual­men­te, Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez an­ti­ci­pa una par­ti­ci­pa­ción es­ta­ble en el mer­ca­do au­to­mo­triz pa­na­me­ño. Díaz es­ti­ma que las ven­tas to­ta­les del sec­tor al fi­na­li­zar el 2016 se­rán si­mi­la­res a las del año pa­sa­do, que ron­da­ron las 64,000 uni­da­des nue­vas, man­te­nien­do ellos una cuo­ta más o me­nos es­ta­ble de 14,000 a 15,000 uni­da­des en­tre las mar­cas To­yo­ta, Le­xus e Hino.

La con­fian­za re­cae en la evo­lu­ción del con­su­mi­dor pa­na­me­ño y en la con­so­li­da­ción de una po­bla­ción jo­ven y con po­der ad­qui­si­ti­vo. Se­gún de­ta­lla, ha­ce 15 años se ven­dían al­re­de­dor de 14,000 vehícu­los, ci­fra que se ha cua­dru­pli­ca­do. Tam­bién, las ten­den­cias apun­tan a un cre­ci­mien­to en la de­man­da de vehícu­los hí­bri­dos: del to­tal de las ven­tas de Le­xus en el país, el 60% co­rres­pon­de a mo­de­los con mo­to­res más efi­cien­tes, que aho­rran com­bus­ti­ble y tie­nen un re­du­ci­do im­pac­to am­bien­tal.

NO­VIEM­BRE 2016

La vi­sión del lí­der

Con 45 años, Javier Díaz es uno de los eje­cu­ti­vos más jó­ve­nes en li­de­rar el gru­po. En el 2002 em­pe­zó a tra­ba­jar en Ri­car­do Pérez S.A., la di­vi­sión au­to­mo­triz del con­glo­me­ra­do, ocu­pan­do el pues­to de Ge­ren­te Co­mer­cial. Pos­te­rior­men­te fue es­ca­lan­do po­si­cio­nes has­ta asu­mir la Vi­ce­pre­si­den­cia de Ven­tas, la Vi­ce­pre­si­den­cia Eje­cu­ti­va y la Ge­ren­cia Ge­ne­ral, pa­ra con­ver­tir­se en 2015 en el CEO del Gru­po.

Su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal en la com­pa­ñía le ha en­se­ña­do la im­por­tan­cia de tra­ba­jar en equi­po y so­bre to­do, de con­fiar en la vi­sión de los de­más. “A ve­ces uno cree que tie­ne que sa­ber­lo to­do y he apren­di­do que no es así, el tra­ba­jo en equi­po es fun­da­men­tal, ge­ne­rar con­fian­za, ha­blar con fran­que­za, tra­zar ob­je­ti­vos cla­ros y co­mu­nes con el equi­po; además, em­po­de­rar a los lí­de­res pa­ra que cum­plan las me­tas sin de­jar de exi­gir la ren­di­ción de cuen­tas”, co­men­ta.

NO­VIEM­BRE 2016

Díaz re­cal­ca que una de las for­ta­le­zas del gru­po ha si­do pre­ci­sa­men­te uno de los ma­yo­res re­tos en su ges­tión. La ca­pa­ci­dad de la em­pre­sa de cam­biar y ajus­tar­se a cual­quier si­tua­ción eco­nó­mi­ca u opor­tu­ni­dad que se pre­sen­te en el mer­ca­do desafía cons­tan­te­men­te su la­bor y lo obli­ga a es­tar aler­ta y pre­pa­ra­do. Por otro la­do, acep­ta, man­te­ner la si­ner­gia en­tre la em­pre­sa fa­mi­liar y la iden­ti­fi­ca­ción de ca­da co­la­bo­ra­dor con esa fi­lo­so­fía es otro de los gran­des re­tos que de­be ges­tio­nar cons­tan­te­men­te. Aun­que la em­pre­sa ya no es ma­ne­ja­da di­rec­ta­men­te por la fa­mi­lia, Díaz es fir­me en re­cal­car que con­ser­va los mis­mos va­lo­res y es­pí­ri­tu de sus ini­cios.

Pe­ro tra­ba­jar con una mar­ca glo­bal, que tie­ne una iden­ti­dad pro­pia, es un desafío tan­to pa­ra el lí­der co­mo pa­ra la em­pre­sa que la re­pre­sen­ta. En­con­trar un equi­li­brio en­tre cum­plir con los ob­je­ti­vos de To­yo­ta y se­guir la vi­sión de GCP no es una ta­rea sen­ci­lla, pe­ro las coin­ci­den­cias éti­cas y co­mer­cia­les lo ha­cen po­si­ble. Díaz co­men­ta que a lo lar­go­de 60 años Ri­car­do Pérez S.A. ha lo­gra­do desa­rro­llar una re­la-

Es­ta­mos en me­jor po­si­ción que otras em­pre­sas au­to­mo­tri­ces pre­ci­sa­men­te por la post­ven­ta JAVIER DÍAZ, CEO de Gru­po Cor­po­ra­ti­vo Pérez.

ción de van­guar­dia con To­yo­ta Mo­tor Cor­po­ra­tion, que ha traí­do be­ne­fi­cios im­por­tan­tes co­mo la dis­tri­bu­ción de Le­xus, la mar­ca Pre­mium. La fór­mu­la, ase­gu­ra, ha si­do ali­near los ob­je­ti­vos pro­pios a los de la com­pa­ñía ja­po­ne­sa, de for­ma que to­do ca­mi­ne so­bre una mis­ma lí­nea. “Además te­ne­mos ex­ce­len­tes re­la­cio­nes de con­fian­za con los eje­cu­ti­vos de nues­tros pro­vee­do­res, de­mos­tra­mos re­sul­ta­dos y nos ayu­da­mos mu­tua­men­te”, ase­gu­ra.

De mo­men­to, la vi­sión de Ri­car­do Pérez S.A. se con­cen­tra en un factor es­pe­cí­fi­co del gi­ro de ne­go­cios: la post­ven­ta. “Allí es don­de hemos in­ver­ti- do más re­cur­sos fi­nan­cie­ros, hu­ma­nos, y más tiem­po a lo lar­go de los úl­ti­mos 8 años, por­que es don­de una mar­ca y una em­pre­sa le agre­gan va­lor a su pro­duc­to. Pen­sa­mos que es­ta­mos en me­jor po­si­ción que otras em­pre­sas au­to­mo­tri­ces pre­ci­sa­men­te por la post­ven­ta”, de­ta­lla.

A cri­te­rio de Díaz, el ver­da­de­ro re­to dia­rio no es ven­der un au­to, sino man­te­ner en el tiem­po una re­la­ción de fi­de­li­dad y de va­lor su­pe­rior con los clien­tes. Por eso, las in­ver­sio­nes re­cien­tes de la em­pre­sa se en­fo­can en lo­ca­cio­nes es­tra­té­gi­cas pa­ra aten­der la de­man­da ac­tual, con ser­vi­cios de una ho­ra pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del clien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.