RE­FU­GIA­DOS NI­CAS ME­JO­RA­RÁN ECO­NO­MÍA TI­CA

Metro (Nicaragua) - - PORTADA - RA­FAEL LA­RA

El Cen­tro Ni­ca­ra­güen­se de De­re­chos Hu­ma­nos (Ce­nidh) con­si­de­ró que la apro­ba­ción de en­tre­gar per­mi­sos de tra­ba­jo a los ni­ca­ra­güen­ses en Cos­ta Ri­ca, es una me­di­da que be­ne­fi­cia­rá a los que so­li­ci­tan re­fu­gio, pe­ro tam­bién a la eco­no­mía de ese país, se­gún or­ga­ni­za­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos que se­ña­la­ron que esa pro­pues­ta se dis­cu­tió con las au­to­ri­da­des cos­ta­rri­cen­ses.

Sal­va­dor Ma­ren­co, abo­ga­do del Ce­nidh, ca­li­fi­có de acer­ta­da la me­di­da que el Go­bierno de Cos­ta Ri­ca es­tá apli­can­do a los ni­ca­ra­güen­ses que es­tán en su te­rri­to­rio hu­yen­do de la re­pre­sión del Go­bierno de Ni­ca­ra­gua.

“El Ce­nidh es­tu­vo del 15 al 18 de oc­tu­bre en Cos­ta Ri­ca, y se tu­vo la opor­tu­ni­dad de en­tre­vis­tar a de­ce­nas de per­so­nas. Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas por la cual to­dos cla­ma­ban, es la fal­ta de ac­ce­so al tra­ba­jo. Ori­gi­nal­men­te no bas­ta­ba con te­ner un car­né de re­fu­gia­do, tam­bién ha­bía que pe­dir un per­mi­so pa­ra tra­ba­jar, pe­ro pa­ra es­to el pro­ce­so era lar­go”, co­men­tó el li­cen­cia­do Ma­ren­co.

El pro­ce­so nor­mal era pri- me­ra­men­te so­li­ci­tar re­fu­gio y pa­ra te­ner la ci­ta de en­tre­vis­ta trans­cu­rría tres me­ses y te da­ban un do­cu­men­to pro­vi­sio­nal, pa­ra es­pe­rar otros tres me­ses pa­ra acu­dir a la se­gun­da en­tre­vis­ta en es­pe­ra del car­né de re­fu­gia­do y has­ta en­ton­ces po­der ha­cer la so­li­ci­tud pa­ra el per­mi­so de tra­ba­jo.

El abo­ga­do in­di­có que co­mo or­ga­ni­za­ción de de­re­chos hu­ma­nos ven con bue­nos ojos la me­di­da del Go­bierno cos­ta­rri­cen­se de re­du­cir trá­mi­tes y agi­li­zar la ges­tión del per­mi­so la­bo­ral.

Pa­ra Ma­ren­co lo que cam­bia es lo si­guien­te: “Con la sim­ple en­tre­ga del car­né pro­vi­sio­nal ya se pue­de so­li­ci­tar el per­mi­so de tra­ba­jo”.

Ma­ren­co in­ter­pre­ta que la me­dia be­ne­fi­cia­rá a los ni­ca­ra­güen­ses, ya que mu­chos de ellos vi­ven en par­ques y de la ca­ri­dad y en cen­tros de re­fu­gio.

Sin em­bar­go, tam­bién se­rá benéfico pa­ra el Go­bierno de Cos­ta Ri­ca, por­que to­da esa ma­sa agre­ga­da a su país, por la cri­sis ni­ca­ra­güen­se, se lo­gra­rá in­te­grar al mer­can­do la­bo­ra y for­ma­rán par­te de la fuer­za pro­duc­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.