EL DE­POR­TE EN LA ERA DI­GI­TAL “QUIE­NES TRA­BA­JA­MOS EN LA TE­LE­VI­SIÓN Y DE­POR­TES TE­NE­MOS QUE ES­TAR CONS­CIEN­TES DE ESO”.

Mujer (Panama) - - Hablemos De Deporte - ALESSANDRA MEZQUITA

No hay du­da de que nues­tra for­ma de con­su­mir de­por­tes ha cam­bia­do drás­ti­ca­men­te en los úl­ti­mos 10 años. Si bien es cier­to que pa­ra un par­ti­do en vi­vo bus­ca­mos la trans­mi­sión tra­di­cio­nal en la te­le­vi­sión o has­ta ra­dio, aho­ra es­ta­mos pe­ga­dos a una se­gun­da pan­ta­lla: el ce­lu­lar o la “ta­blet”. Cuan­do an­tes es­pe­rá­ba­mos el no­ti­cie­ro es­te­lar, o el pro­gra­ma de­por­ti­vo de la no­che pa­ra ver los re­sú­me­nes de los par­ti­dos del día, o las de­cla­ra­cio­nes po­lé­mi­cas del en­tre­na­dor, hoy en día to­do ese con­te­ni­do lo te­ne­mos al ins­tan­te en la pal­ma de nues­tras ma­nos.

Nues­tro mun­do es di­gi­tal, es mul­ti­pan­ta­lla y es al ins­tan­te. To­do lo de­más es des­fa­sa­do. Ha ha­bi­do una re­vo­lu­ción del con­su­mi­dor y aho­ra los po­see­do­res de de­re­chos de­por­ti­vos de­ben bus­car có­mo dis­tri­buir ese con­te­ni­do que ca­da vez cues­ta más di­ne­ro ob­te­ner. Aun­que el ma­yor con­su­mo de de­por­tes si­gue sien­do en vi­vo, hay mu­cho su­ce­dien­do an­tes, des­pués y du­ran­te el par­ti­do que se da al ins­tan­te de ma­ne­ra di­gi­tal.

El más cla­ro ejem­plo de es­te cam­bio ha si­do ESPN. El “pa­pá” de las trans­mi­sio­nes y pro­gra­ma­ción de­por­ti­va es­tá co­men­zan­do a per­der ga­nan­cias, y co­mo con­se­cuen­cia bo­tan­do per­so­nal y re­es­truc­tu­ran­do. En los úl­ti­mos años han per­di­do mi­llo­nes de sus­crip­to­res, co­mo par­te del ba­jón que ha te­ni­do el ca­ble con la lle­ga­da de ser­vi­cios de “strea­ming” y VOD. Su pro­gra­ma em­ble­má­ti­co Spor­tsCen­ter ha te­ni­do que re­ajus­tar va­rias de sus edi­cio­nes con más opi­nión y co­men­ta­rios, al sa­ber que sus te­le­vi­den­tes ya han vis­to los re­sú­me­nes, las en­tre­vis­tas, las reac­cio­nes, en su ce­lu­lar o “ta­blet” an­tes de pren­der el te­le­vi­sor. Spor­tsCen­ter se vio obli­ga­do a di­gi­ta­li­zar­se, con edi­cio­nes dos ve­ces por ho­ra en sus pla­ta­for­mas di­gi­ta­les al igual que te­le­vi­sión, con los te­mas de in­te­rés del mo­men­to, que en es­ta era cam­bian cons­tan­te­men­te.

Quie­nes trans­mi­ten los de­por­tes tam­bién han cam­bia­do. Ya los de­re­chos de par­ti­dos en vi­vo no son so­lo de te­le­vi­so­ras. Fa­ce­book y Twit­ter han ido ce­rran­do ne­go­cia­cio­nes con li­gas im­por­tan­tes co­mo la MLB y NFL pa­ra trans­mi­tir par­ti­dos en sus pla­ta­for­mas. Asi­mis­mo los due­ños de even­tos trans­mi­ten sus par­ti­dos en vi­vo en sus pro­pias pá­gi­nas co­mo Fa­ce­book sin ne­ce­si­dad de in­vo­lu­crar a las te­le­vi­so­ras que pue­den no te­ner in­te­rés por su con­te­ni­do. La era di­gi­tal ha da­do lu­gar pa­ra que cam­bien las re­glas del jue­go del mun­do de­por­ti­vo y co­mo es ob­ser­va­do y con­su­mi­do.

An­tes era co­mún ir al es­ta­dio y ver a al­guien con una ra­dio pe­ga­da al hom­bro, es­cu­chan­do una na­rra­ción y co­men­ta­rios. Aho­ra vas al es­ta­dio y to­do el mun­do es­tá con su “smartp­ho­ne”, ha­cien­do su pro­pio co­men­ta­rio en Twit­ter, lue­go de ha­ber bus­ca­do la es­ta­dís­ti­ca del mo­men­to en un APP, y na­rran­do su pers­pec­ti­va en vi­vo pa­ra Ins­ta­gram. El con­su­mi­dor es­tá su­mer­gi­do en ser par­te de lo que es­tá acon­te­cien­do en el mun­do de­por­ti­vo, la era di­gi­tal le ha da­do una he­rra­mien­ta po­de­ro­sa.

Quie­nes tra­ba­ja­mos en la te­le­vi­sión y de­por­tes te­ne­mos que es­tar cons­cien­tes de eso y su re­le­van­cia al mo­men­to de lle­var­le con­te­ni­do de­por­ti­vo a un te­le­vi­den­te ca­da vez más exi­gen­te y ca­da vez más em­po­de­ra­do so­bre qué quie­re, có­mo lo quie­re y cuán­do lo quie­re. Aho­ra más que nun­ca man­dan us­te­des.■

Co­mu­ni­ca­do­ra So­cial, es­pe­cia­li­za­da en De­por­tes. Pro­duc­to­ra de Te­le­vi­sión. Ex-Miss Pa­na­má. Atle­ta frus­tra­da. Apa­sio­na­da por el fút­bol y los via­jes, ob­se­sio­na­da con el de­por­te y los buenos li­bros. Quie­ro co­no­cer el mun­do co­rrien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.