Ar­tis­ta Cos­mo­po­li­ta

Así es Efraim Es­pino. Ta­ble­ño, egre­sa­do Manuel Ma­ría Te­ja­da Ro­ca, él ha re­co­rri­do Amé­ri­ca y ca­si to­da Eu­ro­pa. Ha­ce 30 años re­si­de en Di­na­mar­ca.

Panamá América - - Ey! - Ro­sa­li­na Oro­cú Mo­ji­ca ro­sa­li­na.oro­cu@epa­sa.com

Ca­mino a Di­na­mar­ca don­de arri­ba­rá el 3 de ju­nio y pro­ce­den­te de Mé­xi­co, don­de ex­pu­so en Ga­le­ría Art­di­cré en la muestra “Mur­mu­llos de Som­bras”, en el 35 ani­ver­sa­rio de es­ta, Efraim Es­pino hi­zo un al­to pa­ra es­tar un tiem­po en su na­tal Pa­na­má. Ello fue pa­ra él ale­gría y de­silu­sión. Le due­le có­mo ha­lló a Pa­na­má. Ve en la ba­lan­za “mu­chos ras­ca­cie­los, pe­ro mu­cha de­sigual­dad so­cial y mu­cha co­rrup­ción”. Pa­na­má, ex­pre­sa, “es co­mo la cue­va de Alí Ba­bá y los 40 la­dro­nes, las ar­cas se sa­quean sin pie­dad”. Aña­de que “Pa­na­má es la nue­va Ca­li­for­nia. So­lo fal­tan las pistolas y los ca­ba­llos. Aquí lle­ga to­do el mun­do. Aquí to­dos ro­ban. Los po­lí­ti­cos no tie­nen con­cien­cia mo­ral y en­ga­ñan y vic­ti­mi­zan al pue­blo, le ven­den el cie­lo ca­da cin­co años y lo de­jan con las ma­nos va­cías”.

Di­ce que le pa­re­cie­ra ver dos Pa­na­má: la de ri­cos y la de po­bres.

“Las va­cas, los pollos, los cer­dos, en Es­can­di­na­via, tie­nen me­jor vi­da que mu­chos po­bres en Pa­na­má, pues tie­nen má­qui­nas que les dan ma­sa­jes”, di­ce.

Opi­na que pa­ra el po­bre la úni­ca sa­li­da es la edu­ca­ción. “Te­ne­mos que ha­cer es­cue­las. Hay que ha­cer cen­tros cul­tu­ra­les en la Re­pú­bli­ca, pe­ro no ga­le­ras. Cen­tros pa­ra los jó­ve­nes, bi­blio­te­cas di­gi­ta­les y plan­tar ár­bo­les, mi­les de ár­bo­les. Crear con­cien­cia en los ciu­da­da­nos que los ár­bo­les son si­nó­ni­mo de vi­da”, in­di­ca. Si­gue di­cien­do: “Re­co­rrí la ave­ni­da Cen­tral y no­té que ca­da vez que un go­bierno vie­ne hay nue­vos la­dri­llos”.

“Estaba llo­vien­do. Fui al Museo de Ar­te Con­tem­po­rá­neo y es­tan­do allí ex­pe­ri­men­té al­go que so­lo en Cien Años de So­le­dad se pue­de ver: llo­vía más por den­tro del museo que afue­ra”, co­men­ta.

“Pro­mo­ver el ar­te, la cultura, es el ca­mino pa­ra cons­truir una na­ción. Sin ar­te, sin edu­ca­ción, es­ta­mos to­tal­men­te perdidos”, ha­ce hin­ca­pié Efraim Es­pino.

Lar­ga ca­rre­ra ar­tís­ti­ca

Es­pino con su ar­te ha re­co­rri­do va­rios con­ti­nen­tes. Ha par­ti­ci­pa­do en más de 50 in­di­vi­dua­les y co­lec­ti­vas. Su ar­te ha si­do ob­je­to de aná­li­sis por crí­ti­cos in­ter­na­cio­na­les de la ta­lla de Graham Thom­pson (PhD, anth­ro­po­logy, Cam­brid­ge Uni­ver­sity) e Ib Johan­sen (pro­fe­sor emé­ri­to y es­cri­tor, Uni­ver­si­dad de Aar­hus, Di­na­mar­ca) y los pa­na­me­ños Pe­dro Pra­do y Agus­tín Del Ro­sa­rio.

Pla­nes

Pro­yec­ta es­cri­bir un li­bro, “La otra ori­lla del co­lor”, que se­rá una ex­po­si­ción del amor, el cos­mos y el exis­ten­cia­lis­mo.

“Vi­vi­mos en esa to­ta­li­dad que es ca­si la na­da. La gran exis­ten­cia del cos­mos es Dios que es la fuer­za que nos nu­tre”, di­ce, y aña­de que su li­bro se­rá “el con­cep­to mu­si­cal del uni­ver­so, por­que el uni­ver­so tie­ne un rit­mo, así co­mo la mú­si­ca tie­ne co­lor”.

La pu­bli­ca­ción mos­tra­rá la tra­yec­to­ria del ar­tis­ta cos­mo­po­li­ta tri­lin­güe apa­sio­na­do por la ar­queo­lo­gía y su cos­mo­vi­sión e in­clui­rá cua­tro poe­mas su­yos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Panama

© PressReader. All rights reserved.