ABC Color

Fis­ca­la impu­ta por re­duc­ción a otro jo­ven en ca­so ho­mi­ci­dio de Jo­vany

- Crime · Lima · Belem

La fis­ca­la de Itá Day­si Sán­chez im­pu­tó ayer, tam­bién por re­duc­ción, a Emig­dio Li­ma Ca­ñe­te, quien fue de­te­ni­do el domingo a la no­che. Su­pues­ta­men­te fue el pri­me­ro en com­prar el ce­lu­lar que le fue ro­ba­do a Jo­vany Da­niel Fer­nán­dez Be­ní­tez (17), quien fue ha­lla­do muer­to en un bal­dío el miér­co­les 2 de setiembre pa­sa­do.

El domingo úl­ti­mo a la no­che fue de­te­ni­do Emig­dio Li­ma Ca­ñe­te, ma­yor de edad, y ayer en ho­ras de la ma­ña­na se pre­sen­tó pa­ra su in­da­ga­to­ria an­te la re­pre­sen­tan­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, quien ya de tar­de for­mu­ló impu­tación en su con­tra por re­duc­ción y tam­bién so­li­ci­tó su pri­sión pre­ven­ti­va.

Has­ta el mo­men­to son cin­co los en­cau­sa­dos por el cri­men de Jo­vany: Emilio Da­mián Ama­ri­lla, alias Emilio’i, co­mo su­pues­to au­tor ma­te­rial del ho­mi­ci­dio; Juan An­drés Ca­zal, Ro­cío Be­lén Va­len­zue­la, Shir­ley Lo­re­na Ar­moa, quien es her­ma­na es­pi­ri­tual del jo­ven ase­si­na­do, y Emig­dio Li­ma Ca­ñe­te, es­tos úl­ti­mos por re­duc­ción.

Pri­mer com­pra­dor

Al prin­ci­pio Ama­ri­lla in­di­có que tras des­po­jar a Jo­vany del ce­lu­lar lo cam­bió por crack a Li­ma.

Sin em­bar­go, ayer, en su de­cla­ra­ción Emig­dio di­jo que él es­tu­vo reuni­do en la ca­sa de una su­pues­ta mi­cro­tra­fi­can­te a la que co­no­cen co­mo “Ña Ma­ría” con Juan, Ro­cío y Shir­ley, cuan­do a las 14:00 de ese miér­co­les lle­gó has­ta ahí Ama­ri­lla, ves­tía una re­me­ra blan­ca, ro­ta y man­cha­da de san­gre, tam­bién te­nía ras­gu­ños en el cue­llo y san­gre en las za­pa­ti­llas.

Ama­ri­lla le dio el te­lé­fono a Emig­dio y es­te úl­ti­mo le pre­gun­tó de dón­de lo con­si­guió, a lo que Emilio’i le con­tes­tó en gua­ra­ní que ba­ta­lló por él y que fue por un tra­ba­ji­to. Tam­bién por sus he­ri­das di­jo que se las hi­zo tra­ba­jan­do.

Shir­ley vio el te­lé­fono y sa­lió del lu­gar, re­co­rrió unos 5 ki­ló­me­tros has­ta el bal­dío, don­de ha­bía mu­cha gen­te y fue don­de le die­ron la ma­la no­ti­cia.

Mien­tras, siem­pre se­gún la de­cla­ra­ción de Emig­dio, lue­go de que Emilio se re­ti­ró del lu­gar le en­tre­gó el te­lé­fono a Juan Ca­zal, quien ins­ta­ló el chip y en­cen­dió el apa­ra­to ín­te­rin en que re­ci­bió una lla­ma­da de par­te de una mu­jer quien le di­jo que Jo­vany es­ta­ba bien.

Des­pués le dio el ce­lu­lar a Ro­cío y esta fue a ven­der el te­lé­fono. Shir­ley vol­vió y les di­jo que el te­lé­fono era de Jo­vany por lo que fue­ron a la co­mi­sa­ría y con la Po­li­cía fue­ron pa­ra re­cu­pe­rar el ob­je­to. Tam­bién se alla­nó la ca­sa de Ca­zal y se ha­lla­ron re­me­ras con san­gre que se­rán ana­li­za­das, pues no se des­car­ta que Emilio ha­ya ac­tua­do con otro.

 ??  ?? El mar­ti­llo ha­lla­do a 14 me­tros de don­de fue en­con­tra­do Jo­vany y que ha­bría si­do usa­do co­mo ar­ma le­tal.
El mar­ti­llo ha­lla­do a 14 me­tros de don­de fue en­con­tra­do Jo­vany y que ha­bría si­do usa­do co­mo ar­ma le­tal.
 ??  ?? Jo­vany Fer­nán­dez, fa­lle­ci­do.
Jo­vany Fer­nán­dez, fa­lle­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay