En lí­nea y en fi­las cien­tos bus­can en­tra­das al nue­vo Es­ta­dio

To­do el día. Des­de las seis de la mañana em­pe­za­ron a lle­gar los afi­cio­na­dos, para com­prar sus bo­le­tos para la se­rie inau­gu­ral en­tre Nicaragua y Tai­wán. En lí­nea mu­chos ad­qui­rie­ron sus en­tra­das

Metro (Nicaragua) - - NOTICIAS - HA­ROLD BRI­CE­ÑO TORREZ

Des­de la mañana de ayer dio ini­cio la ven­ta de bo­le­tos en las ta­qui­llas del nue­vo Es­ta­dio Na­cio­nal de Béis­bol De­nis Mar­tí­nez para la se­rie inau­gu­ral an­te la se­lec­ción de Tai­wán, los días 20, 21 y 22 de oc­tu­bre.

Al lu­gar acu­die­ron de­ce­nas de per­so­nas, al­gu­nas de ellas lle­ga­ron mu­cho an­tes de las seis de la mañana, con el fin de ase­gu­rar la com­pra de los bo­le­tos.

Di­dier Es­pi­no­za lle­gó cua­tro ho­ras an­tes de que abrie­ra la ta­qui­lla para com­prar sus bo­le­tos. Esa era su úni­ca in­ten­ción, ad­qui­rir cin­co en­tra­das en la sec­ción de ho­me pla­te para el pri­mer jue­go de la se­rie inau­gu­ral en­tre las se­lec­cio­nes de Nicaragua y Tai­wán, pe­ro con­si­guió más que eso, pues se con­vir­tió, de for­ma ofi­cial, en el pri­mer afi­cio­na­do en com­prar un tic­ket en la ta­qui­lla del nue­vo pa­la­cio del béis­bol na­cio­nal.

Al igual que Di­dier, cen­te­na­res de ni­ca­ra­güen­ses, mo­vi­dos por el en­tu­sias­mo de ha­cer his­to­ria es­tan­do en la inau­gu­ra­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra de­por­ti­va más im­por­tan­te del país, lle­ga­ron des­de muy tem­prano a con­se­guir su bo­le­to, pe­se a las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas en las que ama­ne­ció la ca­pi­tal. Ni­ños, jóvenes, adul­tos y ancianos lle­ga­ron al nue­vo co­lo­so con la mi­sión de ob­te­ner una o más en­tra­das para la se­rie que se ju­ga­rá los días 20, 21 y 22 del mes en cur­so.

Tres ven­ta­ni­llas

De las más de 14 ven­ta­ni­llas con las que cuen­ta el nue­vo Es­ta­dio Na­cio­nal Den­nis Mar­tí­nez, so­lo tres fun­cio­na­ron en el pri­mer día de co­mer­cia­li­za­ción de bo­le­tos, lo que dio co­mo re­sul­ta­do un tar­da­do pro­ce­so de ven­tas.

Las tres ven­ta­ni­llas dis­po­ni­bles fue­ron dis­tri­bui­das de la si­guien­te ma­ne­ra: una para las en­tra­das de 300 cór­do­bas en ade­lan­te (VIP, mez­za­ni­ne te­rreno, ho­me pla­te, mez­za­ni­ne ho­me pla­te), otra úni­ca­men­te para las de 150 (pre­fe­ren­te) y otra para las de 60 (jar­dín de­re­cho). De las tres, la que te­nía la fi­la más ex­ten­sa era la pri­me­ra.

Tan­ta era la di­fe­ren­cia en­tre una sec­ción y otra, que una per­so­na du­ra­ba apro­xi­ma­da­men­te dos ho­ras para com­prar bo­le­tos de 300 cór­do­bas o más, mien­tras que al­guien que bus­ca­ba en­tra­das de 150 o 60 cór­do­bas po­día tar­dar me­nos de una ho­ra, in­clu­so me­nos de 20 mi­nu­tos.

La ra­zón de usar so­lo tres del to­tal de ven­ta­ni­llas del es­ta­dio no pu­do sa­ber­se. Me­tro con­sul­tó so­bre es­te te­ma a los miem­bros de la em­pre­sa To­do­tic­ket, en­car­ga­dos de la bo­le­te­ría, pe­ro di­je­ron que por el mo­men­to no po­dían ha­blar del te­ma.

Vie­jos re­cuer­dos

En­tre quie­nes lle­ga­ron en ho­ras tem­pra­nas al nue­vo Den­nis Mar­tí­nez, es­ta­ba un gru­po de ju­bi­la­dos que ade­más de te­ner en co­mún sus tan­tos años com­par­tían la ex­pe­rien­cia de ha­ber si­do tes­ti­gos de la inau­gu­ra­ción del vie­jo Es­ta­dio Na­cio­nal Den­nis Mar­tí­nez.

“Yo te­nía co­mo sie­te años cuan­do se inau­gu­ró el es­ta­dio vie­jo”, con­tó Roberto Men­do­za, quien ade­más ma­ni­fes­tó que “hay mu­chas co­sas di­fe­ren­tes en com­pa­ra­ción con aquel año 1948, en aquel en­ton­ces la ven­ta de bo­le­tos era dis­tin­ta”.

/ BISMARCK PI­CA­DO

La fi­la era enor­me para po­der ad­qui­rir las pri­me­ras en­tra­das dis­po­ni­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.