FUN­DA­CIÓN Mo­ni­ca Li­co­na

Un su­ce­so ines­pe­ra­do cam­bió la vi­da de una fa­mi­lia, pe­ro sir­vió de mo­ti­va­ción pa­ra crear una fun­da­ción en pro del ci­clis­mo en Pa­na­má.

Like Magazine - - RSE FOUN­DA­TION -

La Fun­da­ción Mo­ni­ca Li­co­na fue fun­da­da el 6 de oc­tu­bre de 2015, días des­pués del trá­gi­co su­ce­so que co­bró la vi­da de la ci­clis­ta. Like For A Bet­ter World con­ver­só con Lian­na, su her­ma­na y una de las fun­da­do­ras, pa­ra co­no­cer más so­bre es­ta fun­da­ción que bus­ca crear con­cien­cia y to­le­ran­cia.

¿QUIÉ­NES SON LOS FUN­DA­DO­RES?

Los fun­da­do­res son: El­sie de Li­co­na (ma­má de Mo­ni­ca), Lian­na Li­co­na (her­ma­na de Mo­ni­ca), Hec­tor Ze­pe­da quien fue es­po­so de Mo­ni­ca en vi­da, Ju­ven­tino Qui­roz (pre­si­den­te de Mo­vi­mien­to Ci­clis­tas en las Ca­lles de Pa­na­má).

¿CUÁL ES EL MEN­SA­JE QUE BUS­CAN LLE­VAR A LA SO­CIE­DAD?

La Fun­da­ción Mo­ni­ca Li­co­na bus­ca cam­biar la cul­tu­ra vial de Pa­na­má. Ini­cial­men­te que­ría­mos pro­te­ger só­lo a los ci­clis­tas pe­ro nos di­mos cuen­ta que el pro­ble­ma real ra­di­ca en ser par­te del sis­te­ma de usua­rios de las vías pú­bli­cas, en que to­dos co­mo se­res hu­ma­nos po­da­mos con­vi­vir en las ca­lles y com­par­tir to­das las vías, pro­te­ger­nos mu­tua­men­te y así cui­dar la vi­da. Por­que en la bi­ci no va un ci­clis­ta, va una vi­da.

¿CUÁ­LES SON ESAS SE­ÑA­LI­ZA­CIO­NES QUE DE­BEN SER IM­PLE­MEN­TA­DAS EN PA­NA­MÁ?

Las se­ña­li­za­cio­nes son es­ca­sas y las que hay no di­cen mu­cho. Una de las ac­cio­nes a to­mar por par­te de la Fun­da­ción es re­em­pla­zar los le­tre­ros de ci­clis­tas en la vía que di­cen “Res­pé­te­lo” a “Cuí­da­lo”, ya que cree­mos y con­fia­mos que cam­bian­do el mo­do de de­cir­lo, o en es­te ca­so de leer­lo, po­de­mos ha­cer lle­gar me­jor el men­sa­je. Que no se sien­ta co­mo una obli­ga­ción, sino co­mo al­go vo­lun­ta­rio por par­te de to­dos los con­duc­to­res.

¿CÓ­MO PO­DE­MOS EDU­CAR A LA SO­CIE­DAD PA­RA SER MÁS CONS­CIEN­TE Y TO­LE­RAN­TE CON EL CI­CLIS­TA Y VI­CE­VER­SA?

El cam­bio de cul­tu­ra se ha­ce des­de den­tro ha­cia afue­ra. Ini­ciar con ca­da uno de no­so­tros y prac­ti­car ser más pa­cien­tes, cor­te­ses y to­le­ran­tes en las ca­lles, ya que con el trá­fi­co, que es co­sa de to­dos los días, se pue­de ver a la gen­te per­der la pa­cien­cia y de­ses­pe­rar­se, pe­ro si po­ne­mos un po­co de nues­tra par­te, pue­de lle­gar a cam­biar; de ser ci­clis­tas, a se­guir las nor­mas de trán­si­to y uti­li­zar el equi­po ade­cua­do pa­ra ser vis­tos por los ca­rros y pa­ra

pro­te­ger nues­tro cuer­po, que en la ca­lle, vie­ne sien­do nues­tra ar­ma­du­ra. Apren­der a cir­cu­lar por las ca­lles co­rrec­ta­men­te. Es im­por­tan­te que el men­sa­je lle­gue a am­bas par­tes, in­clu­so al pea­tón, ya que to­dos so­mos usua­rios de las vías pú­bli­cas. Si se ha­cen las co­sas bien, to­do sa­le bien.

La fun­da­ción Mo­ni­ca Li­co­na tie­ne va­rias ideas pa­ra em­pe­zar a edu­car a la so­cie­dad, nues­tro plan es sen­si­bi­li­zar a las per­so­nas pa­ra que va­yan crean­do esa cul­tu­ra de con­vi­vir ar­mo­nio­sa­men­te en las vías pú­bli­cas. Pen­sa­mos que a tra­vés de ta­lle­res, ac­ti­va­cio­nes y me­dios po­de­mos lle­gar a to­dos los pa­na­me­ños.

¿QUÉ PLA­NES Y EX­PEC­TA­TI­VAS TIE­NEN A LAR­GO PLA­ZO CON ES­TA FUN­DA­CIÓN?

La Fun­da­ción Mo­ni­ca Li­co­na bus­ca di­fun­dir el men­sa­je a tra­vés de me­dios di­gi­ta­les, ac­ti­va­cio­nes en las vías pú­bli­cas, cam­pa­ñas ti­po “Ojo con el ci­clis­ta”, ví­deos tes­ti­mo­nia­les y de cons­cien­cia, ta­lle­res a ci­clis­tas, au­men­tar las se­ña­li­za­cio­nes en las vías (pin­tu­ras de ca­lles, ace­ras, uni­da­des de trán­si­to, ci­clo­vías, más cru­ces pea­to­na­les, es­truc­tu­ras). Ir de la mano con las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les co­rres­pon­dien­tes pa­ra que se ha­ga un cam­bio vi­si­ble en el país, con el fin de evi­tar ac­ci­den­tes via­les. Uti­li­zar la me­mo­ria de Mo­ni­ca y lo que aho­ra es el ‘mo­nu­men­to de la bi­ci blan­ca de la Ave­ni­da Bal­boa’, pa­ra que la gen­te se sien­ta se­gu­ra de que no ha­brá otra tragedia, ni con ci­clis­tas ni con pea­to­nes. Evi­tar la im­pru­den­cia por am­bas par­tes y ame­ni­zar el trá­fi­co, po­der sa­lir a la ca­lle y sa­ber que es­ta­rás se­gu­ro.

¿QUÉ AC­TI­VI­DA­DES HAN REA­LI­ZA­DO DU­RAN­TE ES­TE AÑO CON LA FUN­DA­CIÓN?

En enero 2016, se hi­zo ofi­cial el lan­za­mien­to de la Fun­da­ción con la cam­pa­ña Ojo Con el Ci­clis­ta, di­cha cam­pa­ña bus­ca la sen­si­bi­li­za­ción del con­duc­tor en las vías, la to­le­ran­cia pa­ra con el ci­clis­ta y ha­cer én­fa­sis que tam­bién te­ne­mos de­re­cho a uti­li­zar las vías.

La Fun­da­ción ha crea­do el even­to de las flo­res lla­ma­do “Ven­go en Son de Paz”, es­ta­mos ini­cian­do una bo­ni­ta ma­ne­ra de em­pe­zar a ac­tuar y es com­pro­me­tién­do­nos co­mo ciu­da­da­nos (ci­clis­tas y con­duc­to­res) a cui­dar­nos mu­tua­men­te. Se le en­tre­ga una flor al con­duc­tor en cier­tos pun­tos de la ciu­dad pac­tan­do el com­pro­mi­so de paz. Es­te año se hi­zo en el se­má­fo­ro del Ho­tel Mi­ra­mar, se­má­fo­ro de la 12 de oc­tu­bre (KFC) y se­má­fo­ro de Vía Is­rael con Mul­ti­pla­za.

Rea­li­za­mos la pri­me­ra ca­rre­ra de la Co­pa So­lo Pa­ra Ellas en la ciu­dad de Pa­na­má, en Pa­na­má Pa­cí­fi­co, reunien­do 75 mu­je­res de to­do el país (pri­me­ra vez en la his­to­ria del ci­clis­mo fe­me­nino pa­na­me­ño). El even­to te­nía co­mo fin dar a co­no­cer la fun­da­ción y ex­ten­der el men­sa­je de la cam­pa­ña Ojo Con el Ci­clis­ta.

La úl­ti­ma ac­ti­vi­dad que tu­vi­mos fue el En­cuen­tro por la Vi­da. Di­cha ac­ti­vi­dad con­me­mo­ra un año del su­ce­so y de­ci­di­mos apro­ve­char la opor­tu­ni­dad pa­ra ce­le­brar la vi­da y di­fun­dir el men­sa­je del res­pe­to por la mis­ma a to­dos los pa­na­me­ños. Con­sis­tió de un ci­clo­pa­seo de 20 kms y ca­rre­ra ca­mi­na­ta de 5 kms, am­bos sim­bó­li­cos. Y con­ta­mos con el apo­yo de Fun­da­ción Sus Bue­nos Ve­ci­nos, Dos Pi­nos y la Al­cal­dia de Pa­na­má. El even­to lo ha­re­mos ca­da año, el día do­min­go al­re­de­dor de la fe­cha del 20 de sep­tiem­bre y es­pe­ra­mos con­tar con la par­ti­ci­pa­ción de mu­chas más per­so­nas.

¿QUÉ MEN­SA­JE FI­NAL LE DA A LOS LEC­TO­RES DE LA REVISTA?

Que­ri­dos lec­to­res: ¡Gra­cias por ayu­dar­nos a me­jo­rar Pa­na­má! El cam­bio de cul­tu­ra de­pen­de de ca­da uno de no­so­tros; lo que ha­ce­mos es pa­ra que to­dos po­da­mos con­vi­vir en paz y se­gu­ri­dad en las ca­lles de es­te her­mo­so país. Si po­ne­mos to­dos nues­tro gra­ni­to de are­na, es po­si­ble lle­gar a te­ner el Pa­na­má que to­dos so­ña­mos.

Fun­da­ción Mo­ni­ca Li­co­na @fmo­ni­ca­li­co­na fmo­ni­ca­li­co­na

CON­TAC­TO

Mo­ni­ca Li­co­na, Q.E.P.D.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.