UNA RED DE CONTACTOS EFEC­TI­VA

Mujer (Panama) - - Finanzas Para Ti -

Ha­ce po­co tu­ve la opor­tu­ni­dad de di­ri­gir un ta­ller acer­ca de man­te­ner y crear re­des de contactos efec­ti­vas o “net­wor­king” en el Boot­camp de Vo­ces Vi­ta­les. El po­der com­par­tir lo que he apren­di­do a tra­vés de los años con 350 mu­je­res pro­fe­sio­na­les y em­pren­de­do­ras fue una ex­pe­rien­cia ma­ra­vi­llo­sa. Crear y man­te­ner una red de contactos efec­ti­va es la cla­ve pa­ra te­ner éxi­to tan­to en nues­tra vi­da per­so­nal co­mo pro­fe­sio­nal. Las per­so­nas in­di­ca­das nos pue­den dar ese im­pul­so que tan­to ne­ce­si­ta­mos pa­ra avan­zar a la si­guien­te eta­pa. No co­noz­co a nin­gu­na per­so­na exi­to­sa que ha­ya lle­ga­do a la ci­ma sin ayu­da de al­guien más.

Pa­ra co­no­cer a esas per­so­nas cla­ve, lo pri­me­ro que se de­be ha­cer es tra­zar me­tas con­cre­tas. Por ejem­plo, in­cur­sio­nar en otra ca­rre­ra, te­ner más clien­tes, ven­der fue­ra de Pa­na­má, pu­bli­car un li­bro, etc. Si la me­ta no es cla­ra, se nos ha­rá im­po­si­ble de­ter­mi­nar a quién te­ne­mos que co­no­cer pa­ra al­can­zar­la lo más rá­pi­do po­si­ble.

Una vez que de­ter­mi­na­mos la me­ta, de­be­mos ela­bo­rar la es­tra­te­gia pa­ra lle­gar a ella. Es de­cir, de­be­mos lis­tar a los ti­pos de per­so­nas que nos ayu­da­rán a al­can­zar­la y lue­go ubi­car­las por nom­bre y apellido. Las per­so­nas en es­ta lis­ta es­tán ahí por­que te pue­den im­pul­sar o te pue­den pre­sen­tar a las per­so­nas in­di­ca­das pa­ra que con­ti­núes avan­zan­do. A es­tas per­so­nas las co­no­ces bá­si­ca­men­te de tres ma­ne­ras: me­dian­te pre­sen­ta­cio­nes ati­na­das, es de­cir, que al­guien te las pre­sen­ta a pro­pó­si­to por­que se lo pe­dis­te, a tra­vés de re­des so­cia­les co­mo Lin­ked In (que no sus­ti­tu­ye co­no­cer­las en per­so­na) o en even­tos or­ga­ni­za­dos, ta­les co­mo se­mi­na­rios, lan­za­mien­tos, con­fe­ren­cias, etc.

Lue­go de que te las pre­sen­ten y pa­sa­mos del “Mu­cho gus­to, mi nom­bre es”, vie­ne la par­te de caer bien o de en­con­trar si­mi­li­tu­des con es­ta nue­va per­so­na a quien aca­bas de co­no­cer. A ve­ces es­tos pri­me­ros en­cuen­tros son in­có­mo­dos y a ve­ces se lle­van tan bien que no en­tien­des có­mo no son ami­gos des­de ha­ce años. Re­cuer­da que es­tás tra­tan­do de crear re­la­cio­nes y que to­das se ba­san en te­ner al­go en co­mún con la otra per­so­na.

Lue­go de que co­no­ces a la per­so­na y sa­bes un po­co más acer­ca de ella, vie­ne la par­te más di­fí­cil del “net­wor­king”, que es la de co­nec­tar. Es de­cir, la de man­te­ner­te en con­tac­to con es­tas per­so­nas, pe­ro en un pa­pel en el que so­lo das. Es­to se ha­ce de mu­chas ma­ne­ras, co­mo, por ejem­plo, en­viar in­for­ma­ción per­ti­nen­te, in­vi­tar a even­tos de in­te­rés, pre­sen­tar­les a otras per­so­nas den­tro de tu red de contactos, ofre­cer­les ayu­da en cual­quier pro­yec­to en el que tra­ba­je, dar re­co­men­da­cio­nes ati­na­das, etc.. El se­gui­mien­to de­be ser cons­tan­te, pe­ro siem­pre res­pe­tan­do las re­glas de eti­que­ta de ne­go­cios y el sen­ti­do co­mún.

El úl­ti­mo pa­so es el de com­prar. Es cuan­do es­ta per­so­na com­pra tu idea, tu pro­duc­to o tu ser­vi­cio y cuan­do se sal­drá de su ca­mino pa­ra ayu­dar­te o pa­ra pre­sen­tar­te al­gu­na opor­tu­ni­dad. Si ves, es­to so­lo su­ce­de lue­go de que pa­sas por un pro­ce­so de co­no­cer, caer bien y de co­nec­tar.

El “net­wor­king” de­be su­ce­der to­dos los días. Le de­bes dar prio­ri­dad a tu red de contactos, pues el mun­do es cam­bian­te y nun­ca sa­brás cuán­do ne­ce­si­ta­rás de un ami­go que te ayu­de. No es lo mis­mo acu­dir a al­guien con el que tie­nes con­tac­to cons­tan­te que lla­mar a al­guien con quien no has ha­bla­do en 10 años. Tam­bién te acon­se­jo que no te li­mi­tes a Pa­na­má, de­bes man­te­ner tus contactos con per­so­nas de to­dos los paí­ses. El mun­do es cam­bian­te y ca­da vez es­ta­mos más cer­ca. Apro­ve­cha ca­da via­je pa­ra vi­si­tar a aque­llos co­no­ci­dos. Sí­gue­los en re­des so­cia­les, man­ten­te en co­mu­ni­ca­ción por “email” o por Sky­pe. Ve­rás que cuan­do abres tu círcu­lo de contactos, el mun­do en­te­ro te es­pe­ra.

Me pue­des vi­si­tar en www.stu­dio­ca­me­lia.com pa­ra más ar­tícu­los acer­ca de la vi­da pro­fe­sio­nal, fi­nan­zas per­so­nas y em­pren­di­mien­to.■

Abo­ga­da con Maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas (MBA). So­cia de Ló­pez, Vi­lla­nue­va & Heur­te­mat­te (Lo­vill-La­tam­lex ) y di­rec­to­ra de Vo­ces Vi­ta­les Pa­na­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.