Abren un nue­vo pro­ce­so a lí­de­res del EPP pa­ra que con­ti­núen en la cár­cel

Los se­cues­tra­do­res Alcides Os­mar Ovie­do Brí­tez (48), Carmen María Vi­llal­ba Aya­la (44) y Al­do Da­mián Me­za Mar­tí­nez (38) so­por­tan una nue­va impu­tación por un ti­ro­teo ocu­rri­do ha­ce 14 años. Si son nue­va­men­te con­de­na­dos, po­drían pa­sar ya el res­to de sus vi­das

ABC Color - - Judiciales Y Policiales -

Los lí­de­res de la pri­me­ra ca­ma­da del gru­po cri­mi­nal EPP (la se­gun­da fue la de Os­mar Mar­tí­nez (+), Juan Arrom, Anun­cio Mar­tí, Anas­ta­cio Mie­res Burgos y otros, y la ter­ce­ra es la ac­tual co­man­da­da por Os­val­do Vi­llal­ba, Ma­nuel Cris­tal­do Mie­res y Mag­na Me­za) com­pa­re­cie­ron ayer en Lambaré an­te el juez Hu­go Re­né Ca­mé Sal­dí­var, quien de­cre­tó la pri­sión pre­ven­ti­va de los tres cri­mi­na­les.

Alcides Ovie­do, su es­po­sa Carmen Vi­llal­ba y el lu­gar­te­nien­te de am­bos, Al­do Me­za, ha­bían si­do cap­tu­ra­dos el 2 de julio de 2004, tras una per­se­cu­ción y ba­la­ce­ra en la zo­na del ca­mino que une San Lo­ren­zo con Ñemby. Los te­rro­ris­tas ata­ca­ron con gra­na­das y fu­si­les de gue­rra a agen­tes de la co­mi­sa­ría 7ª Cen­tral de Ñemby, en­ca­be­za­dos por el en­ton­ces co­mi­sa­rio Me­rar­do Palacios. Carmen ha­bía es­ca­pa­do ocho días an­tes del pe­nal del Buen Pastor.

Ju­rí­di­ca­men­te, el ata­que con­tra los po­li­cías de Ñemby nun­ca fue juz­ga­do, ya que Ovie­do, Vi­llal­ba y Me­za ter­mi­na­ron con­de­na­dos so­la­men­te por el se­cues­tro de María Edith Bor­dón de De­ber­nar­di, cau­sa por la cual ya tam­bién ve­nían sien­do bus­ca­dos.

El pla­gio se ex­ten­dió del 16 de no­viem­bre de 2001 has­ta 19 de ene­ro de 2002. La fa­mi­lia de la víc­ti­ma pagó un res­ca­te de un mi­llón de dó­la­res. Los tres de­lin­cuen­tes re­ci­bie­ron sen­ten­cias de 18 años de en­cie­rro ca­da uno, de las cua­les 15 años fue­ron de pe­na or­di­na­ria más tres años de me­di­das de se­gu­ri­dad.

En­ton­ces, los tres ca­be­ci­llas del EPP ten­drían que com­ple­tar sus cas­ti­gos en julio de 2022, es de­cir, en tres años y ocho me­ses.

Sin em­bar­go, la es­tra­te­gia del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pa­ra que los tres pe­li­gro­sos te­rro­ris­tas no sal­gan li­bres y con­ti­núen en pri­sión es ini­ciar re­cién aho­ra el pro­ce­so pe­nal por el en­fren­ta­mien­to con­tra los po­li­cías que los cap­tu­ra­ron ha­ce 14 años.

De he­cho, la impu­tación por ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio do­lo­so fue fir­ma­da re­cién el jue­ves úl­ti­mo por el fis­cal de­le­ga­do de la uni­dad an­ti­se­cues­tro, Fe­de­ri­co Delfino.

Aho­ra res­ta lle­gar a la au­dien­cia pre­li­mi­nar y des­pués al jui­cio oral, ins­tan­cia en la que Ovie­do, Vi­llal­ba y Me­za se ex­po­nen por lo me­nos a otros 25 años de cár­cel, que se ten­drían que con­tar re­cién des­de ayer, cuan­do se hi­zo la au­dien­cia de im­po­si­ción de me­di­das por esa cau­sa del 2004.

Al­do Da­mián Me­za Mar­tí­nez (con cha­le­co an­ti­ba­las) sa­le del Juz­ga­do de Lambaré.

Carmen María Vi­llal­ba Aya­la y el en­ton­ces co­mi­sa­rio Me­rar­do Palacios, en 2004.

Alcides Os­mar Ovie­do Brí­tez, cuan­do fue cap­tu­ra­do ha­ce 14 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.