Fis­ca­lía acu­só por coac­ción se­xual a dos sa­cer­do­tes que ser­vían en Pa­so Yo­bái

La fis­ca­lía de Vi­lla­rri­ca pre­sen­tó acu­sa­ción con­tra el cu­ra pá­rro­co Gus­ta­vo Adol­fo Ove­lar (61) y el vi­ca­rio Fran­cis­co Ja­vier Ba­rei­ro (45) por los he­chos de ten­ta­ti­va de coac­ción se­xual y coac­ción se­xual con­tra unos seis jó­ve­nes de Pa­so Yo­bái. Ade­lan­tó que

ABC Color - - LOCALES -

VI­LLA­RRI­CA (Juan Per­do­mo Can­te­ro, Co­rres­pon­sal). Los sa­cer­do­tes acu­sa­dos an­te el juez de Vi­lla­rri­ca, Bien­ve­ni­do Gon­zá­lez, per­te­ne­cían a la con­gre­ga­ción Obla­tos de Ma­ría In­ma­cu­la­da y pres­ta­ban ser­vi­cios en la ciu­dad de Pa­so Yo­bái.

En el año 2015, unos seis jó­ve­nes ha­bían de­nun­cia­do an­te la uni­dad de la fis­ca­la de Gé­ne­ro Per­la Cá­ce­res de Ba­ta­glia, ha­ber si­do ma­no­sea­dos por los sa­cer­do­tes Ove­lar y Ba­rei­ro y que in­clu­so eran aco­sa­dos a tra­vés de men­sa­jes de ce­lu­lar. El ca­so pos­te­rior­men­te pa­só a car­go del fis­cal Car­los Al­va­ren­ga, quien en su mo­men­to ha­bía impu­tado a los cu­ras y pos­te­rior­men­te se ha­bía in­hi­bi­do del ca­so, por lo que la cau­sa que­dó en la Uni­dad Pe­nal Nº 2 de la ciu­dad de Vi­lla­rri­ca, a car­go del fis­cal Ber­nar­do Eli­zaur.

Des­pués de que el ca­so fue­ra me­dia­ti­za­do, el obis­po de la dió­ce­sis de Vi­lla­rri­ca, mon­se­ñor Ri­car­do Valenzuela Ríos, ex­pre­só que los re­li­gio­sos fue­ron separados de los car­gos que ocu­pa­ban en la men­cio­na­da ciu­dad.

Por otro la­do, el agen­te fis­cal de la Cau­sa, Ber­nar­do Eli­zaur, ex­pli­có que aho­ra so­lo es­pe­ran que el juz­ga­do fi­je fe­cha pa­ra la rea­li­za­ción de la pri­me­ra au­dien­cia pre­li­mi­nar don­de re­que­ri­rán que el ca­so sea ele­va­do a jui­cio oral y pú­bli­co.

Se­ña­ló que am­bos sa­cer­do­tes se ex­po­nen a una pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad de has­ta 10 años que es­ta­ble­ce el có­di­go pe­nal pa­ra­gua­yo pa­ra los car­gos de ten­ta­ti­va de coac­ción se­xual y coac­ción se­xual.

Se­gún Li­da Castillo, asis­ten­te del fis­cal de la uni­dad pe­nal a car­go del abo­ga­do Car­los Al­va­ren­ga, los mis­mos en su mo­men­to ha­bían fi­ja­do fe­cha pa­ra que los sa­cer­do­tes acu­sa­dos se so­me­tan a una prue­ba Psi­co­ló­gi­ca y Psi­quiá­tri­ca. Ba­jo ex­cu­sas, los acu­sa­dos no se pre­sen­ta­ron.

En una con­fe­ren­cia de pren­sa ce­le­bra­da en abril del año pa­sa­do en Asunción, el nun­cio apos­tó­li­co Eli­seo An­to­nio Ariot­ti ha­bía anun­cia­do que los sa­cer­do­tes Gus­ta­vo Ove­lar y Fran­cis­co Ba­rei­ro, de­nun­cia­dos por “su­pues­tos ca­sos de aco­so y abu­so de me­no­res”, se­rían re­du­ci­dos al es­ta­do lai­cal.

Los men­cio­na­dos vi­ven ac­tual­men­te en do­mi­ci­lios de sus fa­mi­lia­res, a la es­pe­ra de la pro­se­cu­ción de sus jui­cios.

El ca­so ha­bía ge­ne­ra­do mu­cha in­dig­na­ción en la co­mu­ni­dad, por­que al tra­tar­se de re­li­gio­sos mu­chos te­nían con­fian­za en los mis­mos, pe­ro de­frau­da­ron a los cre­yen­tes.

Sus víc­ti­mas in­clu­so pi­die­ron cas­ti­gos se­ve­ros pa­ra los acu­sa­dos, se­gún la car­pe­ta fis­cal.

Gus­ta­vo Adol­fo Ove­lar, otro de los cu­ras pro­ce­sa­dos.

Fran­cis­co Ja­vier Ba­rei­ro, de los Obla­tos del Ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.