Se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca es un pro­ble­ma en Pa­ra­guay, se­gún cón­sul ale­mán

Kars­ten Friedrichsen, cón­sul ho­no­ra­rio de Ale­ma­nia en Ciu­dad del Es­te, sos­tie­ne que Pa­ra­guay no brin­da se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los in­ver­sio­nis­tas ale­ma­nes. De­nun­cia la in­va­sión del in­mue­ble de la fa­mi­lia Kauf­mann Rey­mann, me­dian­te la fir­ma de un muer­to, en M

ABC Color - - Economía, Energía Y Negocios - Ro­que Gon­zá­lez Ve­ra ro­que@abc.com.py

Kars­ten Friedrichsen, cón­sul ho­no­ra­rio de Ale­ma­nia en Ciu­dad del Es­te, ase­gu­ra que Pa­ra­guay no brin­da se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a in­ver­sio­nis­tas ale­ma­nes que se ins­ta­lan en el país.

Friedrichsen sos­tie­ne que los in­ver­sio­nis­tas se en­cuen­tran in­de­fen­sos cuan­do son víc­ti­mas de atro­pe­llos.

El cón­sul ho­no­ra­rio de Ale­ma­nia afir­ma que “no se tie­nen ga­ran­tías de con­vi­ven­cia sa­na en una so­cie­dad don­de la co­rrup­ción es un pro­ble­ma muy gra­ve”.

Kars­ten Friedrichsen de­nun­cia la inac­ción de las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do pa­ra sal­va­guar­dar la pro­pie­dad de la fa­mi­lia Kauf­mann Rey­mann, lo­ca­li­za­da en el dis­tri­to de Ma­yor Ota­ño.

La fa­mi­lia ale­ma­na es pro­pie­ta­ria le­gí­ti­ma de un lo­te de 1.026 hec­tá­reas, iden­ti­fi­ca­da con el nú­me­ro de pa­drón 2170, en Ita­púa.

El cón­sul ho­no­ra­rio men­cio­na que la Po­li­cía Na­cio­nal no cum­ple la or­den de res­ti­tu­ción in­me­dia­ta de pro­pie­dad dic­ta­da por la jue­za Ju­lia Alon­so, de Asun­ción.

Ex­pli­ca que en la ma­ña­na del pa­sa­do 10 de agos­to, un gru­po de hom­bres fuer­te­men­te ar­ma­dos in­gre­só en la pro­pie­dad de la fa­mi­lia Kauf­mann Rey­mann.

Así tam­bién, el cón­sul ho­no­ra­rio se­ña­la que los abo­ga­dos Cé­sar Al­va­ren­ga y Nel­son Fre­tes di­cen que el in­mue­ble per­te­ne­ce a la fir­ma Bar­cos SA.

El equi­po de abo­ga­dos brin­da el so­por­te ne­ce­sa­rio pa­ra que hom­bres ar­ma­dos ocu­pen 500 hec­tá­reas de la pro­pie­dad de los Kauf­mann.

La ocu­pa­ción se tra­du­ce en el in­gre­so ile­gal de ma­qui­na­ria agrí­co­la pa­ra sem­brar. “En la tar­de del miér­co­les ter­mi­na­ron la siem­bra de 500 hec­tá­reas de so­ja”.

“Esa mis­ma noche –si­guió di­cien­do– hi­cie­ron una fies­ta en la ca­sa del in­ten­den­te de Ma­yor Ota­ño pa­ra fes­te­jar”.

El cón­sul ho­no­ra­rio agre­ga a su re­la­to que “des­de el 10 de agos­to úl­ti­mo la pro­pie­dad de los Kauf­mann se en­cuen­tra ocu­pa­da por la fuer­za”.

Efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría de Ma­yor Ota­ño, a car­go del co­mi­sa­rio Al­do Aquino, es­col­ta­ron con patrulleras el mo­vi­mien­to de ma­qui­na­ria agrí­co­la den­tro de la pro­pie­dad in­va­di­da de la fa­mi­lia ale­ma­na.

Con­se­cuen­cias en el nom­bre de Pa­ra­guay

Kars­ten Friedrichsen ad­vier­te que “la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal no es­tá aje­na a los pro­ble­mas que rei­nan en Pa­ra­guay”.

A mo­do de ejem­plo de las con­se­cuen­cias que ge­ne­ra la fal­ta de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca men­cio­na que Pa­ra­guay per­dió cin­co pues­tos en el ran­king mun­dial que mi­de el cli­ma de ne­go­cios en los paí­ses.

So­bre el pun­to di­jo que “El Ban­co Mun­dial re­du­jo la pun­tua­ción del cli­ma de ne­go­cios en Pa­ra­guay pa­ra el pró­xi­mo año. Ba­jó la po­si­ción del país des­de el lu­gar 108 al 113 pa­ra el 2019, en­tre un to­tal de 190 paí­ses”.

La fal­ta de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, en su opi­nión, se tra­du­ce en una ma­la per­cep­ción in­ter­na­cio­nal pa­ra in­ver­tir en el Pa­ra­guay.

“Peor aún cuan­do ve­mos abe­rra­cio­nes si­mi­la­res a las que en­fren­ta la fa­mi­lia Kauf­mann Rey­mann”.

“Re­sul­ta in­to­le­ra­ble que hom­bres ar­ma­dos in­gre­sen en una pro­pie­dad sin que la Po­li­cía Na­cio­nal to­me in­ter­ven­ción a pe­sar de re­ci­bir un man­da­to ju­di­cial”.

Apa­re­ce la fir­ma de un muer­to

Los abo­ga­dos Cé­sar Al­va­ren­ga y Nel­son Fre­tes pre­sen­tan un tí­tu­lo de pro­pie­dad don­de fi­gu­ra el nom­bre de la fir­ma Bar­co SA co­mo su­pues­ta pro­pie­ta­ria de las 500 hec­tá­reas don­de se ins­ta­la­ron los hom­bres ar­ma­dos.

El tí­tu­lo de pro­pie­dad de Bar­co SA tie­ne co­mo par­te de su ori­gen una trans­fe­ren­cia rea­li­za­da el 2 de oc­tu­bre de 2003 por Pli­nio Klee­man en fa­vor de Luis Se­bas­tián Gon­zá­lez.

La es­cri­tu­ra de com­pra­ven­ta fue rea­li­za­da por la es­cri­ba­na Gra­cie­la Vi­lla­ma­yor de Flo­ren­tín.

Pli­nio Klee­man mu­rió el 6 de di­ciem­bre de 1997, se­gún cer­ti­fi­ca­do de de­fun­ción nú­me­ro 938934 ex­pe­di­do por la Di­rec­ción Ge­ne­ral del Re­gis­tro Ci­vil.

Pli­nio Klee­man lle­va­ba seis años muer­to cuan­do apa­re­ce su fir­ma en la trans­fe­ren­cia de la es­cri­ba­na Gra­cie­la Vi­lla­ma­yor de Flo­ren­tín.

“Con la fir­ma de un muer­to se atro­pe­lla una pro­pie­dad pri­va­da le­gí­ti­ma y es­te es el mo­men­to en que las ins­ti­tu­cio­nes del Pa­ra­guay to­le­ran una in­va­sión ar­ma­da”, di­jo la fuen­te al dar más de­ta­lles del ca­so.

Apo­yo lo­gís­ti­co

Por si fue­ra po­co, el in­ten­den­te de Ma­yor Ota­ño, Pe­dro Chá­vez Rodríguez (ANR), rea­li­za fre­cuen­tes vi­si­tas a la pro­pie­dad in­va­di­da y brin­da so­por­te lo­gís­ti­co al gru­po ar­ma­do, de acuer­do a los da­tos apor­ta­dos.

El in­ten­den­te de Ota­ño es pro­pie­ta­rio de un in­mue­ble que lin­da con la tie­rra de los Kauf­mann y to­da la lo­gís­ti­ca se moviliza a tra­vés de su pro­pie­dad.

In­clu­so, los in­for­mes in­di­can que ya hay una hi­po­te­ca, a par­tir de un prés­ta­mo de 1,3 mi­llo­nes de dó­la­res da­do a los in­va­so­res.

El te­ma es que aho­ra quie­ren co­brar la deu­da a los Kauf­mann.

El in­ten­den­te de Ma­yor Ota­ño, Pe­dro Chá­vez, fa­ci­li­ta el apo­yo lo­gís­ti­co a los in­va­so­res.

Kars­ten Friedrichsen, con­sul ho­no­ra­rio de Ale­ma­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.