¡Ci­vi­lis­ta vis­to, ci­vi­lis­ta muer­to!

Crítica - - NACIONAL -

Nue­va­men­te a la ex­mi­nis­tra y excandidata pre­si­den­cial, Bal­bi­na He­rre­ra, le re­cor­da­ron su "os­cu­ro pa­sa­do" en me­dio de la au­dien­cia de ayer en el ca­so pin­cha­zos, con­tra el ex­pre­si­den­te Ricardo Mar­ti­ne­lli.

Quien lo hi­zo fue el abo­ga­do Sid­ney Sit­tón, del equi­po le­gal de Mar­ti­ne­lli. Esto, lue­go de que He­rre­ra y otras fi­gu­ras de la par­te acu­sa­do­ra opi­na­ran que la gra­ve si­tua­ción de sa­lud del ex­man­da­ta­rio no es más que una tre­ta pa­ra eva­dir es­tar en la cár­cel El Re­na­cer, a pe­sar de que es­te es un hecho co­rro­bo­ra­do por mé­di­cos del Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio, tres car­dió­lo­gos y la di­rec­ción mé­di­ca del Hos­pi­tal San­to To­más.

Sit­tón -en me­dio de la au­dien­cia an­te el ma­gis­tra­do de ga­ran­tías Jerónimo Me­jía- la­men­tó que actualmente el San­to To­más esté "mi­li­ta­ri­za­do", debido a ór­de­nes del mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad, Ale­xis Bet­han­court, por es­tar ahí in­ter­na­do Mar­ti­ne­lli.

"Ca­da vez que me sien­to aquí, re­cuer­do las tor­tu­ras en tiem­po de la dic­ta­du­ra que se me in­fli­gie­ron en el G2 y en la cár­cel Mo­de­lo, en don­de fui tres veces hués­ped, y de don­de sa­lí gra­cias a la ges­tión del hoy di­fun­to mon­se­ñor Mar­cos Gre­go­rio McG­rath", re­cor­dó Sit­tón. "Y ja­más acu­sé des­pués, cuan­do vino la de­mo­cra­cia, a nin­guno de los que en ese mo­men­to decían 'ci­vi­lis­ta vis­to, ci­vi­lis­ta muer­to'".

A Bal­bi­na se le atri­bu­ye esa fra­se cuan­do ejer­cía como al­cal­de­sa de San Mi­gue­li­to (1984-1989) y se desa­rro­lla­ban las pro­tes­tas con­tra el ré­gi­men mi­li­tar.

Ayer en la au­dien­cia, Bal­bi­na He­rre­ra de­nun­ció que fue gol­pea­da con una bo­te­lla plás­ti­ca lle­na de agua que le lan­za­ron an­te­no­che ma­ni­fes­tan­tes del CD y re­cla­mó una ade­cua­da se­gu­ri­dad por par­te de la Po­li­cía y los agen­tes del Ór­gano Ju­di­cial.

El 30 de agos­to de 1987, el pa­na­de­ro Ar­man­do Mo­rán Nú­ñez fue ase­si­na­do a ti­ros por ele­men­tos pa­ra­mi­li­ta­res cuan­do par­ti­ci­pa­ba en una mar­cha de la Cru­za­da Ci­vi­lis­ta, a la al­tu­ra de la an­ti­gua es­ta­tua Roo­se­velt. Lue­go, el 13 de sep­tiem­bre de ese mis­mo año, hubo otro ase­si­na­to en otra mar­cha de la Cru­za­da Ci­vi­lis­ta, en San Mi­gue­li­to. Carlos Guz­mán Baú­les, de 49 años, re­ci­bió un dis­pa­ro en la ca­be­za a la al­tu­ra de la ga­ri­ta 180 del dis­tri­to, ubi­ca­da fren­te al cru­ce ha­cia la Tum­ba Muer­to.

El 13 de sep­tiem­bre de 1987 se desa­rro­lla­ba una ma­ni­fes­ta­ción des­de Las Cum­bres hasta San Mi­gue­li­to, pa­ra re­cor­dar el cruel ase­si­na­to del mé­di­co Hugo Spa­da­fo­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.