ABC Color : 2020-09-23

SOCIEDAD : 24 : 24

SOCIEDAD

SOCIEDAD 24 Miércoles 23 d LILIANA MERCEDES VILLAGRA, DEL BAÑADO SUR, FALLECIÓ DE COVID-19, A TRES DÍAS DE CUMPLIR 41 AÑO Liliana Mercedes Villagra, una luchadora por los derechos de las mujeres en el Bañado Sur, falleció de covid el lunes 21 de setiembre. Fue una de las fundadoras del movimiento Mujeres Unidas, quienes tienen un local, “La Casa de las Mujeres”. Estuvo internada en el Hospital Barrio Obrero y se convirtió en la primera paciente en ser trasladada a un sanatorio privado, donde falleció. Encuentro con la escritora, profesora y activista feminista ítalo-estadounid­ense Silvia Federici (centro). En la foto, Silvana Brítez (izq.), Margarita Troche, Silvia Federicci, Dahiana Martínez; Liliana Villagra, quien falleció de covid, y Gabriela González (der.). Liliana Mercedes Villagra junto con pa’i Oliva. integrante­s logran comprar un terreno con un pequeño local que poco a poco se va levantando y convirtién­dose en la Casa de las Mujeres. Liliana pasaba las tardes en ese lugar, recibiendo a cualquier mujer que necesitaba ser escuchada, contenida, auxiliada o ayudada. Las reuniones que se desarrolla­ban eran dirigidas por ella y en las cuales se gestaban pequeños proyectos productivo­s y comunitari­os. Era también activista por los derechos de las mujeres, participab­a siempre en las marchas del 8M y el 25N representa­ndo a las Mujeres Bañadenses muchas veces invisibili­zadas. “En la crisis generada por la pandemia fue una de las organizado­ras de las ollas populares, en especial de la que asistía a decenas de familias del Barrio Caacupemí. Nos deja un legado de solidarida­d, de coherencia, de compromiso comunitari­o y de lucha por los derechos de las mujeres” señala Soraya. Familiar de la Asociación Mil Solidarios con el objetivo de terminar sus estudios secundario­s. Allí conoce a otras cientos de mujeres que por la maternidad temprana o por las condicione­s de pobreza en las que vivían no habían podido concluir sus estudios, mujeres que a diario padecían violencia de todo tipo. “Desde que Liliana entró al programa mostró una empatía genuina con las demás, era parte siempre del equipo organizado­r de todo tipo de actividade­s y en el 2012 formó parte del equipo fundador de Mujeres Unidas”, cuenta Soraya Bello, directora ejecutiva de la Asociación Mil Solidarios. Liliana Mercedes Villagra nació en Monte Alto, distrito de San Estanislao, departamen­to de San Pedro, en el año 1979. A principios de los años 80, a la edad de tres años, migró con su madre chipera y sus cuatro hermanos a la ciudad de Asunción en busca de mejores horizontes. Al llegar se ubicaron en el barrio Roberto L. Petit. Sin embargo, la falta de trabajo obligó a su madre a reubicarse unos meses más tarde en un territorio inundable del Bañado Sur. Allí, ella y sus hermanos trabajaron ayudando a su madre en la venta deambulant­e de verduras. Estudió en la Escuela San Cayetano de Fe y Alegría hasta el sexto grado y concluyó el noveno en el Colegio Roberto L. Petit. Tuvo que abandonar sus estudios por los problemas económicos que atravesaba la familia y trabajar en el servicio doméstico. A los 14 años conoce a Carlos, su esposo, y a los 17 forma con él una familia. Se convierte en madre de su único hijo Abrahan a los 20 años. Falleció el lunes 21 de setiembre a tres días de cumplir 41 años, a causa de complicaci­ones por covid. “En el año 2011 ella se inscribe en el Programa de Reinserció­n Escolar para madres del Centro de Atención La Casa de las Mujeres Mujeres Unidas es una organizaci­ón que nace con el objetivo de reactivar la economía de las mujeres del Bañado Sur. Desde sus inicios ha funcionado como una cooperativ­a de trabajo en la que las mujeres han tenido la oportunida­d de generar sus propios ingresos mediante iniciativa­s productiva­s como una peluquería, un taller de costura, una lavandería, una carpinterí­a, flete taxi, entre otras varias. En el 2018 gracias a los aportes y el trabajo de todas las Deja un legado Soraya Bello, directora de Mil Solidarios, con Liliana Villagra. Liliana fue la primera paciente trasladada de un hospital público (Barrio Obrero) a la terapia intensiva de un hospital privado (Británico) por falta de cama. Ingresó el 12 de setiembre y por complicaci­ones en su salud falleció el 21 de setiembre. Con su partida, deja un legado de lucha por la r vindicació­n de los derechos de mujeres bañadenses. Diversas organizaci­ones artísticas se suman a la marcha. é é La Coalición LGTBI del Paraguay presenta la 17ª marcha que se realizará el próximo miércoles 30 de septiembre a las 17:30 horas. El punto de partida será La Recoleta en la Av. Mcal. López y concluirá en la Plaza de la Democracia. En este contexto de covid-19, la marcha se transforma­rá en una caravana de autos, bicicletas, motos y otros medios de transporte, que tomarán las calles de la ciudad para denunciar y visibiliza­r la agudizació­n de la precarieda­d, la violencia y la desigualda­d hacia la población durante la pandemia debido a la ausencia de políticas públicas y la discrimina­ción. Además, realizarán intervenci­ones artísticas en puntos emblemátic­os del trayecto; como frente al Buen Pastor, La Escalinata Antequera y la Plaza Uruguaya. “Ocupar las calles es un acto político, denunciar la violencia también, resistir a la violencia es parte de nuestra revolución y es por eso que este año salimos a las calles con barbijo puesto, distanciad­os y en autos, motos o bicicletas porque seguimos resistiend­o entre todos para seguir exigiendo nuestros derechos”, mencionan voceros de la coalición. La noche del martes 29 de septiem se realizará una vigilia online a través las redes sociales de la Coalición LGT del Paraguay, en la cual artistas e invitad especiales estarán esperando el día de caravana. La organizaci­ón menciona ta bién que para la caravana se tendrán cuenta todas las medidas sanitarias e tidas por el Ministerio de Salud. Y personas participan­tes deberán perma cer en sus vehículos con tapabocas.