RI­CAR­DO MI­RÓ, el poe­ta que tras­cien­de ge­ne­ra­cio­nes

Con­si­de­ra­do “el Gran Poe­ta Na­cio­nal”, por su em­ble­má­ti­co poe­ma “Pa­tria” que ha mar­ca­do la edu­ca­ción de ca­da pa­na­me­ño, Ri­car­do Mi­ró ca­ló en la his­to­ria y el le­ga­do de to­da una na­ción.

Like Magazine - - RSE LIKE COACHING -

Na­ció un 5 de no­viem­bre de 1883 y fa­lle­ció un 2 de mar­zo de 1940 con tan so­lo 57 años de edad, pe­ro de­jó un le­ga­do li­te­ra­rio de gran va­lor y es ca­ta­lo­ga­do co­mo el Poe­ta más im­por­tan­te de to­dos los tiem­pos del país, a tal pun­to que el má­xi­mo pre­mio na­cio­nal de li­te­ra­tu­ra fue bau­ti­za­do con su nom­bre.

El pre­mio na­cio­nal Ri­car­do Mi­ró que lle­va más de 70 edi­cio­nes es otor­ga­do anual­men­te a es­cri­to­res que par­ti­ci­pan en los gé­ne­ros poe­sía, cuen­to, no­ve­la y en­sa­yo. Fue crea­do con la fi­na­li­dad de pro­mo­ver y pre­miar el ta­len­to que se desa­rro­lla en el país.

Fue cria­do por su ma­dre y a los 15 años via­jó a es­tu­diar a Bo­go­tá, Co­lom­bia; pe­ro sus es­tu­dios fue­ron in­te­rrum­pi­dos por la re­vo­lu­ción co­lom­bia­na.

En 1907, lan­zó la re­vis­ta Nue­vos Ri­tos co­mo di­rec­tor y fun­da­dor, pro­lon­ga­ción de “El He­ral­do del Ist­mo”, una re­vis­ta que tu­vo 10 años en cir­cu­la­ción; al año si­guien­te, edi­tó su pri­mer li­bro.

Desem­pe­ñó car­gos di­plo­má­ti­cos en Lon­dres, Mar­se­lla y Bar­ce­lo­na, don­de es­cri­bió en 1909 el poe­ma que to­do pa­na­me­ño, de to­das las ge­ne­ra­cio­nes, apren­de en sus pri­me­ros años es­co­la­res, “Pa­tria”.

Aun­que no que­da mu­cho ras­tro de su obra, sus poe­mas han apa­re­ci­do dis­per­sos en di­fe­ren­tes li­bros de tex­to, an­to­lo­gías y ho­me­na­jes con­fec­cio­na­dos por el Go­bierno de la Re­pú­bli­ca de Pa­na­má o la Aca­de­mia Pa­na­me­ña de la len­gua. Fue tam­bién di­rec­tor de los Ar­chi­vos Na­cio­na­les y se­cre­ta­rio Per­pe­tuo de la Aca­de­mia Pa­na­me­ña de la Len­gua.

Ri­car­do Mi­ró plas­mó en ca­da uno de sus es­cri­tos la in­ten­si­dad emo­cio­nal que lo en­vol­vía a la ho­ra de ins­pi­rar­se pa­ra con­ver­tir ca­da una de sus obras en una pie­za úni­ca que per­du­ra du­ran­te los si­glos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.