El freno a las “fa­ke news”

ABC Color - - COMENTARIO­S - Mar­ta Es­cu­rra ■ mes­cu­rra@abc.com.py

Una ver­dad irre­fu­ta­ble es que el co­vid-19 ha pues­to al pe­rio­dis­mo en una ca­rre­ra por la in­me­dia­tez. Es­ta, en oca­sio­nes, alo­ca­da ca­bal­ga­ta in­for­ma­ti­va no nos ha de­ja­do tiem­po de mi­rar­nos y ha­cer au­to­crí­ti­ca. ¿Có­mo es­ta­mos ha­cien­do es­te tra­ba­jo de es­cri­bir el pri­mer bo­rra­dor de la his­to­ria pa­ra­gua­ya en con­tex­to de pan­de­mia? An­te esa ne­ce­si­dad de po­ner­nos fren­te al es­pe­jo se ha re­cu­rri­do a una for­ma crea­ti­va de ver­nos: la tec­no­lo­gía. Cons­cien­tes de la im­por­tan­cia del rol in­for­ma­ti­vo y en el mar­co del Día Mun­dial de la Li­ber­tad de Pren­sa (3 de ma­yo) con tec­no­lo­gía y el tra­ba­jo en equi­po, un gru­po de ex­be­ca­rios del In­ter­na­tio­nal Lea­ders­hip Vi­si­tor Pro­gram de Es­ta­dos Uni­dos aglu­ti­na­dos en la or­ga­ni­za­ción Sta­te Alum­ni Pa­ra­guay, or­ga­ni­zó un en­cuen­tro pe­rio­dís­ti­co vir­tual de­no­mi­na­do Jour­na­list Meet Up. En esa mi­ra­da, uno de los prin­ci­pa­les desafíos fue có­mo ha­cer fren­te a las fa­ke news (no­ti­cias fal­sas). Aun­que no es un fe­nó­meno nue­vo, el vi­rus de la des­in­for­ma­ción se ha pro­pa­ga­do más rá­pi­do que el pro­pio co­ro­na­vi­rus y su vehícu­lo de pro­pa­ga­ción han si­do las re­des so­cia­les, aun­que por otro la­do ha si­do tam­bién la he­rra­mien­ta pa­ra la “con­tra­ofen­si­va”. Pe­ro, ojo, es­ta pro­pa­ga­ción no es res­pon­sa­bi­li­dad úni­ca de los pe­rio­dis­tas.

Al tiem­po del alu­vión de fa­ke news, los me­dios tra­di­cio­na­les en el Pa­ra­guay, y el mun­do, re­gis­tran pi­cos de au­dien­cia que de­mues­tran que el pú­bli­co va­lo­ra y bus­ca la no­ti­cia co­rro­bo­ra­da.

Es la evi­den­cia de que el freno a las no­ti­cias fal­sas no so­lo es res­pon­sa­bi­li­dad del pe­rio­dis­mo, sino tam­bién de ca­da in­di­vi­duo que eli­ge lo que con­su­me en tér­mi­nos in­for­ma­ti­vos. Sin em­bar­go, no es pa­ra dor­mir­se so­bre los lau­re­les. En es­to, las re­des so­cia­les de esos me­dios han ju­ga­do un pa­pel pre­pon­de­ran­te. Las pla­cas e in­fo­gra­fías tie­nen la mis­ma ri­gu­ro­si­dad de una no­ti­cia desa­rro­lla­da en una pá­gi­na im­pre­sa o el si­tio web.

Lyn­ne Wal­ker, pe­rio­dis­ta nor­te­ame­ri­ca­na in­vi­ta­da al meet up, jun­to a otros pe­rio­dis­tas lo­ca­les, tra­jo otra cla­ve: la hu­ma­ni­za­ción de la no­ti­cia. Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad, di­ce, con­tar es­tas his­to­rias de los so­bre­vi­vien­tes y de aque­llos que han fa­lle­ci­do ba­sa­das en la ciencia y la me­di­ci­na y – al mis­mo tiem­po– y res­pe­tuo­sa con ellos y sus fa­mi­lias. “Te­ne­mos que con­tar nues­tras his­to­rias de una ma­ne­ra con­vin­cen­te y, so­bre to­do, con­tar­las con ab­so­lu­ta pre­ci­sión”. Otro as­pec­to que jue­ga pre­pon­de­ran­cia pa­ra la pre­ci­sión es ade­más de la ciencia es lo men­cio­na­do por otra pa­ne­lis­ta: la trans­pa­ren­cia en el ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca por me­dio de to­das las he­rra­mien­tas dis­po­ni­bles. So­lo así se da­rá el quie­bre de un mo­de­lo de pen­sa­mien­to ba­sa­do en in­tere­ses sec­ta­rios y no en los co­lec­ti­vos. La trans­pa­ren­cia de­be ser una pre­mi­sa en el ejer­ci­cio pe­rio­dís­ti­co pa­ra sal­va­guar­dar nues­tra de­mo­cra­cia en fran­co pe­li­gro des­in­for­ma­ti­vo por par­te de los sec­to­res de po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.