Preo­cu­pan aler­tas por me­di­ci­nas de­fi­cien­tes

En lo que va del año, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud ha emi­ti­do 18 aler­tas por me­di­ca­men­tos me­dian­te bo­le­tín del De­par­ta­men­to de Far­ma­co­vi­gi­lan­cia. Es­pe­cia­lis­tas li­ga­dos a sa­lud pú­bli­ca y a gre­mios mé­di­cos su­gie­ren una ma­yor di­fu­sión de es­tas aler­tas pa­ra la se­gu

Panamá América - - Portada -

» Pi­den al Mi­nis­te­rio de Sa­lud que di­fun­da con ma­yor pron­ti­tud y de for­ma más am­plia las aler­tas in­ter­na­cio­na­les so­bre me­di­ci­nas que no cum­plen con las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes re­que­ri­das. » Or­lan­do Ma­rín, di­ri­gen­te de Gre­mios de Pro­fe­sio­na­les y Téc­ni­cos de la Sa­lud, di­jo que en oca­sio­nes ni el per­so­nal mé­di­co del Min­sa se en­te­ra de la exis­ten­cia de es­tas aler­tas.

Afec­ta­do por en­fer­me­dad ra­ra pi­de ayu­da pa­ra ob­te­ner me­di­ca­men­tos

Las aler­tas far­ma­céu­ti­cas emi­ti­das por agen­cias in­ter­na­cio­na­les re­gu­la­do­ras de me­di­ca­men­tos son de vi­tal im­por­tan­cia por­que per­mi­ten in­for­mar, tan­to a pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios co­mo a pa­cien­tes, de las irre­gu­la­ri­da­des o de­fec­tos en de­ter­mi­na­dos fár­ma­cos que con­di­cio­nan su co­mer­cia­li­za­ción.

¿Pe­ro con cuán­ta pron­ti­tud se di­fun­den es­tas aler­tas en nues­tro país? ¿Tie­nen el al­can­ce ade­cua­do pa­ra po­ner en co­no­ci­mien­to a las par­tes in­tere­sa­das?

Es­tas son so­lo al­gu­nas de las pre­gun­tas que gra­vi­tan en nues­tro sis­te­ma de sa­lud pú­bli­co, re­fe­ren­te a un te­ma al­ta­men­te sen­si­ble, pe­ro del que po­co se ha­bla.

En Pa­na­má, la ins­tan­cia que se en­car­ga de aten­der y dar­les se­gui­mien­to a las aler­tas de me­di­ca­men­tos es el De­par­ta­men­to de Far­ma­co­vi­gi­lan­cia, que per­te­ne­ce a la Di­rec­ción Na­cio­nal de Far­ma­cia y Dro­gas, de­pen­den­cia del Mi­nis­te­rio de Sa­lud (Min­sa).

Se­gún el si­tio web del Min­sa, en lo que res­pec­ta a es­te año, Far­ma­co­vi­gi­lan­cia ha re­por­ta­do 18 aler­tas de me­di­ca­men­tos, las más re­cien­tes de mar­zo.

So­lo en ese mes se di­fun­die­ron 9 aler­tas pa­ra evi­tar po­si­bles ries­gos pa­ra quie­nes con­su­men de­ter­mi­na­dos me­di­ca­men­tos.

Por ejem­plo, se emi­tie­ron me­di­das pa­ra evi­tar la ex­po­si­ción al áci­do val­proi­co du­ran­te el em­ba­ra­zo. Tam­bién se anun­ció una re­vi­sión de la Agen­cia Eu­ro­pea de Me­di­ca­men­tos (EMA) re­la­cio­na­da al pro­duc­to Esm­ya por le­sio­nes he­pá­ti­cas gra­ves.

Otra ad­ver­ten­cia fue el ries­go po­ten­cial de dis­mi­nu­ción de las can­ti­da­des de pla­que­tas en la san­gre (trom­bo­ci­to­pe­nia) aso­cia­dos al fin­go­li­mod.

In­clu­so se di­fun­dió un bo­le­tín de aler­tas in­ter­na­cio­na­les con pro­duc­tos no re­gis­tra­dos en Pa­na­má.

Pe­ro una vez co­no­ci­da la ad­ver­ten­cia, ¿qué ac­cio­nes eje­cu­ta Far­ma­cia y Dro­gas pa­ra ga­ran­ti­zar que no con­ti­núe su ex­pen­dio en Pa­na­má?

Los in­for­mes que acom­pa­ñan las aler­tas de me­di­ca­men­tos se li­mi­tan a de­cir que di­cha in­for­ma­ción se co­mu­ni­ca a tra­vés de la sec­ción de no­tas de se­gu­ri­dad de me­di­ca­men­tos del si­tio web del Min­sa.

Y so­li­ci­ta “ha­cer ex­ten­si­va la in­for­ma­ción a los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud, a quie­nes les ex­hor­ta a to­mar las con­si­de­ra­cio­nes per­ti­nen­tes”.

Ma­yor di­fu­sión

Or­lan­do Ma­rín, ex­pre­si­den­te de la Coor­di­na­do­ra Na­cio­nal de Gre­mios de Pro­fe­sio­na­les y Téc­ni­cos de la Sa­lud (Co­na­gre­prot­sa), ex­pli­ca que de es­tas aler­tas, mu­chas ve­ces ni el pro­pio per­so­nal del Mi­nis­te­rio de Sa­lud se da por en­te­ra­do.

“Hay ve­ces en que hay una aler­ta vi­gen­te, pe­ro a ni­vel in­tra­hos­pi­ta­la­rio, pa­cien­tes » A la ya re­cu­rren­te denuncia de des­abas­te­ci­mien­to de me­di­ca­men­tos en las ins­ta­la­cio­nes de sa­lud pú­bli­ca se su­ma el cla­mor de al­gu­nos pa­cien­tes con en­fer­me­da­des po­co co­mu­nes, cu­yos fár­ma­cos no fi­gu­ran en la lis­ta de dis­tri­bu­ción de las farmacias del Min­sa o de la Ca­ja de Se­gu­ro So­cial. Tal es el ca­so de Juan Jo­sé Pineda, a quien ha­ce 5 años se le diag­nos­ti­có una en­fer­me­dad co­no­ci­da co­mo sín­dro­me de Bru­ga­da. Pineda com­par­tió ayer en el no­ti­cie­ro de TVN el cal­va­rio que le ha to­ca­do vi­vir en es­tos años de­bi­do a que no lle­ga a Pa­na­má el fár­ma­co in­di­ca­do pa­ra es­te tras­torno que ace­le­ra el co­ra­zón, de­no­mi­na­do sul­fa­to de qui­ni­di­na. An­tes exis­tían dos per­so­nas con es­te sín­dro­me, pe­ro re­cien­te­men­te una mu­rió y aho­ra Juan Jo­sé es el úni­co pa­cien­te con es­te diag­nós­ti­co, por lo que traer su me­di­ca­men­to no re­sul­ta fac­ti­ble. Pineda pi­dió ayer co­la­bo­ra­ción de la co­mi­sión tri­par­ti­ta (Min­sa, CSS y Pre­si­den­cia) pa­ra que unan es­fuer­zos y trai­gan el me­di­ca­men­to. es­tán uti­li­zan­do el me­di­ca­men­to por dos o tres se­ma­nas”, re­ve­la.

Ante es­te pa­no­ra­ma, el ase­sor de Co­na­gre­prot­sa ha­ce un lla­ma­do a Far­ma­cia y Dro­gas pa­ra que es­tas aler­tas se den “con una co­mu­ni­ca­ción mu­cho más abier­ta y fron­tal”.

Al res­pec­to, el mé­di­co pa­na­me­ño Jor­ge Gam­boa Arosemena re­co­no­ció el pro­fe­sio­na­lis­mo de mu­chos fun­cio­na­rios del Min­sa. Aun­que agre­gó que, la­men­ta­ble­men­te, hay cier­tos ser­vi­cios que se pue­den me­jo­rar, “pe­ro se en­re­dan por el ben­di­to ma­ne­jo po­li­ti­que­ro”.

Se in­ten­tó co­no­cer la ver­sión de la Di­rec­ción de Far­ma­cia y Dro­gas, pe­ro al cie­rre de es­ta edi­ción no hu­bo res­pues­ta.

» La sec­ción de Se­gu­ri­dad de Me­di­ca­men­tos en la web del Min­sa ofre­ce la po­si­bi­li­dad de lle­nar un for­mu­la­rio de sos­pe­chas de reac­cio­nes ad­ver­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.