¿En­se­ñar lo que pi­den o lo que ne­ce­si­tan?

Mercados & Tendencias Nicaragua - - ESPECIAL M&T JOVEN - Por Ale­jan­dra Or­dó­ñez ale­jan­dra.or­do­nez@gmail.com

El re­nom­bra­do pro­fe­sor Sebastian Th­run agi­tó el de­ba­te so­bre el fu­tu­ro de las uni­ver­si­da­des, lue­go de aban­do­nar su tra­ba­jo en Stan­ford por ofre­cer lec­cio­nes gra­tui­tas, a cual­quier per­so­na del mun­do a tra­vés de una pla­ta­for­ma di­gi­tal a la que lla­mó Uda­city.

A lo que Th­run se ne­gó res­pon­de a un nue­vo pa­ra­dig­ma de la edu­ca­ción su­pe­rior ac­tual, ex­pli­ca Va­nes­sa Gib­son Di­rec­to­ra de Desa­rro­llo Cor­po­ra­ti­vo y Cli­ma de In­ver­sión de la Coa­li­ción Cos­ta­rri­cen­se de Ini­cia­ti­vas del Desa­rro­llo (Cin­de), que im­pli­ca que el sta­tus quo de los gran­des cen­tros de en­se­ñan­za es­tá sien­do cues­tio­na­do, so­bre la ne­ce­si­dad de de­mo­cra­ti­zar el co­no­ci­mien­to y pa­sar del mo­de­lo de ca­rre­ras a uno de com­pe­ten­cias.

Lo an­te­rior tie­ne que ver con los cam­bios en los mo­de­los pro­duc­ti­vos mun­dia­les, los cua­les es­tán pre­sio­nan­do a las em­pre­sas a bus­car pro­fe­sio­na­les más in­te­gra­les. A pe­sar de es­to, la reali­dad de la re­gión mues­tra que es­ta­mos aún le­jos de vi­vir la mis­ma dis­cu­sión. Aquí, los mi­llen­nials si­guen de­man­dan­do ca­rre­ras tra­di­cio­na­les, lo cual en­tra en confl ic­to con lo que el mis­mo mer­ca­do an­da bus­can­do.

Las 27 uni­ver­si­da­des pú­bli­cas que agru­pa el Con­se­jo Su­pe­rior Uni­ver­si­ta­rio Cen­troa­me­ri­cano (CSUCA) son tes­ti­gos cla­ve en una ten­den­cia ya sa­bi­da y cri­ti­ca­da por el sec­tor pro­duc­ti­vo: las cien­cias so­cia­les y hu­ma­ni­da­des con­quis­tan la men­te de los es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios de la re­gión.

En or­den de ma­yor de­man­da, a es­tas le si­guen las ca­rre­ras de in­ge­nie­ría y tec­no­lo­gía, así co­mo las cien­cias eco­nó­mi­cas y ad­mi­nis­tra­ti­vas, y las cien­cias na­tu­ra­les, se­gún da­tos del CSUCA.

El pa­no­ra­ma va­ría en las 226 ins­ti­tu­cio­nes su­pe­rio­res pri­va­das que im­par­ten cla­ses en la re­gión, por ejem­plo en Gua­te­ma­la, las in­ge­nie­rías son de las ca­rre­ras más de­man­da­das a ni­vel de pre­gra­do, de igual ma­ne­ra las re­la­cio­na­das con las cien­cias so­cia­les y las cien­cias pu­ras es­tán muy bien po­si­cio­na­das.

La de­man­da de las uni­ver­si­da­des pri­va­das en la re­gión se ali­nea un po­co más a las ten­den­cias mun­dia­les. Se­gún la Red Lau­rea­te, con más de 70 uni­ver­si­da­des aso­cia­das en el mun­do, la ma­trí­cu­la de es­tu­dian­tes nue­vos se re­par­te en: 27% Ad­mi­nis­tra­ción y Ne­go­cios; 21% Cien­cias de la Sa­lud; 18% In­ge­nie­rías y Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción; y 7% Ar­qui­tec­tu­ra.

Al con­tra­rio de la ten­den­cia mos­tra­da por las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas en la re­gión, la de­man­da por las ca­rre­ras de Edu­ca­ción, Le­yes y Co­mu­ni­ca­cio­nes es me­nor al 6% pa­ra

A la fe­cha, so­lo un 5% de las ca­rre­ras que se ofre­cen en las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas de Cen­troa­mé­ri­ca han si­do acre­di­ta­das. CON­SE­JO SU­PE­RIOR UNI­VER­SI­TA­RIO CEN­TROA­ME­RI­CANO

ES­PE­CIAL M& T JO­VEN

ca­da ca­so, se­gún los da­tos de Lau­rea­te.

Lo an­te­rior lan­za una dis­yun­ti­va ya co­no­ci­da en la edu­ca­ción su­pe­rior re­gio­nal, pues la de­man­da por par­te de los es­tu­dian­tes no ca­mi­na en la mis­ma vía que la del sec­tor pri­va­do. Pa­ra Ot­to Ri­ve­ra, vi­ce­pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo de la Cá­ma­ra de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción (CAMTIC) de Cos­ta Ri­ca, es­te es un te­ma al que de­be pres­tar­se aten­ción in­me­dia­ta.

“Es ur­gen­te con­tar con ta­len­to hu­mano ade­cua­do y es­pe­cia­li­za­do, pa­ra lo­grar el cre­ci­mien­to y la efi­cien­cia del sec­tor de tec­no­lo­gías di­gi­ta­les, el cual pro­du­ce rá­pi­da­men­te ré­di­tos eco­nó­mi­cos y de pro­duc­ti­vi­dad”, ase­gu­ra el vo­ce­ro de CAMTIC.

Un re­pa­so por la de­man­da aca­dé­mi­ca en ca­da país mues­tra que el re­to se­ña­la­do por Ri­ve­ra no es pro­pio de Cos­ta Ri­ca. Juan Al­fon­so Fuen­tes So­ria, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del CSUCA, ha­ce én­fa­sis en que aun­que no exis­te in­for­ma­ción con­so­li­da­da so­bre la ofer­ta aca­dé­mi­ca de la re­gión, se co­no­ce que las ca­rre­ras de gra­do ma­ne­jan una ofer­ta “es­ta­ble y po­co cam­bian­te”, en tan­to que el área de pos­gra­dos “es muy va­ria­ble de­bi­do a la au­to­sos­te­ni­bi­li­dad de sus pro­gra­mas”.

Ni­ca­ra­gua se une a la ten­den­cia de Gua­te­ma­la, don­de las ca­rre­ras de in­ge­nie­ría tam­bién son las que pre­sen­tan ma­yor de­man­da, de acuer­do con in­for­ma­ción de la Fun­da­ción Ni­ca­ra­güen­se pa­ra el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co y So­cial (FUNIDES). En es­ta área, op­cio­nes co­mo la in­ge­nie­ría co­mer­cial y la in­dus­trial son de las más ape­te­ci­das por los es­tu­dian­tes.

Por otro la­do, en Hon­du­ras, el área de for­ma­ción téc­ni­ca y tec­no­ló­gi­ca tie­ne su prin­ci­pal de­man­da en el sec­tor sa­lud, es­pe­cí­fi­ca­men­te con ca­rre­ras co­mo la ra­dio­tec­no­lo­gía y te­ra­pia fí­si­ca, se­gún la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Hon­du­ras (UNAH).

“A raíz de esa de­man­da y a la ne­ce­si­dad que hay en el mer­ca­do la­bo­ral se es­pe­ra que la pre­sión que se tie­ne so­bre esas dos ca­rre­ras se dis­tri­bu­ya en nue­vos pla­nes a ni­vel na­cio­nal en la fa­cul­tad de Me­di­ci­na, Quí­mi­ca, Far­ma­cia y Odon­to­lo­gía”, in­for­ma la en­ti­dad.

En sue­lo ti­co, la de­man­da uni­ver­si­ta­ria es com­par­ti­da por tres áreas: Edu­ca­ción, Cien­cias So­cia­les y Cien­cias Eco­nó­mi­cas, las cua­les in­cor­po­ran el 58% de la ofer­ta de ca­rre­ras, se­gún da­tos del úl­ti­mo In­for­me Es­ta­do Na­ción. Es­to sus­ten­ta la acu­sa­ción rea­li­za­da por el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de CAMTIC, quien es cla­ro al in­sis­tir en que “co­mo país so­mos muy exi­to­sos en tec­no­lo­gías di­gi­ta­les, pe­ro si no te­ne­mos el per­so­nal ca­pa­ci­ta­do y con co­no­ci­mien­to del in­glés, no po­de­mos tra­ba­jar”.

En bus­ca de nue­vas es­pe­cia­li­da­des

Aun­que la de­man­da aca­dé­mi­ca se ha man­te­ni­do es­ta­ble, en los úl­ti­mos 10 años las uni­ver­si­da­des de la re­gión han te­ni­do que po­ner­se a tono con el fe­nó­meno de la glo­ba­li­za­ción, por lo que han op­ta­do por ha­cer cier­tos ajus­tes y de­fi­nir nue­vos en­fo­ques en­ca­mi­na­dos a al­can­zar un re­di­se­ño cu­rri­cu­lar.

Ob­te­ner un tí­tu­lo a ni­vel de li­cen­cia­tu­ra ya no es, por re­gla, el fi­nal de la tra­yec­to­ria uni­ver­si­ta­ria. Ca­da vez más, la ofer­ta de pos­gra­dos en la re­gión se am­plía con la fi­na­li­dad pro­por­cio­nar más op­cio­nes de es­pe­cia­li­za­ción y con ello, la po­si­bi­li­dad de me­jo­res opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les.

En Hon­du­ras, la de­man­da de los di­fe­ren­tes pro­gra­mas de pos­gra­do se ha in­cre­men­ta­do de­bi­do a la ne­ce­si­dad que exis­te de di­ver­si­fi­car las áreas de co­no­ci­mien­to. Tal es el ca­so de las Cien­cias So­cia­les, don­de las maes­trías de Es­ta­do, Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas y So­cio­lo­gía han pro­li­fe­ra­do, ex­pli­ca Luis Alon­zo, je­fe del De­par­ta­men­to de Po­lí­ti­ca de In­ves­ti­ga­ción Cien­tí­fi­ca y Pos­gra­dos de la UNAH.

Pa­ra Alon­zo, el ob­je­ti­vo es que la ofer­ta co­rres­pon­da no tan­to a una de­man­da sino que sa­tis­fa­ga la ne­ce­si­dad de for­mar pro­fe­sio­na­les que res­pon­dan a los di­ver­sos pro­ble­mas que tie­ne el país.

En el ca­so de Gua­te­ma­la, cons­tan­tes aná­li­sis del mer­ca­do rea­li­za­dos por la Uni­ver­si­dad del Va­lle de Gua­te­ma­la (UVG) de­ter­mi­na­ron la ne­ce­si­dad de es­pe­cia­li­da­des en el ám­bi­to ju­di­cial y fo­ren­se, de­ri­va­do de los cam­bios en di­cha ma­te­ria que se han da­do en el país co­mo con­se­cuen­cia del “des­ta­pe” de va­rios ca­sos de co­rrup­ción. Di­cho pa­no­ra­ma dio lu­gar al desa­rro­llo de una maes­tría so­bre com­por­ta­mien­to no ver­bal y de­tec­ción del en­ga­ño, por ejem­plo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.