Ka­ren Pe­ral­ta

Mujer (Panama) - - Index - MA­CA­RE­NA BA­CHOR ma­ca­re­na.ba­chor@epa­sa.com @Ma­qui­ba­chor

¿Có­mo co­men­zó tu amor e in­te­rés por la mú­si­ca?

Bueno, na­ció más que na­da de un com­pro­mi­so que sen­tía por mi bi­sa­bue­la, que des­de muy ni­ña qui­so en­se­ñar­me a can­tar mú­si­ca fol­cló­ri­ca lla­ma­da tam­bo­ri­to, y yo es­ta­ba en­fo­ca­da den­tro de otras co­sas en mi ni­ñez y nun­ca pres­té aten­ción. Lue­go cuan­do ella mue­re, creé un víncu­lo con la mú­si­ca y con esa par­te que no pu­de su­plir. Al fi­nal me en­fo­qué en apren­der lo que ella siem­pre qui­so en­se­ñar­me y que en vi­da no pu­de apro­ve­char. De ahí en ade­lan­te co­men­cé a es­cri­bir mi pro­pia his­to­ria.

¿Qué cam­bió a par­tir de ha­ber ga­na­do Vi­ve la Mú­si­ca en el 2006?

Cam­bió mi es­ti­lo de vi­da. Lle­ga­ron las opor­tu­ni­da­des que es­ta­ba es­pe­ran­do apro­ve­char y no en­fo­car­me so­la­men­te en ga­nar el con­cur­so, sino en que se con­vir­tie­ra en una ex­pe­rien­cia que abrie­ra puer­tas, opor­tu­ni­da­des y que su­pe apro­ve­char más allá de ser ga­na­do­ra o per­de­do­ra. Por me­dio de esa ex­pe­rien­cia ad­qui­rí más com­pro­mi­so y un enfoque de vi­da dis­tin­to.

Hoy en día, ¿có­mo es tu víncu­lo con la mú­si­ca?

La mú­si­ca si­gue sien­do par­te de mi vi­da, pe­ro lle­gó un pun­to en don­de de­ci­dí real­men­te que que­ría em­pren­der un ca­mino. Mi vi­da se ha desa­rro­lla­do por me­dio del fol­clor y la cul­tu­ra pa­na­me­ña y don­de fui ex­plo­ran­do mu­chí­si­mas ca­pa­ci­da­des que no te­nía con­tem­pla­das que exis­tie­ran den­tro de mi per­so­na­li­dad, co­mo el diseño de ar­tícu­los, por me­dio de Et­nik, que es mi mar­ca. De igual ma­ne­ra, la mú­si­ca que can­to es una pa­ra enal­te­cer lo na­cio­nal, le can­to a la tie­rra, al or­gu­llo, a la iden­ti­dad, eso ha­go con mú­si­ca.

¿Có­mo fue el sal­to a la te­le­vi­sión?

Era una estudiante, te­nía una vi­da nor­mal. Vi­ne del in­te­rior a bus­car me­jo­res opor­tu­ni­da­des, es­tu­dian­do Fo­noau­dio­lo­gía en aquel tiem­po se dio la opor­tu­ni­dad de Vi­ve la Mú­si­ca. Te­nía mu­cho com­pro­mi­so con ese pro­gra­ma, era la úni­ca opor­tu­ni­dad que te­nía de cam­biar mi es­ti­lo de vi­da, lo veía de esa ma­ne­ra y no co­mo un con­cur­so. Lue­go lle­gó Re­to de Tro­va­do­res y He­cho en Panamá. Gra­cias a Dios he es­ta­do en programas te­le­vi­si­vos de al­to “ra­ting”. Eso ha­ce tam­bién que ten­gas un com­pro­mi­so so­cial, que man­ten­gas un per­fil y tra­tes siem­pre de dar el ejem­plo pa­ra la so­cie­dad, y eso te ha­ce ma­du­rar, te­ner más ca­pa­ci­dad pa­ra ver la vi­da de otro pun­to de vis­ta. El sal­to a la te­le­vi­sión de­fi­ni­ti­va­men­te me hi­zo ma­du­rar mu­cho más y en­fo­car­me.

Ya lo men­cio­nas­te, cuén­ta­nos so­bre Et­nik... ¿có­mo es el pro­ce­so crea­ti­vo?

La mar­ca cum­ple es­te año cua­tro años. He­mos po­di­do es­tar en fe­rias in­ter­na­cio­na­les des­de que se creó. He­mos es­ta­do en Co­lom­bia, Mé­xi­co, Nue­va York y el año pa­sa­do en Je­ru­sa­lén. Allí es don­de nos da­mos cuen­ta de que el tra­ba­jo va­le la pe­na, cuan­do un ex­tran­je­ro eli­ge tu pro­duc­to pa­ra lle­vár­se­lo a tu ca­sa. Ca­da co­sa lle­va su tiem­po y de­di­ca­ción, las pie­zas es­tán crea­das por ma­nos pa­na­me­ñas y re­sal­tan nues­tra cul­tu­ra. Yo diseño las pie­zas, las di­bu­jo, es­co­jo textiles; por ejem­plo, es­te año va­mos a ex­plo­rar mu­cho más el te­ji­do de ta­bu­re­te. Ade­más bus­co los ma­te­ria­les que ne­ce­si­ta­mos pa­ra ar­mar el pro­duc­to. Ha­ce­mos prue­bas de los di­se­ños es­co­gi­dos y las apro­ba­das van a con­fec­ción.

A fi­na­les del año pa­sa­do co­no­ci­mos va­rias no­ti­cias acer­ca de tu di­vor­cio, ¿qué apren­dis­te de ese pro­ce­so?

Es­to es un mun­do de apren­di­za­jes, no voy a ser la pri­me­ra ni la úl­ti­ma en di­vor­ciar­me y creo que a las fi­na­les, las mu­je­res de­be­ría­mos ser un ejem­plo o el re­fle­jo de otras mu­je­res en don­de la de­bi­li­dad es par­te de no­so­tras, vie­ne con el pa­que­te del ser hu­mano. La gen­te sien­te, su­fre, se ale­gra y su­pera. La en­se­ñan­za más tá­ci­ta que pue­de te­ner una mu­jer que em­pren­de, que tra­ba­ja por lo su­yo, que es in­de­pen­dien­te, es que tu ca­rre­ra no se va a le­van­tar un día y te va a de­cir que no te quie­re. En­ton­ces, tie­nes que tra­ba­jar en ti, pa­ra ti, em­po­de­rar­te tú y al fi­nal, la per­so­na que quie­ra ve­nir a apor­tar se su­ma, y la que no, pues sim­ple­men­te se des­pa­cha.

¿Qué le di­rías a una mu­jer que se es­tá di­vor­cian­do?

Que tie­ne que ha­cer un “de­tox emo­cio­nal”, real­men­te po­ner en la ba­lan­za qué es lo que real­men­te va­le la pe­na, en­fo­car­se en su ca­rre­ra y en que hay mu­chas más per­so­nas in­tere­sa­das en es­tar con una mu­jer co­mo uno. Hay que en­fo­car­se en los pro­pó­si­tos de vi­da, es lo más im­por­tan­te.

Des­pués de co­men­zar el pro­ce­so de di­vor­cio, hu­bo prue­bas de una in­fi­de­li­dad por par­te de tu exes­po­so, ¿có­mo en­fren­tas­te esa ver­dad?

Una co­mo mu­jer se va pre­pa­ran­do, el amor no se aca­ba de un día pa­ra otro. Cuan­do con­vi­ves con al­guien te das cuen­ta de cuan­do las co­sas vie­nen en de­cli­ve. En­ton­ces, el te­ma de si ha­bía in­fi­de­li­dad o no, era co­mo un plus a lo que ya se ha­bía ter­mi­na­do. En­ton­ces ya pa­ra esa eta­pa, en don­de yo pu­de dar­me cuen­ta por me­dio de prue­bas tá­ci­tas, uno se da cuen­ta de que tal vez vi­ve en una bur­bu­ja que es com­pli­ca­do cuan­do ex­plo­ta. Pe­ro era co­mo una cró­ni­ca de una muer­te anun­cia­da. Creo en el amor, y tam­bién sien­to que si ellos dos quie­ren em­pren­der una vi­da jun­tos, les de­seo suer­te por­que el amor exis­te; y cuan­do dos per­so­nas se aman, no tie­nen por qué es­tar le­jos una de la otra.

¿Qué co­sas quie­res lo­grar a par­tir de aho­ra?

Es­toy tra­ba­jan­do en un nue­vo pro­yec­to, es­pe­ro po­der con­tar­les pron­to. Creo que va a ser muy lindo, do­cen­te, in­for­ma­ti­vo, ne­ce­sa­rio y a las fi­na­les tam­bién tie­ne que ver con nues­tra cul­tu­ra y fol­clor.■

LA EXPRESENTADORA DE TE­LE­VI­SIÓN Y

MÚ­SI­CA PA­NA­ME­ÑA NOS CUEN­TA CÓ­MO SE RE­CU­PE­RÓ DE SU

DI­VOR­CIO Y EN QUÉ PRO­YEC­TOS

ES­TÁ TRA­BA­JAN­DO AC­TUAL­MEN­TE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.