ABC Color

Imá­ge­nes de­sola­do­ras de la se­quía en zo­na del Pil­co­ma­yo

La se­quía gol­pea con fuer­za mu­chas zo­nas del Cha­co. En el sec­tor del río Pil­co­ma­yo los po­bla­do­res no tie­nen po­zos pro­fun­dos y su­fren la es­ca­sez de agua pa­ra el con­su­mo hu­mano y de sus ani­ma­les.

- Animals · Ecology · Drought · Wildlife · Natural Disasters · Disasters · Paris Commune

PO­ZO HON­DO, Cha­co (Mar­vin

Duerk­sen, co­rres­pon­sal). Pe­que­ños ga­na­de­ros de es­ta lo­ca­li­dad re­la­ta­ron que du­ran­te tem­po­ra­das de se­quía tras­la­da­ban sus ani­ma­les a las zo­nas ba­jas por­que siem­pre ha­bía agua en el río Pil­co­ma­yo. Es­te año el pa­no­ra­ma es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te y esos sec­to­res tam­bién se en­cuen­tran se­cos.

Los ani­ma­les que se acer­can a es­tos lu­ga­res pa­ra ac­ce­der a los úl­ti­mos char­cos de agua se hun­den en la ar­ci­lla. Con la po­ca fuer­za que tie­nen ya no pue­den sal­var­se; mue­ren em­pan­ta­na­dos, a ve­ces con un úl­ti­mo es­for­za­do gri­to de so­co­rro o sim­ple­men­te mu­dos, co­men­ta­ron los lu­ga­re­ños.

En la zo­na de Po­zo Hon­do es­te año, has­ta aho­ra, so­lo hu­bo un pro­me­dio de 80 mi­lí­me­tros de llu­vias. Fue­ron li­ge­ras y el cam­po que­dó sin agua, co­men­ta­ron po­bla­do­res de ese sec­tor del Cha­co.

La Co­mu­na ma­ris­ca­le­ña jun­to con pro­duc­to­res afec­ta­dos tra­tan de ex­ca­var con trac­tor y traí­lla las ba­ja­das (fuen­tes que se for­man na­tu­ral­men­te con agua del río o de llu­via) pa­ra que los pe­que­ños ga­na­de­ros ten­gan ma­yor se­gu­ri­dad de con­tar el año pró­xi­mo con el lí­qui­do pa­ra sus ani­ma­les.

Pro­duc­to­res de ma­yor po­der eco­nó­mi­co, que es­tán in­clu­so mu­cho más le­jos del Pil­co­ma­yo y que per­fo­ran po­zos de más de 200 me­tros de pro­fun­di­dad, en­cuen­tran su­fi­cien­te agua y de bue­na ca­li­dad por­que el río sa­tu­ra con agua sub­te­rrá­nea una gran fran­ja ri­be­re­ña ha­cia el la­do pa­ra­gua­yo.

Con es­ta agua no so­la­men­te man­tie­nen a sus ani­ma­les, sino tam­bién plan­tan ce­bo­lla, pa­pa y otros ru­bros que man­tie­nen con sis­te­mas de rie­go por go­teo, en me­dio de la rei­nan­te se­quía.

En otras zo­nas co­mo el Cha­co Cen­tral, a más de 200 ki­ló­me­tros del Pil­co­ma­yo, es ra­ro en­con­trar po­zos pro­fun­dos con agua dul­ce. En es­tas áreas, las fuen­tes de agua ca­si en su to­ta­li­dad es­tán ago­ta­das.

Por otro la­do, el acue­duc­to ofre­ce una fuen­te segura de agua pa­ra con­su­mo hu­mano, no así pa­ra el cam­po.

 ??  ?? Ba­ja­das sin agua en las cer­ca­nías al río Pil­co­ma­yo. La Co­mu­na de Ma­ris­cal Es­ti­ga­rri­bia tra­ba­ja pa­ra jun­tar un po­co de lí­qui­do.
Ba­ja­das sin agua en las cer­ca­nías al río Pil­co­ma­yo. La Co­mu­na de Ma­ris­cal Es­ti­ga­rri­bia tra­ba­ja pa­ra jun­tar un po­co de lí­qui­do.
 ??  ?? Un ani­mal va­cuno em­pan­ta­na­do en zo­na de Po­zo Hon­do, que con fuer­za pro­pia ya no pue­de sal­var­se.
Un ani­mal va­cuno em­pan­ta­na­do en zo­na de Po­zo Hon­do, que con fuer­za pro­pia ya no pue­de sal­var­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay