Se­guir na­ve­gan­do

ABC Color - - INTERIOR - Cal­mi­ron@abc.com.py

ha­ce 35 años el em­ble­má­ti­co bar­co Aqui­da­bán na­ve­ga por el río Pa­ra­guay, des­de Con­cep­ción has­ta co­mu­ni­da­des del de­par­ta­men­to de Al­to Pa­ra­guay. Es prác­ti­ca­men­te la úni­ca em­bar­ca­ción de pa­sa­je­ros y car­gas que rea­li­za via­jes ha­cia las po­bla­cio­nes del nor­te de nues­tro país an­te la au­sen­cia del Estado en ma­te­ria de es­te ti­po de ser­vi­cio pa­ra be­ne­fi­cio de los mo­ra­do­res que ha­cen pre­sen­cia y de­fien­den la so­be­ra­nía en es­ta zo­na de fron­te­ras.

El trans­por­te de mer­ca­de­rías y pa­sa­je­ros es de vi­tal im­por­tan­cia, so­bre to­do en los lar­gos me­ses de ais­la­mien­to cí­cli­co que su­fre el de­par­ta­men­to por la pre­ca­rie­dad de los ca­mi­nos de tie­rra.

En la épo­ca del ré­gi­men stro­nis­ta lle­ga­ban a es­tas zo­nas los na­víos de la flo­ta mer­can­te del Estado, eran dos mo­der­nos bar­cos co­no­ci­dos co­mo “pa­que­tes”.

Es­tos via­jes, pe­se a re­pre­sen­tar pér­di­das eco­nó­mi­cas en aquel en­ton­ces, era sub­si­dia­do por el Estado, aten­dien­do a que los tri­pu­lan­tes eran asa­la­ria­dos pú­bli­cos. Con la lle­ga­da de la de­mo­cra­cia, la­men­ta­ble­men­te, el ser­vi­cio ter­mi­nó.

El sec­tor pri­va­do se ocu­pó de brin­dar es­te ti­po de trans­por­te. Fue­ron va­rias las pe­que­ñas lan­chas que por lar­gos años que rea­li­za­ron via­jes a es­ta re­gión, mu­chas de ellas que­da­ron re­za­ga­das en el tiem­po de­bi­do a que sus due­ños no pu­die­ron aguan­tar los cos­tos de man­te­ni­mien­to.

El Aqui­da­bán es prác­ti­ca­men­te la úni­ca so­bre­vi­vien­te y aho­ra sus due­ños tam­bién sien­ten el im­pac­to eco­nó­mi­co pro­du­ci­do por la cri­sis del co­vid-19. De­ci­die­ron sus­pen­der los via­jes tem­po­ral­men­te, en prin­ci­pio, por lo que la po­bla­ción del nor­te del Cha­co que­da ais­la­da, una vez más, en ma­te­ria de trans­por­te.

Pa­ra que el bar­co Aqui­da­bán con­ti­núe na­ve­gan­do y pa­ra que los po­bla­do­res de las ale­ja­das po­bla­cio­nes no se que­den sin el vi­tal ser­vi­cio, el Estado de­be­ría sub­si­diar una par­te del cos­tos de los via­jes, así co­mo lo ha­ce con los em­pre­sa­rios de bu­ses a pe­sar del pésimo ser­vi­cio que brin­dan a la ciu­da­da­nía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.