Fa­bia­na Ti­no­co

Usual­men­te el ma­yor pro­ble­ma a la ho­ra de or­ga­ni­zar la co­mi­da de la se­ma­na es el tiem­po, exis­te la for­ma de po­der usar­lo de una for­ma efi­cien­te y es allí don­de na­ce el “Meal Prep”.

Like Magazine - - Contenido -

¿Qué es el “Meal Prep”, y có­mo te pue­de so­lu­cio­nar la vi­da?

Hoy en día, la ma­yo­ría de las per­so­nas so­le­mos te­ner un es­ti­lo de vi­da aje­trea­do; lo que nos ha­ce jus­ti­fi­car nues­tro se­den­ta­ris­mo y há­bi­tos no sa­lu­da­bles con la fal­ta de tiem­po pa­ra or­ga­ni­zar­nos.

Sin em­bar­go, si te­ne­mos una de­bi­da dis­po­si­ción, sin ex­cu­sas que nos sa­bo­teen, po­dre­mos lo­grar un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble. Por ejem­plo, pre­pa­rar con an­te­la­ción las co­mi­das pa­ra la se­ma­na, es un pun­to re­le­van­te pa­ra lo­grar di­cho co­me­ti­do. La pre­pa­ra­ción se­ma­nal de las co­mi­das, co­no­ci­da en in­glés co­mo “Meal Prep“, es una he­rra­mien­ta muy efi­caz pa­ra fa­ci­li­tar­nos nues­tra vi­da du­ran­te la se­ma­na.

Bas­ta con de­di­car­le 2-3 ho­ras de un día de la se­ma­na (yo por lo ge­ne­ral eli­jo los do­min­gos) pa­ra te­ner to­do pre­via­men­te or­ga­ni­za­do pa­ra la si­guien­te se­ma­na.

¿Có­mo lle­var a ca­bo un Meal Prep?

¡Sen­ci­llo! A con­ti­nua­ción te brin­do unos tips bá­si­cos:

• Cor­ta, lim­pia y sa­zo­na las pro­teí­nas ani­ma­les (po­llo, car­ne, pes­ca­do) y co­ló­ca­las en bol­si­tas zi­ploc en tu con­ge­la­dor. Tam­bién pue­des de­jar­las co­ci­das de una vez, ya que no van a da­ñar­se en tu re­fri­ge­ra­dor en una se­ma­na.

• Si eres ve­ge­ta­riano o ve­gano, de­ja el to­fu pre­via­men­te sa­zo­na­do y co­ci­do, tam­bién te aho­rra­rá tiem­po.

• Pre­pa­ra di­fe­ren­tes ti­pos de car­bohi­dra­tos al­mi­do­na­dos pa­ra acom­pa­ñar tus pro­teí­nas (arroz, ca­mo­te o pa­pa hor­nea­da o her­vi­da, qui­noa, ma­zor­cas, plá­tano hor­nea­do o her­vi­do, len­te­jas, fri­jo­les, etc).

• No ol­vi­des los ve­ge­ta­les. Cór­ta­los en ro­da­jas, o tro­zos pe­que­ños si no eres muy aman­te de ellos. Por ejem­plo: za­naho­rias, ha­bi­chue­las, bró­co­li, co­li­flor, be­ren­je­na, zuc­chi­ni, es­pá­rra­gos son per­fec­tos pa­ra hor­near y com­bi­nar en­tre ellos.

• Pa­ra sa­zo­nar, pre­fie­re es­pe­cias, hier­bas aro­má­ti­cas y sa­zo­na­do­res sin sal. Pue­des agre­gar un po­co de sal ma­ri­na o sal ro­sa­da, son me­jo­res ya que po­seen mi­ne­ra­les, a di­fe­ren­cia de la sal de me­sa re­fi­na­da. Es im­por­tan­te que con­tro­les las can­ti­da­des por­que el ex­ce­so de so­dio pue­de re­per­cu­tir ne­ga­ti­va­men­te en la sa­lud de tu co­ra­zón y con­lle­var tam­bién a la re­ten­ción de lí­qui­dos y ce­lu­li­tis.

• Ha­cer un pi­ca­di­to de ve­ge­ta­les pa­ra sa­zo­nar pro­teí­nas, ve­ge­ta­les, len­te­jas y arroz, es ideal, pue­des con­ge­lar­los en cu­be­tas de hie­lo y uti­li­zar­las co­mo cu­bi­tos pa­ra sa­zo­nar na­tu­ral­men­te. ¿Có­mo lo ha­ces? Muy fá­cil, en la pro­ce­sa­do­ra o li­cua­do­ra, co­lo­ca pi­men­tón, ají, ajo, ce­bo­lla, cu­lan­tro y to­ma­te, li­cúa y lle­na tus cu­be­tas. Tam­bién pue­des guar­dar­lo en bol­sas zi­ploc pe­que­ñas en tu con­ge­la­dor.

• Si co­lo­cas va­rias co­sas a la vez en el horno (plá­tano, ve­ge­ta­les, ca­mo­te, pa­pa), aho­rras tiem­po mien­tras vas pre­pa­ran­do otras co­sas co­mo las pro­teí­nas, el arroz y las len­te­jas.

• De­jar las pro­teí­nas ani­ma­les pre­pa­ra­das, te fa­ci­li­ta­rá no so­lo los al­muer­zos, sino tam­bién las ce­nas. Por ejem­plo, ha­cer po­llo des­hi­la­cha­do o car­ne mo­li­da, es prác­ti­co a la ho­ra de lle­gar a ca­sa can­sa­do y sin ga­nas de po­ner­se a co­ci­nar.

• De­jar las ho­jas de le­chu­ga la­va­das y cor­ta­das, el to­ma­te, la ce­bo­lla, los hon­gos, el pi­men­tón y el pe­pino pi­ca­dos y la za­naho­ria ra­lla­da, tam­bién es una he­rra­mien­ta útil pa­ra pre­pa­rar en­sa­la­das rá­pi­das, que pue­den ser fá­cil­men­te com­bi­na­das con las pro­teí­nas.

• Evi­ta el ex­ce­so de acei­te pa­ra co­ci­nar. Con un to­que de acei­te en spray es su­fi­cien­te. El acei­te de oli­va, aun­que tie­ne mu­chas pro­pie­da­des, en ex­ce­so si­gue sien­do gra­sa. Más gra­sas = más ca­lo­rías.

• Pa­ra las me­rien­das, de­jar bol­si­tas con fru­tos se­cos y fru­tas pe­la­das y pi­ca­das (co­mo san­día, man­go, pi­ña, pa­pa­ya, me­lón, ki­wi, etc) es una ex­ce­len­te op­ción.

Ten pre­sen­te, que, si te or­ga­ni­zas con los tips brin­da­dos y le de­di­cas al me­nos 4 ho­ras de tu se­ma­na a ha­cer ejer­ci­cios, es­ta­rás apor­tan­do mu­chos be­ne­fi­cios a tu sa­lud fí­si­ca, bio­ló­gi­ca y emo­cio­nal. Co­mer to­dos los días en la ca­lle y jus­ti­fi­car la fal­ta de tiem­po con los ma­los há­bi­tos, no son más que pu­ros pre­tex­tos. El que quie­re ha­cer al­go, bus­ca la ma­ne­ra, el que no, ¡bus­ca una ex­cu­sa!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.