UNA JMJ AL ES­TI­LO pa­na­me­ño pa­ra el mun­do

Des­de 1984 se rea­li­za la Jor­na­da Mun­dial de la Ju­ven­tud, un even­to que con­vo­ca a los jó­ve­nes del mun­do con el Pa­pa. Den­tro de tres años, Pa­na­má con­ta­rá con la di­cha de re­ci­bir a mi­les de cre­yen­tes pa­ra es­te even­to que in­cen­ti­va la par­ti­ci­pa­ción ju­ve­nil e

Like Magazine - - RSE LIKE REFLECTIONS -

Co­mo Igle­sia Ca­tó­li­ca en Pa­na­má, he­mos re­ci­bi­do la bue­na no­ti­cia de la de­sig­na­ción del Pa­pa Fran­cis­co, pa­ra que sea­mos se­de de la pró­xi­ma Jor­na­da Mun­dial de la Ju­ven­tud ( JMJ) en el 2019. De­sig­na­ción que nos llena de go­zo, por­que es­ta­mos con­ven­ci­dos que es­ta Jor­na­da Mun­dial, nos co­lo­ca en el desafío de ser un ins­tru­men­to pa­ra anun­ciar a nues­tros jó­ve­nes que hay un Dios que les ama, que los es­pe­ra siem­pre de­seo­so de que lo co­noz­can y en Él en­cuen­tren la fe­li­ci­dad.

To­dos so­mos tes­ti­gos de la vul­ne­ra­bi­li­dad en que se en­cuen­tra ex­pues­ta nues­tra ju­ven­tud. Mu­chos jó­ve­nes son pre­sa de la ex­clu­sión y po­bre­za, del trá­fi­co de dro­gas, de las ban­das de­li­cuen­cia­les, de la tra­ta hu­ma­na, en fin del desamor de la mis­ma so­cie­dad e in­clu­so de sus pro­pios pa­dres.

Es­ta­mos con­ven­ci­dos que se­rá una opor­tu­ni­dad pa­ra que pue­dan ex­pe­ri­men­tar la gra­cia y el amor del Pa­dre Eterno, que nun­ca fa­lla. Fo­to: Ma­riusz Cy­gan 9

EN QUÉ CON­SIS­TE LA JMJ

La JMJ es un even­to de cla­ra iden­ti­dad ca­tó­li­ca, pro­mo­vi­do di­rec­ta­men­te por el Pa­pa, que eli­ge el lu­gar del en­cuen­tro y con­vo­ca a los jó­ve­nes, cer­ca o le­jos de la Igle­sia: de he­cho, aun­que es­tá cla­ro que la Jor­na­da Mun­dial es­tá di­se­ña­da prin­ci­pal­men­te pa­ra jó­ve­nes ca­tó­li­cos, es­tá abier­ta a to­dos aque­llos que se sien­ten in­tere­sa­dos o atraí­dos por es­ta ce­le­bra­ción.

Po­de­mos afir­mar que es el even­to más in­ter­na­cio­nal y mul­ti­tu­di­na­rio que or­ga­ni­za la Igle­sia Ca­tó­li­ca en to­do el mun­do. Quien con­vo­ca a los jó­ve­nes del pla­ne­ta, es el Pa­pa con­vo­ca y él eli­ge el te­ma de la JMJ. Tam­bién orien­ta el mo­do de pre­pa­rar­lo y desa­rro­llar­lo, y pre­si­de la ce­le­bra­ción en pre­sen­cia de obis­pos de to­do el mun­do.

Los ob­je­ti­vos prio­ri­ta­rios de la JMJ son: la evan­ge­li­za­ción, la co­mu­nión ecle­sial con el San­to Pa­dre y la pe­re­gri­na­ción en la fe. Fo­to: Pau­li­na Krz­yżak 26

Jor­na­da Mun­dial de la Ju­ven­tud

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.