¡Cons­tru­ya­mos ya!... un país jus­to y flo­re­cien­te

ABC Color - - ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS - Ele­na T. To­rres Báez

Si un país, co­mo Pa­ra­guay, tie­ne va­lio­sos re­cur­sos pa­ra el de­sa­rro­llo del pue­blo, y ade­más tie­ne co­mo for­ma de Go­bierno a la de­mo­cra­cia re­pre­sen­ta­ti­va par­ti­ci­pa­ti­va con­sa­gra­da en la Cons­ti­tu­ción Nacional, pe­ro el Pue­blo en vez de te­ner un país jus­to y flo­re­cien­te tie­ne por el con­tra­rio un país in­dig­nan­te con gran de­sigual­dad so­cial, mi­se­ria e in­se­gu­ri­dad cons­tan­te, pues en­ton­ces el Go­bierno NO es el úni­co res­pon­sa­ble de te­ner un país con in­dig­nan­tes de­sigual­da­des.

El pue­blo tam­bién es res­pon­sa­ble, por­que to­do pue­blo de­mo­crá­ti­co en su ca­li­dad de pue­blo so­be­rano y con­tri­bu­yen­te tie­ne el po­der su­fi­cien­te pa­ra te­ner una Cons­ti­tu­ción Nacional ex­ce­len­te en la cual se es­ta­blez­can las de­ci­sio­nes más con­ve­nien­tes pa­ra te­ner un país con de­mo­cra­cia ver­da­de­ra, es de­cir, un país jus­to y flo­re­cien­te don­de to­dos los ha­bi­tan­tes y no so­lo unos po­cos pue­dan vi­vir dig­na­men­te.

Y, ade­más, el pue­blo den­tro de su rol par­ti­ci­pa­ti­vo en el Go­bierno de­mo­crá­ti­co tie­ne otros cua­tro po­de­res o de­re­chos: elec­tor, con­tra­lor, co­la­bo­ra­dor y de re­vo­ca­to­ria de man­da­to de go­ber­nan­tes an­ti­pa­tria.

Es de­cir, to­do pue­blo de­mo­crá­ti­co pa­ra te­ner real­men­te un país ex­ce­len­te, y NO un país su­frien­te don­de una mi­no­ría go­ber­nan­te y sus sos­te­ne­do­res tie­nen to­dos los de­re­chos y nin­gu­na obli­ga­ción, mien­tras que la ma­yo­ría de la Po­bla­ción tie­ne to­das las obli­ga­cio­nes, pe­ro su­fre la cri­mi­nal pri- va­ción de sus ele­men­ta­les de­re­chos de vi­da, lo que de­be ha­cer es par­ti­ci­par per­ma­nen­te­men­te en for­ma in­te­li­gen­te y éti­ca o cons­truc­ti­va, en la cons­truc­ción del país de to­dos, de­bien­do ac­tuar siem­pre con men­ta­li­dad de pue­blo de­mo­crá­ti­co o pue­blo so­be­rano y NO con men­ta­li­dad de pue­blo es­cla­vo que men­di­ga sus le­gí­ti­mos de­re­chos al po­der co­rrup­to.

Y es por to­do lo di­cho, que le in­vi­to a la ciu­da­da­nía pa­ra­gua­ya a leer la si­guien­te pro­pues­tas de mi au­to­ría, ti­tu­la­da: Cons­tru­ya­mos ya!!! Un país jus­to y flo­re­cien­te.

Les in­vi­to cor­dial­men­te a ac­ce­der gra­tui­ta­men­te al mis­mo en el si­guien­te link: https://is­suu.com/ele­na­to­rres­baez/docs/prue­ba_34.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.