Po­li­cías “ga­ti­llo fá­cil” y el Estado in­dem­ni­za­rán a pa­dres de víc­ti­mas

El Tri­bu­nal de Ape­la­ción en lo ci­vil , 2ª sa­la, con­fir­mó la sen­ten­cia de la jue­za Ma­ría An­gé­li­ca Cal­vo, que con­de­nó a dos po­li­cías y al Estado pa­ra­gua­yo, en for­ma sub­si­dia­ria, a in­dem­ni­zar por da­ño mo­ral a los pa­dres de dos her­ma­nos ase­si­na­dos al ser conf

ABC Color - - JUDICIALES Y POLICIALES -

La ma­gis­tra­da or­de­nó a los con­de­na­dos a pa­gar G. 500 mi­llo­nes, más in­tere­ses del 2,5% men­sua­les des­de el ini­cio del jui­cio. La sen­ten­cia fue ape­la­da tan­to por los pa­dres de las víc­ti­mas, Teo­do­ro Ri­ve­ros y Vic­to­ria Fa­mo­so de Ri­ve­ros, co­mo por el Estado pa­ra­gua­yo.

Los pa­dres con­si­de­ra­ron que el mon­to es­ta­ble­ci­do era ín­fi­mo y que, ade­más de da­ño mo­ral, de­bían ser in­dem­ni­za­dos por pér­di­da de chan­ce y lu­cro ce­san­te, mien­tras que la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca so­li­ci­tó la re­duc­ción del mon­to.

Los ca­ma­ris­tas Ma­ría Sol Zuc­co­li­llo, Juan Car­los Pa­re­des y Lin­neo Yns­frán con­clu­ye­ron que so­lo co­rres­pon­día el re­sar­ci­mien­to por da­ño mo­ral, no en con­cep­to de los de­más ru­bros, que pue­den ser re­cla­ma­dos por otros deu­dos de las víc­ti­mas.

La sen­ten­cia aho­ra con­fir­ma­da es­ta­ble­ce que am­bos agen­tes de­be­rán in­dem­ni­zar por da­ño mo­ral al ma­tri­mo­nio con­for­ma­do por Teo­do­ro Ri­ve­ros y Vic­to­ria Fa­mo­so de Ri­ve­ros con G. 500 mi­llo­nes, más in­tere­ses del 2,5% men­sua­les des­de el ini­cio del jui­cio.

En la fe­cha y lu­gar in­di­ca­dos, los her­ma­nos Ge­rar­do y No­las­co Ri­ve­ros Fa­mo­so fue­ron al­tea­dos por los su­bo­fi­cia­les 2° Quir­nos Ja­vier Es­ti­ga­rri­bia Velázquez y Sil­vio Ru­bén Díaz To­rres cuan­do fae­na­ban una va­ca de su fa­mi­lia. Los agen­tes se cons­ti­tu­ye­ron allí tras re­ci­bir una lla­ma­da de la co­mi­sa­ría lo­cal so­bre un ca­so de su­pues­to abi­gea­to.

Un ve­cino tes­ti­fi­có que el ve­te­ri­na­rio in­ten­tó ex­pli­car que el ani­mal les per­te­ne­cía y que es­ta­ba en­fer­mo, pe­ro los agen­tes no qui­sie­ron en­trar en ra­zón y le tum­ba­ron en el sue­lo. Al in­ten­tar le­van­tar­se, fue ase­si­na­do de tres balazos. Cuan­do Ge­rar­do in­ten­tó in­ter­ve­nir en de­fen­sa de su her­mano, los agen­tes in­clu­so le rom­pie­ron el bra­zo pa­ra es­po­sar­lo, an­tes de tam­bién ma­tar­lo a ti­ros. En lo pe­nal, los agen­tes fue­ron con­de­na­dos a 20 años de cár­cel en el año 2014.

No­las­co era ve­te­ri­na­rio, y su her­mano, téc­ni­co elec­tri­cis­ta, y se acre­di­tó que la va­ca fae­na­da era pro­pie­dad de su ma­dre.

Ma­ría Sol Zuc­co­li­llo, ca­ma­ris­ta en lo ci­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.