LUIS AL­BER­TO SA­LÓN

Hola Panama - - 30 Minutos Con... - Pe­rio­dis­ta: ELI­ZA­BETH CAN­TÚ MACÍAS Fo­to­gra­fía: FRANZ PAVÁN

SU SON­RI­SA PER­MA­NEN­TE, ca­ris­ma y ai­re ju­ve­nil son al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas que más lo de­fi­nen. Co­mo aman­te de la sen­sua­li­dad en su má­xi­mo es­plen­dor, Luis Al­ber­to es un es­ti­lis­ta pa­na­me­ño que se ha es­pe­cia­li­za­do en ex­plo­rar y des­cu­brir no­ve­do­sas ten­den­cias y com­pren­der la cul­tu­ra de otras na­cio­nes pa­ra con­tri­buir en su que­ri­do Pa­na­má, el gus­to por el uso de nuevos cor­tes, co­lo­res y for­mas. Dis­fru­ta co­mo nin­guno de la mú­si­ca, sus ami­gos, y de pa­sar­la bien jun­to a su fa­mi­lia. Su pa­sión por via­jar por los dis­tin­tos con­ti­nen­tes lo ha lle­va­do a rein­ven­tar­se y sen­tir esa li­ber­tad que tan­to va­lo­ra y ama.

Por las ma­nos de es­te pro­fe­sio­nal de la be­lle­za, pa­san ca­da día las in­nu­me­ra­bles me­le­nas de sus clien­tas, a las que cui­da y con­sien­te, pa­ra que es­tén siem­pre hi­dra­ta­das, bri­llan­tes y sa­nas, y en­tre un sin­fín de to­na­li­da­des de tin­tu­ras, les da vi­da y ca­ri­ño. Es pre­ci­sa­men­te esa bue­na vi­bra que co­rre por Luis Al­ber­to, lo que im­preg­na en ca­da una de sus crea­cio­nes, brin­dán­do­le un to­que par­ti­cu­lar y dis­tin­ti­vo que mar­ca con su es­ti­lo.

Mar­can­do pau­tas de es­ti­lo

¿Cuá­les son las ten­den­cias en cuan­to a es­ti­lo de cor­te, tra­ta­mien­to y co­lor pa­ra el 2016-2017?

La ten­den­cia pa­ra lle­var el cabello son ca­be­lle­ras lar­gas y me­dia­nas, las cua­les de­ben es­tar siem­pre muy hi­dra­ta­das, ya que lu­cir un cabello sano es pri­mor­dial. Mu­chos co­lo­res cá­li­dos o com­bi­na­cio­nes de es­tos to­nos, co­mo son el ba­lash, hum­bre o el baby light que­da­rán ese look sú­per na­tu­ral. Pí­de­le a tu pe­lu­que­ro siem­pre un tra­ta­mien­to ri­co en pro­teí­nas, así lu­ci­rá bri­llan­te y sano.

¿Có­mo con­si­de­ras a la mu­jer pa­na­me­ña en cuan­to a ten­den­cias de be­lle­za?

Es una mu­jer con­ser­va­do­ra que le gus­ta ele­gir lle­var un look re­la­ja­do y ver­sá­til. Tam­bién apues­ta por­lu­cir fe­me­ni­na y ca­sual, sin­tién­do­se así fres­ca y na­tu­ral. En mi opi­nión, la mu­jer pa­na­me­ña es ex­tre­ma­da­men­te be­lla.

¿Có­mo fue tu ex­pe­rien­cia en tus re­cien­tes via­jes por Sin­ga­pur y Fran­cia?

No im­por­ta el lu­gar que te en­cuen­tres, la ex­pe­rien­cia siem­pre se­rá en­ri­que­ce­do­ra­pa­ra to­do ser hu­mano. Lo­grar lle­gar a vi­vir en con­ti­nen­tes tan di­fe­ren­tes, co­mo es el ca­so del asiá­ti­co, en Sin­ga­pur y el eu­ro­peo, en el sur de Fran­cia, fue en­ri­que­ce­dor e inol­vi­da­ble. La ex­pe­rien­cia me lle­vó a abrir­me puer­tas al co­no­ci­mien­to, al res­pe­to de cul­tu­ras y so­bre to­do el res­pe­to de los se­res hu­ma­nos.

Me pa­re­ció per­fec­to más que en es­te mo­men­to, ya que Pa­na­má se en­cuen­tra en una po­si­ción muy pri­vi­le­gia­da y me sien­to muy con­ten­to de es­tar aquí. Me he en­con­tra­do con un país en pleno cre­ci­mien­to el cual me ha­ce sen­tir muy or­gu­llo­so de él. La opor­tu­ni­dad que le he­mos da­do a los ex­tran­je­ros de ve­nir a Pa­na­má me pa­re­ce fan­tás­ti­ca, pe­ro mu­cho im­por­tan­te me pa­re­ce que ellos nos vean co­mo un país de opor­tu­ni­dad pa­ra el cre­ci­mien­to. Creo que de­be­ría­mos es­tar muy or­gu­llo­sos de po­der com­par­tir nues­tro país.

¿Có­mo has en­con­tra­do Pa­na­má a tu re­gre­so? ¿Cuál es el con­cep­to del Re­treat de Be­lle­za Luis Al­ber­to Sa­lón, ubi­ca­do en Pun­ta Pai­ti­lla?

Lo más im­por­tan­te es el de ser­vi­cio al clien­te. Ade­más ofre­ce­mos un am­bien­te lleno de una her­mo­sa ener­gía, que lo­gro siem­pre gra­cias a los co­la­bo­ra­do­res que me ayu­dan a que es­to sea una reali­dad y siem­pre ofre­cer lo me­jor pa­ra ellos.

No soy de pla­near mis via­jes, pe­ro creo es­tar pre­pa­ra­do pa­ra ir a la In­dia. Es el único país que me ha­ce fal­ta por co­no­cer. Lo de­jé de úl­ti­mo por­que es un lu­gar su­ma­men­te es­pe­cial y que­ría es­tar pre­pa­ra­do pa­ra dis­fru­tar­lo al má­xi­mo. Se­rá mi pró­xi­mo via­je. Es­po­der in­vo­lu­crar­me en un am­bien­te que es to­tal­men­te ajeno al mío. Es­to me ofre­ce una aper­tu­ra men­tal que al fi­nal de to­do, siem­pre se con­vier­te en mo­men­tos real­men­te es­pec­ta­cu­la­res.

¿A dón­de pla­neas tu pró­xi­mo via­je? ¿Qué es lo que más te gus­ta de via­jar? ¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti ser em­ba­ja­dor de Ké­ras­ta­se y L´Oréal de Pa­rís?

Es un gran or­gu­llo y una gran res­pon­sa­bi­li­dad ser em­ba­ja­dor de una lí­nea tan im­por­tan­te y ex­clu­si­va. Es­ta­mos ha­blan­do de la mar­ca de lu­jo de cui­da­do ca­pi­lar de la in­dus­tria de la be­lle­za co­mo lo es Ké­ras­ta­se La pre­pa­ra­ción de un pe­lu­que­ro y es­ti­lis­ta es fun­da­men­tal, y eso se pue­de lo­grar con lí­neas co­mo es­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.