MO­NI­TO­REO PES­QUE­RO PAR­TI­CI­PA­TI­VO Una mo­des­ta, pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­va ini­cia­ti­va

Like Magazine - - Rse -

En el año 2012, la ofi­ci­na de la Fun­da­ción Ma­rVi­va en Pa­na­má ini­ció un pro­gra­ma de Mo­ni­to­reo Pes­que­ro Par­ti­ci­pa­ti­vo, que con­sis­te en la ca­pa­ci­ta­ción de gru­pos pa­ra que ellos asu­man la re­co­pi­la­ción y ges­tión de in­for­ma­ción bio­ló­gi­ca-pes­que­ra, fru­to de su tra­ba­jo dia­rio.

El ob­je­ti­vo es fo­men­tar el em­po­de­ra­mien­to lo­cal pa­ra la toma de de­ci­sio­nes en pro de la sos­te­ni­bi­li­dad de los re­cur­sos que ex­plo­tan. Es­te mo­de­lo im­pul­sa la for­ma­ción de ca­pa­ci­da­des lo­ca­les en las po­bla­cio­nes cos­te­ras en cuan­to a prác­ti­cas de pes­ca res­pon­sa­ble, así co­mo de su ni­vel or­ga­ni­za­cio­nal y co­mer­cial, vin­cu­lan­do a los pes­ca­do­res a una ca­de­na de va­lor, con aliados co­mer­cia­les que pue­den ser ho­te­les, res­tau­ran­tes o ma­yo­ris­tas.

Pa­ra ello, el gru­po pes­que­ro de­be dar­le un va­lor agre­ga­do al pro­duc­to que ofre­ce, que se re­su­me co­mo el cum­pli­mien­to de una se­rie de cri­te­rios pa­ra la con­ser­va­ción de las es­pe­cies, ta­les co­mo: cap­tu­ras por en­ci­ma de la ta­lla mí­ni­ma de re­pro­duc­ción, es­fuer­zo en la re­duc­ción de la cap­tu­ra in­ci­den­tal, tra­za­bi­li­dad, res­pe­to de ve­das y res­pe­to a los pla­nes pes­que­ros den­tro de las áreas pro­te­gi­das, en­tre otros.

Has­ta el mo­men­to 150 pes­ca­do­res han si­do be­ne­fi­cia­dos con es­ta ini­cia­ti­va, quie­nes se en­cuen­tra re­par­ti­dos en­tre 5 aso­cia­cio­nes pes­que­ras en el Área de Re­cur­sos Ma­ne­ja­dos Hu­me­dal Gol­fo de Mon­ti­jo (Pro­vin­cia de Ve­ra­guas): Aso­cia­ción de Pes­ca­do­res de Hi­ca­co, Aso­cia­ción de Agro Pes­ca­do­res Uni­dos de El Pi­to, Aso­cia­ción de Pes­ca­do­res Ar­te­sa­na­les de La­gar­te­ro, así co­mo la Coope­ra­ti­va de Pes­ca­do­res Ar­te­sa­na­les de Re­me­dios y la Aso­cia­ción de Agro Pes­ca­do­res y Con­che­ros Puer­to Pe­dre­gal, en la pro­vin­cia de Chi­ri­quí.

¿Qué se ha lo­gra­do y cuá­les son los im­pac­tos? Se ha lo­gra­do mo­ni­to­rear al me­nos el 70% de las cap­tu­ras de los gru­pos pes­que­ros, la cap­tu­ra in­ci­den­tal de ti­bu­ro­nes y ra­yas ha dis­mi­nui­do en un 80%, el 64% de los pe­ces de im­por­tan­cia co­mer­cial cap­tu­ra­dos es­tán por en­ci­ma de la ta­lla de ma­du­rez se­xual (sig­ni­fi­ca que ya se han po­di­do re­pro­du­cir aun­que sea una vez) y en el ca­so de la con­cha ne­gra el cum­pli­mien­to de la ta­lla mí­ni­ma de co­se­cha re­co­men­da­do por el plan de ma­ne­jo es del 95%.

En­tre los im­pac­tos se pue­den men­cio­nar los efec­tos po­si­ti­vos ha­cia los eco­sis­te­mas ma­ri­nos, de­ri­va­dos de pla­nes de ges­tión sos­te­ni­bles en ba­se a in­for­ma­ción téc­ni­ca, la di­fu­sión y adop­ción de téc­ni­cas más se­lec­ti­vas de pes­ca (ej., pes­ca con lí­nea y an­zue­lo), el em­po­de­ra­mien­to de los pes­ca­do­res so­bre el uso de la in­for­ma­ción bio­ló­gi­co-pes­que­ra de sus re­cur­sos pa­ra lle­var a ca­bo una ex­plo­ta­ción sos­te­ni­ble, que des­can­sa so­bre un pro­gra­ma de mo­ni­to­reo pes­que­ro par­ti­ci­pa­ti­vo, re­co­no­ci­do co­mo un ejem­plo de bue­nas prác­ti­cas pes­que­ras a ni­vel re­gio­nal.

El prin­ci­pal desafío pa­ra la ges­tión de nues­tras pes­que­rías es el se­gui­mien­to de las mis­mas. Es­to in­vo­lu­cra la ar­mo­ni­za­ción de he­rra­mien­tas pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to de sis­te­mas de mo­ni­to­reo pes­que­ro y la sen­si­bi­li­za­ción a los usua­rios en el ma­ne­jo efi­cien­te.

Es­te u otro mo­de­lo de mo­ni­to­reo pes­que­ro par­ti­ci­pa­ti­vo pue­de ser asi­mi­la­do por la ins­ti­tu­ción del es­ta­do en­car­ga­da del ma­ne­jo de los re­cur­sos pes­que­ros, que en el ca­so de Pa­na­má es la Au­to­ri­dad de Re­cur­sos Acuá­ti­cos, quien ha acom­pa­ña­do a la Fun­da­ción Ma­rVi­va en los pro­ce­sos de ca­pa­ci­ta­ción del Sis­te­ma de In­for­ma­ción Pes­que­ra del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Ma­ri­nas y Cos­te­ras “Jo­sé Benito Vi­ves De An­dréis” (SIPEIN-INVEMAR), de Co­lom­bia.

Sin du­da, una mo­des­ta pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­va ini­cia­ti­va que ha per­mi­ti­do in­cre­men­tar la res­pon­sa­bi­li­dad y com­pro­mi­so de un gru­po de pes­ca­do­res ar­te­sa­na­les, con­vir­tién­do­los no so­lo en usua­rios, sino en co-ma­ne­ja­do­res de los re­cur­sos pes­que­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.