EL EPP con­so­li­da su zo­na li­be­ra­da con cin­co se­cues­tra­dios

El au­to­de­no­mi­na­do Ejér­ci­to del Pue­blo Pa­ra­gua­yo ac­tual­men­te man­tie­ne se­cues­tra­do a un po­li­cía, un ga­na­de­ro y tres me­no­ni­tas en un área prác­ti­ca­men­te “li­be­ra­da” de 50 ki­ló­me­tros a la re­don­da, en­tre los de­par­ta­men­to de San Pe­dro y Con­cep­ción, an­te la inoper

ABC Color - - PORTADA -

La or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, ac­tual­men­te co­man­da­da por Os­val­do Vi­llal­ba, Ma­nuel Cris­tal­do Mie­res, Mag­na Me­za, Li­lia­na Vi­llal­ba y que aho­ra cuen­ta con una cé­lu­la de apo­yo, el Ejér­ci­to de Ma­ris­cal Ló­pez (EML), li­de­ra­do por Ale­jan­dro Ra­mos, man­tie­ne se­cues­tra­do al po­li­cía Ede­lio Mo­rí­ni­go, el ga­na­de­ro Fé­lix Ur­bie­ta Ra­mí­rez y a los me­no­ni­tas Abrahán Fehr Ban­man, Franz Hie­bert Wie­ler y Bern­hard Blatz Fries­sen. To­dos los pla­gios fue­ron per­pe­tra­dos en un ra­dio de 35 ki­ló­me­tros en­tre los de­par­ta­men­tos de San Pe­dro y Con­cep­ción, don­de los cri­mi­na­les lo­gra­ron crear una zo­na li­be­ra­da gra­cias al terror ge­ne­ra­do con sal­va­jes ata­ques y ma­tan­za de ci­vi­les, po­li­cías y mi­li­ta­res en la men­cio­na­da re­gión. Un in­for­man­te de in­te­li­gen­cia se­ña­la que ac­tual­men­te los miem­bros de la ban­da ar­ma­da aban­do­na­ron los asen­ta­mien­tos cam­pe­si­nos y se in­ter­na­ron de­fi­ni­ti­va­men­te en los ex­ten­sos mon­tes de la re­gión, don­de uti­li­zan las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas co­mo gua­ri­das.

Apa­ren­te­men­te, so­lo los miem­bros de la lo­gís­ti­ca, los que se en­car­gan de pro­veer de ar­mas, mu­ni­cio­nes, me­di­ca­men­tos y ali­men­tos a la ga­vi­lla, se que­da­ron en los pe­que­ños po­bla­dos de la zo­na, am­pa­ra­dos en el ano­ni­ma­to. Pre­ci­sa­men­te, un error de tác­ti­ca im­ple­men­ta­da por los co­man­dan­tes de la FTC –la de sus­ti­tuir la in­te­li­gen­cia hu­ma­na por la tec­no­lo­gía–, ac­tual­men­te im­pi­de iden­ti­fi­car a los miem­bros de la lo­gís­ti­ca y a tra­vés de ellos lle­gar a los lí­de­res de la ban­da, co­mo se ha­cía años atrás.

Su­pues­ta­men­te pa­ra su­plir es­tas de­fi­cien­cias fue nom­bra­do co­mo di­rec­tor de Po­li­cía en el de­par­ta­men­to de San Pe­dro el co­mi­sa­rio ge­ne­ral En­ri­que Isa­si, mien­tras que el co­mi­sa­rio Fran­cis­co Res­quín se­ría nue­vo je­fe de In­te­li­gen­cia de la Fuer­za de Ta­rea Con­jun­ta (FTC), por el la­do de la Po­li­cía.

El he­cho de que la ban­da cri­mi­nal man­tie­ne a cin­co se­cues­tra­dos sin pe­dir res­ca­te por ellos es una de­mos­tra­ción de fuer­za, y tam­bién de que lo­gra­ron au­to­sus­ten­tar­se con el co­bro, pro­duc­to de la ex­tor­sión a los pro­duc­to­res y po­bla­do­res de la re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.