Un me­dia­dor con­flic­ti­vo

» El prin­ci­pal ne­go­cia­dor del pre­si­den­te Va­re­la en las di­fe­ren­tes cri­sis que ha en­fren­ta­do, el mi­nis­tro Ál­va­ro Ale­mán, es re­cha­za­do por di­fe­ren­tes sec­to­res por su pre­po­ten­cia y fal­ta de ob­je­ti­vi­dad.

Panamá América - - Portada - Belys To­ri­bio Es­tu­dian­te de Pe­rio­dis­mo @Pa­na­maA­me­ri­ca

El pre­si­den­te Juan Car­los Va­re­la ha de­sig­na­do al mi­nis­tro de la Pre­si­den­cia, Ál­va­ro Ale­mán, co­mo el re­pre­sen­tan­te del Ór­gano Eje­cu­ti­vo pa­ra me­diar en­tre el Go­bierno y la ciu­da­da­nía, pe­ro mu­chos lo ca­li­fi­can co­mo una per­so­na arro­gan­te, con po­ca ca­pa­ci­dad con­ci­lia­do­ra y ca­rac­te­ri­za­do por sus de­cla­ra­cio­nes fue­ra de tono al ser cues­tio­na­do.

Ale­mán ha di­ri­gi­do va­rias me­sas de diá­lo­go en con­flic­tos que se han pre­sen­ta­do a lo lar­go de es­te pe­rio­do de go­bierno, en las cua­les ha si­do ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción de otros mi­nis­tros e in­clu­so de la Igle­sia ca­tó­li­ca.

En es­te mo­men­to, Va­re­la lo ha de­sig­na­do pa­ra que con­vo­que a la so­cie­dad ci­vil, eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca pa­ra una con­sul­to­ría pa­ra adop­tar una asam­blea cons­ti­tu­yen­te.

Pe­ro pa­ra el ca­te­drá­ti­co y abo­ga­do Mi­guel An­to­nio Ber­nal, Ale­mán ca­re­ce de ca­pa­ci­dad de diá­lo­go.

Ber­nal ase­gu­ra: “me pa­re­ce que es la per­so­na me­nos in­di­ca­da, pues des­pier­ta in­te­rro­gan­tes por la au­sen­cia de par­cia­li­dad y ob­je­ti­vi­dad de la cual se ha ca­rac­te­ri­za­do”.

Coin­ci­de con Ber­nal, el eco­no­mis­ta y ca­te­drá­ti­co Juan Jo­va­né, quien in­di­có que “se de­bió es­co­ger una per­so­na que po­sea la ha­bi­li­dad de con­sen­so, es­te go­bierno es­tá lleno de mi­nis­tros pre­po­ten­tes”, re­cal­có.

Es­ta pre­po­ten­cia se vio re­fle­ja­da el pa­sa­do 13 de mar­zo cuan­do Ale­mán fue el en­car­ga­do de di­ri­gir la me­sa de diá­lo­go en Co­lón, don­de el Co­mi­té de Lu­cha por la Sal­va­ción de Co­lón pro­tes­ta­ba por el re­tra­so del Plan Re­no­va­ción Ur­ba­na y el in­cum­pli­mien­to de pro­me­sas del go­bierno.

En aque­lla oca­sión se pac­tó una me­sa de diá­lo­go con los di­ri­gen­tes en Co­lón, don­de Ale­mán de­jó plan­ta­dos a los co­lo­nen­ses.

Pa­ra el di­ri­gen­te Ed­gar­do Voi­tier, la ra­zón por la cual el mi­nis­tro no asis­tió, fue por­que los di­ri­gen­tes no anun­cia­ron el le­van­ta­mien­to de huel­ga en una con­fe­ren­cia de pren­sa, pa­ra el acer­ca­mien­to en­tre los co­lo­nen­ses y el Go­bierno.

El 9 de abril se con­vo­có la se­gun­da huel­ga en Co­lón, don­de Voi­tier ex­pre­só su mo­les­tia con el mi­nis­tro Ál­va­ro Ale­mán por­que es “pu­ro no” en la me­sa de diá­lo­go.

Hay quie­nes pien­san que la de­sig­na­ción del pre­si­den­te es erra­da, por su ma­ne­ra de ex­pre­sar­se ha­cia los pa­na­me­ños ca­da vez que hay un con­flic­to.

De­cla­ra­cio­nes co­mo “van pal cie­lo y van llo­ran­do”, “pue­den ha­cer lo que quie­ran”, “la in­se­gu­ri­dad es par­te de la vi­da de un país”, “los me­dios de co­mu­ni­ca­ción es­tán ob­se­sio­na­dos con la in­se­gu­ri­dad” y “hay quie­nes se pa­san to­do el día ña­ñe­quean­do en las re­des so­cia­les”, son par­te de las ex­pre­sio­nes que ha usa­do cuan­do se le ha cues­tio­na­do en oca­sio­nes es­pe­cí­fi­cas, las mis­mas han oca­sio­na­do mu­cha polémica en las re­des so­cia­les por par­te de la so­cie­dad ci­vil, ¿có­mo es po­si­ble que una au­to­ri­dad de go­bierno se ex­pre­se de es­ta ma­ne­ra?

Sin em­bar­go, no to­dos ca­ta­lo­gan a Ale­mán co­mo la fi­gu­ra erró­nea. Ro­lan­do Mi­ro­nes, ex­di­rec­tor de la Po­li­cía Na­cio­nal, ar­gu­men­ta que es com­pren­si­ble la asig­na­ción de es­te, sien­do “la mano de­re­cha y el me­jor hom­bre pa­ra que coor­di­ne las con­sul­tas, el mis­mo po­see bue­nas re­la­cio­nes con las or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les, sec­to­res em­pre­sa­ria­les y sec­tor tra­ba­ja­dor”.

»El mi­nis­tro Ale­mán ha es­ta­do al fren­te de la me­sa de diá­lo­go en Co­lón y aho­ra en con­sul­tas por la cons­ti­tu­yen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.