Re­su­men

IT Now Panamá - - FU­TU­RE -

im­pul­sar los cam­bios tec­no­ló­gi­cos que con­si­de­ran ne­ce­sa­rios pa­ra una adop­ción más ge­ne­ra­li­za­da.

Bie­nes raí­ces

Las transac­cio­nes inmobiliarias en los Es­ta­dos Uni­dos y en las prin­ci­pa­les eco­no­mías ge­ne­ral­men­te no se ven afec­ta­das por los pro­ce­sos gu­ber­na­men­ta­les. Sin em­bar­go, ima­gi­na la si­tua­ción en los mer­ca­dos emer­gen­tes, don­de los tí­tu­los y la pro­pie­dad a ve­ces es­tán en dispu­ta, o in­clu­so po­ten­cial­men­te al­te­ra­dos. La Ca­de­na de Blo­ques pue­de ayu­dar per­mi­tien­do que los paí­ses ten­gan un re­gis­tro in­co­rrup­ti­ble de transac­cio­nes en el do­mi­nio pú­bli­co.

Pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos

Las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas de­ben te­ner cla­ri­dad en ca­da pun­to de su ca­de­na de su­mi­nis­tro. Mien­tras que las em­pre­sas in­ten­tan es­ta­ble­cer sis­te­mas in­fa­li­bles pa­ra ga­ran­ti­zar que los me­di­ca­men­tos co­rrec­tos fi­nal­men­te se en­tre­guen a los pa­cien­tes, la reali­dad es que hay una ava­lan­cha de me­di­ca­men­tos fal­si­fi­ca­dos que a me­nu­do in­gre­san al mer­ca­do. Es mu­cho lo que es­tá en jue­go cuan­do se con­si­de­ran las con­se­cuen­cias que ame­na­zan la vi­da de los pa­cien­tes que no re­ci­ben los me­di­ca­men­tos ade­cua­dos.

Las Ca­de­nas de Blo­ques po­drían po­ten­cial­men­te ofre­cer a las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas un sis­te­ma de se­gui­mien­to con­fia­ble pa­ra sus pro­duc­tos a me­di­da que avanzan en el abas­te­ci­mien­to, la fa­bri­ca­ción, el em­pa­que­ta­do y la dis­tri­bu­ción. Es­to no so­lo re­du­ci­ría el

Es pro­ba­ble que las em­pre­sas que pue­den im­ple­men­tar con éxi­to es­ta tec­no­lo­gía cla­ve ten­gan una gran ven­ta­ja en los pró­xi­mos años, y aho­ra hay pro­vee­do­res de ser­vi­cios in­ci­pien­tes que desa­rro­llan prác­ti­cas pa­ra ayu­dar. Los lí­de­res de TI de­ben pre­pa­rar­se pa­ra es­te im­pac­to y co­men­zar a con­tra­tar pro­vee­do­res de ser­vi­cios lí­de­res en el mer­ca­do pa­ra ver dón­de las ca­de­nas de blo­ques pue­den ge­ne­rar va­lor den­tro de sus pro­pias em­pre­sas. Las transac­cio­nes inmobiliarias en los Es­ta­dos Uni­dos y en las prin­ci­pa­les eco­no­mías ge­ne­ral­men­te no se ven afec­ta­das por los pro­ce­sos gu­ber­na­men­ta­les. Las Ca­de­nas de Blo­ques po­drían po­ten­cial­men­te ofre­cer a las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas un sis­te­ma de se­gui­mien­to con­fia­ble pa­ra sus pro­duc­tos a me­di­da que avanzan en el abas­te­ci­mien­to, la fa­bri­ca­ción, el em­pa­que­ta­do y la dis­tri­bu­ción.

po­ten­cial de erro­res, sino que con­tra­rres­ta­ría el trá­fi­co ilí­ci­to de dro­gas y neu­tra­li­za­ría su ca­pa­ci­dad de sus­ti­tuir pro­duc­tos reales por pro­duc­tos fal­sos. Es­to, por su­pues­to, ayu­da­ría con la ren­ta­bi­li­dad, pe­ro lo más im­por­tan­te, pro­por­cio­na­ría un be­ne­fi­cio cla­ro pa­ra el pa­cien­te fi­nal, un re­sul­ta­do que to­dos aplau­di­rían.

Otras áreas

Hay un nú­me­ro cre­cien­te de apli­ca­cio­nes po­ten­cia­les pa­ra las Ca­de­nas de Blo­ques en mu­chas otras áreas tam­bién. Prác­ti­ca­men­te la tec­no­lo­gía de la Ca­de­na de Blo­ques pue­de ser apli­ca­da a cual­quier fun­ción en una com­pa­ñía don­de el man­te­ni­mien­to de re­gis­tros es crí­ti­co pa­ra una ad­mi­nis­tra­ción efec­ti­va. Cual­quier co­sa des­de la Ca­de­na de Su­mi­nis­tro has­ta el área de Con­ta­bi­li­dad y Fi­nan­zas po­dría po­ten­cial­men­te en­con­trar va­lor en el uso de la Ca­de­na de Blo­ques. Tam­bién po­drían be­ne­fi­ciar­se otras fun­cio­nes que re­quie­ran do­cu­men­tos com­par­ti­dos u otra in­for­ma­ción en­tre múl­ti­ples par­tes, co­mo el de­par­ta­men­to le­gal, el área fun­cio­nes y ad­qui­si­cio­nes y la te­so­re­ría. Una vez que las ideas co­mien­cen a con­so­li­dar­se y se im­ple­men­ten, la dis­rup­ción co­men­za­rá en se­rio. 3. Los pro­vee­do­res de ser­vi­cios es­tán em­pe­zan­do a desa­rro­llar prác­ti­cas cen- tra­das en las Ca­de­nas de Blo­ques

Nu­me­ro­sas em­pre­sas bus­can cla­ra­men­te ca­pi­ta­li­zar es­ta opor­tu­ni­dad, más allá de la cre­cien­te va­lo­ra­ción de las mo­ne­das en sí. A me­di­da que la Ca­de­na de Blo­ques se co­no­ce me­jor, los clien­tes bus­can asis­ten­cia pa­ra apro­ve­char es­ta nue­va tec­no­lo­gía y ob­te­ner así una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va. De he­cho, las em­pre­sas que no apren­dan a adop­tar y uti­li­zar es­ta nue­va tec­no­lo­gía co­rren el ries­go de con­ver­tir­se en el equi­va­len­te mo­derno de los ne­go­cios tra­di­cio­na­les an­tes de la lle­ga­da del in­ter­net. Es mu­cho más pro­ba­ble que los fu­tu­ros lí­de­res de los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros uti­li­cen las crip­to­mo­ne­das y la tec­no­lo­gía de la Ca­de­na de Blo­ques que las tec­no­lo­gías tra­di­cio­na­les de li­bros con­ta­bles y cá­ma­ras de com­pen­sa­ción.

Los pro­vee­do­res de ser­vi­cios es­tán co­men­zan­do a ver la enor­me opor­tu­ni­dad que se ave­ci­na, y es­tán em­pe­zan­do a desa­rro­llar prác­ti­cas pa­ra que los clien­tes pue­dan uti­li­zar Ca­de­nas de Blo­ques. Da­do que es­ta tec­no­lo­gía es re­la­ti­va­men­te nue­va pa­ra la ma­yo­ría de las in­dus­trias, los ser­vi­cios que se ofre­cen pue­den no ser am­plia­men­te co­no­ci­dos, pe­ro la pro­pues­ta de va­lor se­rá sig­ni­fi­ca­ti­va. Por ejem­plo, los pro­vee­do­res de soft­wa­re es­tán desa­rro­llan­do mo­de­los lla­ma­dos Block­chain

Des­de prin­ci­pios de 2017, las prin­ci­pa­les crip­to­mo­ne­das lo­gra­ron ga­nan­cias asom­bro­sas: Bit­coin 791%, Et­he­reum 2,691%, Li­te­co­in 1,552%, Dow Jo­nes 28% y S&P 500 20%.

Las crip­to­mo­ne­das es­tán co­men­zan­do a te­ner un gran im­pac­to en los mer­ca­dos de ca­pi­tal, y es pro­ba­ble que la tec­no­lo­gía de la Ca­de­na de Blo­ques im­pac­te un am­plio es­pec­tro de in­dus­trias. La in­te­rrup­ción de las crip­to­mo­ne­das, que al­gu­na vez pa­re­cía al­go dis­tan­te e im­pro­ba­ble, es aho­ra ca­da vez más pro­ba­ble. Si bien la re­gu­la­ción gu­ber­na­men­tal pue­de des­ace­le­rar el uso de las mo­ne­das, las ca­de­nas de blo­ques se­gui­rán evo­lu­cio­nan­do y las em­pre­sas en­con­tra­rán aún más for­mas de apro­ve­char es­ta opor­tu­ni­dad. Aun­que la ren­ta­bi­li­dad se nor­ma­li­za­rá, el ca­pi­tal apli­ca­do ge­ne­ra­rá in­no­va­ción y apli­ca­cio­nes que re­vo­lu­cio­na­rán mu­chas in­dus­trias más allá de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

Aun­que mu­chas de las mo­ne­das en sí no pue­den so­bre­vi­vir, pa­re­ce ca­da vez más pro­ba­ble que al­gu­nos no so­lo so­bre­vi­van, sino que real­men­te cau­sen una dis­rup­ción en mu­chas in­dus­trias di­fe­ren­tes. La elec­ción pa­ra la ma­yo­ría se­rá di­fí­cil: adop­tar la tec­no­lo­gía rá­pi­da­men­te o que­dar­se atrás. Es pro­ba­ble que las em­pre­sas que pue­den im­ple­men­tar con éxi­to es­ta tec­no­lo­gía cla­ve ten­gan una gran ven­ta­ja en los pró­xi­mos años, y aho­ra hay pro­vee­do­res de ser­vi­cios in­ci­pien­tes que desa­rro­llan prác­ti­cas pa­ra ayu­dar. Ca­da CIO de­be es­tar pre­pa­rán­do­se pa­ra es­ta dis­rup­ción, y de­be bus­car a los ex­per­tos ade­cua­dos pa­ra ayu­dar­los a ca­pi­ta­li­zar la opor­tu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.