Ola de asal­tos a ga­so­li­ne­ras en ple­na cua­ren­te­na

ABC Color - - PORTADA -

Con las fa­ses de la cua­ren­te­na in­te­li­gen­te las ac­ti­vi­da­des ciu­da­da­nas prác­ti­ca­men­te se nor­ma­li­za­ron, al igual que los asal­tos, y prin­ci­pal­men­te en sur­ti­do­res. Dos “mo­to­cho­rros” des­po­ja­ron a un pla­ye­ro de G. 1.500.000 de un ser­vi­cen­tro de Fer­nan­do de la Mo­ra.

Otro he­cho de asal­to se re­gis­tró al­re­de­dor de las 23:00 del jue­ves úl­ti­mo en un es­ta­ble­ci­mien­to del em­ble­ma Pe­tro­par, ubi­ca­do so­bre la ave­ni­da Ma­ris­cal Ló­pez y Pe­dro Get­to, de la zo­na nor­te de Fer­nan­do de la Mo­ra.

La víc­ti­ma en es­ta oca­sión fue Alejandro Mo­rán (61 años), quien lle­va años tra­ba­jan­do co­mo pla­ye­ro en es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, pe­ro jus­ta­men­te ese mar­tes cumplía su cuar­ta jor­na­da en el turno de no­che y ma­dru­ga­da.

De acuer­do con el pro­pio re­la­to del pla­ye­ro, lle­ga­ron dos su­je­tos a bor­do de un bi­ci­clo, cas­cos y ta­pa­bo­cas, quie­nes pri­me­ra­men­te so­li­ci­ta­ron a Mo­rán que car­gue com­bus­ti­ble por G. 10.000.

Has­ta ese mo­men­to Mo­rán no sos­pe­cha­ba de na­da, pues las no­ches an­te­rio­res aten­dió a va­rios tra­ba­ja­do­res del ser­vi­cio de de­li­very que fue­ron has­ta ahí.

Sin em­bar­go, lue­go de que ha­ya co­lo­ca­do nue­va­men­te la man­gue­ra por el dis­pen­sa­dor de car­bu­ran­te, el hom­bre que iba co­mo acom­pa­ñan­te ya es­ta­ba de­trás de él y con una mano, le apre­tó el ca­ñón del re­vól­ver con­tra su cin­tu­ra, mien­tras que con la otra le ex­tra­jo la bi­lle­te­ra que te­nía en el bol­si­llo de­re­cho de su cam­pe­ra.

Se­gún re­la­tó el pla­ye­ro, el de­lin­cuen­te a ca­da ra­to le de­cía: ¡tran­qui­lo! ¡tran­qui­lo! mien­tras sos­te­nía el ar­ma de fue­go.

Fi­nal­men­te los mo­to­cho­rros se al­za­ron con la re­cau­da­ción y los bi­lle­tes de ba­ja de­no­mi­na­ción que te­nía el tra­ba­ja­dor, con­sis­ten­te en la su­ma de G. 1.500.000 en efec­ti­vo.

Agen­tes de la co­mi­sa­ría 2ª Cen­tral de Fer­nan­do de la Mo­ra in­ter­vi­nie­ron en el he­cho y po­li­cías de in­ves­ti­ga­cio­nes so­li­ci­ta­ron la en­tre­ga de las imá­ge­nes de cir­cui­to ce­rra­do pa­ra iden­ti­fi­car a los de­lin­cuen­tes.

Apro­ve­chan la si­tua­ción

Los asal­tos a mano ar­ma­da se es­tán “nor­ma­li­zan­do”, pues se re­gis­tran por lo me­nos dos a tres he­chos por se­ma­na y a es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, ya que los de­lin­cuen­tes apro­ve­chan el es­ca­so mo­vi­mien­to en ho­ras de la no­che por la vi­gen­cia de la cua­ren­te­na sa­ni­ta­ria.

El di­rec­tor de Po­li­cía del Área Cen­tral, co­mi­sa­rio ge­ne­ral Di­rec­tor Sil­vio Can­te­ro ma­ni­fes­tó que “mu­chos de­lin­cuen­tes re­cu­pe­ra­ron su li­ber­tad o re­ci­bie­ron me­di­das que vio­la­ron du­ran­te la pan­de­mia, por­que las co­mi­sa­rías aho­ra es­tán lle­nas”.

En otro mo­men­to Can­te­ro de­cla­ró que en su ju­ris­dic­ción exis­ten mu­chas es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, así co­mo des­pen­sas, far­ma­cias y otros ti­pos de ne­go­cios que ma­ne­jan di­ne­ro.

Pe­ro sub­ra­yó que las ga­so­li­ne­ras son los blan­cos a los que ma­yor­men­te apun­tan los de­lin­cuen­tes, prin­ci­pal­men­te, los lu­nes y fi­nes de se­ma­na de­bi­do a las al­tas su­mas de di­ne­ro que por lo ge­ne­ral ma­ne­jan en esos días. Pa­ra ello y con el fin de des­pis­tar a los tra­ba­ja­do­res, es que los ma­lean­tes pri­me­ro se ha­cen pa­sar por clien­tes.

El di­rec­tor po­li­cial se­ña­ló a la vez que si bien hay asal­tos, no ocu­rren pe­rió­di­ca­men­te y así co­mo ocu­rre, se ini­cia la in­ves­ti­ga­ción del he­cho y se lo­gra la de­ten­ción de los su­pues­tos au­to­res.

“Es­ta­dís­ti­ca­men­te es­ta­mos bien, por­que hay aprehen­di­dos y de­te­ni­dos to­dos los días”, fi­na­li­zó el co­mi­sa­rio Can­te­ro.

Agen­tes po­li­cia­les ano­tan­do los da­tos que fue­ron pro­por­cio­na­dos por el pla­ye­ro, víc­ti­ma del asal­to. Alejandro Mo­rán gra­fi­ca có­mo el de­lin­cuen­te le in­ti­mó a que en­tre­gue la re­cau­da­ción de la no­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.