¿MO­DA O SA­LUD?

Nues­tra nu­tri­cio­nis­ta nos brin­da al­gu­nos con­se­jos pa­ra aque­llos que quie­ren ha­cer es­te cam­bio ali­men­ti­cio.

Mujer (Panama) - - Salud & Bienestar -

Se cree que en los úl­ti­mos tiem­pos, apro­xi­ma­da­men­te, un 10% de la po­bla­ción mun­dial es­tá op­tan­do por ex­cluir ali­men­tos de ori­gen ani­mal de sus die­tas. Pa­ra mu­chos, las ra­zo­nes pri­mor­dia­les de to­mar es­ta de­ci­sión gi­ran en torno a as­pec­tos éti­cos – eco­ló­gi­cos, sin em­bar­go, en otros ca­sos pue­den ser por ra­zo­nes de sa­lud.

Hoy día la ten­den­cia al vegetarianismo es más no­to­ria de­bi­do a la in­for­ma­ción que se en­cuen­tra en re­des so­cia­les que in­vi­tan a for­mar par­te de es­ta pre­fe­ren­cia, pe­ro si has pen­sa­do en re­la­cio­nar­te con es­te es­ti­lo de co­mi­da, de­bes te­ner en cuen­ta los si­guien­tes as­pec­tos.

Sus be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud

Una die­ta ba­sa­da en ali­men­tos de ori­gen ve­ge­tal se aso­cia con la dis­mi­nu­ción del ries­go de to­da cau­sa de muerte, in­clu­yen­do las en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

Se ha de­mos­tra­do que se pue­de re­du­cir has­ta 40% el ries­go de desa­rro­llar en­fer­me­da­des car­dia­cas, 29% de pa­de­cer de ac­ci­den­tes ce­re­bro­vas­cu­la­res (de­rra­mes) y has­ta un 34% me­nos ries­go de pa­de­cer hi­per­ten­sión ar­te­rial, ade­más con­tri­bu­ye en la pre­ven­ción o tra­ta­mien­to de otras co­mo obe­si­dad, sín­dro­me me­ta­bó­li­co, dis­li­pi­de­mias (ele­va­ción de lí­pi­dos en la san­gre) y dia­be­tes me­lli­tus ti­po 2.

Aler­ta: Dé­fi­cit de nu­trien­tes esenciales

A pe­sar de lo que mu­chos au­to­res pue­dan ar­gu­men­tar so­bre ca­ren­cias de nu­trien­tes en es­te ti­po de ali­men­ta­ción, se ha de­mos­tra­do que una die­ta ve­ge­ta­ria­na equi­li­bra­da tie­ne am­plios be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, siem­pre que se com­pen­sen sus prin­ci­pa­les de­fi­cien­cias nu­tri­cio­na­les que son hie­rro, vi­ta­mi­na B12 y cal­cio. La fal­ta de es­tos nu­trien­tes se­rá más evi­den­te de­pen­dien­do de las ca­rac­te­rís­ti­cas de su ali­men­ta­ción.

En­cuen­tra el ba­lan­ce per­fec­to

Al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra cu­brir tus ne­ce­si­da­des nu­tri­cio­na­les son:

Pro­teí­nas: se­gún el es­ti­lo de vegetarianismo que lle­ves ne­ce­si­ta­rás el apor­te de pro­teí­na de ori­gen ve­ge­tal en ma­yo­res can­ti­da­des, pa­ra es­to de­bes in­cluir fru­tos se­cos (al­men­dras, nue­ces, etc.); le­gu­mi­no­sas (gar­ban­zos, len­te­jas, etc.); ce­rea­les (ave­na, trigo, cen­teno) y so­ya.

Hie­rro: el ni­vel de ab­sor­ción del hie­rro en ali­men­tos de ori­gen ve­ge­tal es me­nor en com­pa­ra­ción con el pro­ve­nien­te de las car­nes, sin em­bar­go, exis­ten téc­ni­cas pa­ra pro­cu­rar una me­jor dis­po­si­ción. Evi­te con­su­mir ca­fé o té jun­to con las co­mi­das, in­clu­ya ali­men­tos con vi­ta­mi­na C ya sea en for­ma de en­sa­la­das (pi­men­to­nes con to­ma­tes y bró­co­li) o ju­gos (li­mo­na­da). Ade­más, la fer­men­ta­ción y el re­mo­jo de le­gu­mi­no­sas (len­te­jas, so­ja, etc.) y ce­rea­les (trigo, cen­teno) me­jo­ra la dis­po­ni­bi­li­dad del hie­rro y del zinc. Vi­ta­mi­na B12: in­cluir ali­men­tos en­ri­que­ci­dos con es­ta vi­ta­mi­na al igual que la su­ple­men­ta­ción se­rá ne­ce­sa­ria. Se de­be man­te­ner es­pe­cial vi­gi­lan­cia en em­ba­ra­za­das y te­ner en cuen­ta que una ali­men­ta­ción ovo-lac­to-ve­ge­ta­ria­na pue­de no cu­brir las ne­ce­si­da­des de es­te nu­trien­te. Cal­cio: in­clu­ya ali­men­tos co­mo es­pi­na­cas, be­rro, fru­tos se­cos, so­ya pa­ra ob­te­ner cal­cio de ori­gen ve­ge­tal.

La su­ple­men­ta­ción se­rá ne­ce­sa­ria cuan­do no se pue­dan cu­brir las ne­ce­si­da­des nu­tri­cio­na­les con la ali­men­ta­ción nor­mal. Pe­rio­dos co­mo cre­ci­mien­to, em­ba­ra­zo y lac­tan­cia, sue­len ser mo­men­tos sus­cep­ti­bles a ma­yo­res de­fi­cien­cias.

Sea cual sea el mo­ti­vo por el cual de­ci­das op­tar por es­te es­ti­lo de vi­da, ten en cuen­ta sus li­mi­ta­cio­nes, be­ne­fi­cios y retos. Bus­car la ayu­da de un pro­fe­sio­nal te brin­da­rá la se­gu­ri­dad de una bue­na nu­tri­ción y un es­ta­do de sa­lud óp­ti­mo.■

SARA SALDARRIAGA sa­ra­sal­da@hot­mail.com @Nu­tri­cion­ye­qui­li­brio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.