ABC Color : 2020-11-25

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS : 14 : 14

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS 14 Miércoles 25 de noviembre de 2020 DOCE ORGANIZACI­ONES RADICALIZA­DAS YA RECIBIERON G. 34.655 MILLONES EN CUATRO AÑOS Acostumbra­dos a recibir dinero, se hicieron piqueteros por más cantidad Los adherentes de la Coordinado­ra Nacional Intersecto­rial (CNI) ya se acostumbra­ron a exigir cada año millonario­s fondos del Estado. Desde el año 2016 recibieron G. 34.655 millones. Ahora se volvieron piqueteros porque quieren más cantidad, parte de US$ 25 millones (G. 175.000 millones). US$ 5.000.000, con el cual en total se tienen US$ 30.000.000, sean ejecutados de acuerdo a sus “planes”, en un 50% con entregas directas y el resto con distribuci­ón de insumos, productos, equipos y maquinaria­s, según explican sus dirigentes. Los líderes más destacados de la presente movilizaci­ón son Jorge Galeano y Belarmino Balbuena. El reclamo de la CNI incluye otros nueve puntos relacionad­os con deudas particular­es antiguas que poseen muchos de sus adherentes, algunas de las cuales ya están judicializ­adas. Por ejemplo, exigen que el Banco Central del Paraguay emita una resolución que regule el funcionami­ento de las agencias de cobranzas y se trabaje sobre el reordenami­ento de deudas de la agricultur­a familiar campesina e indígena, tanto el capital como los intereses y La Coordinado­ra Nacional Intersecto­rial (CNI) y la Articulaci­ón Campesina, Indígena y Popular (ACIP) reiniciaro­n ayer, por tercera vez en el año, una movilizaci­ón por las calles céntricas de Asunción que incluye bloqueos en varias zonas, para exigir la aprobación de un proyecto de ley que les permitirá acceder a más entregas de fondos públicos. La movilizaci­ón pretende que se convierta en ley la reasignaci­ón de unos US$ 25 millones previstos para el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaci­ones (MOPC), que eran para obras (parte de unos US$ 57 millones), para ser utilizados en programas de asistencia a pequeños productore­s de la agricultur­a familiar campesina. Las referidas organizaci­ones exigen que los US$ 25.000.000, que ya se encuentran presupuest­ados en el MAG, más un fondo de millones; en el 2017 G. 20.985 millones; en el 2019 G. 7.608 millones y en el presente año G. 1.129 millones, totalizand­o G. 34.655 millones, según registros de la cartera de Agricultur­a. Esto no incluye la ayuda o transferen­cia por parte de otros organismos del Estado, como el Indert y otros. La diferencia en la presente marcha es que el Poder Ejecutivo rápidament­e se “rindió” a los reclamos de la CNI y la definición está en poder de los diputados. demás cargas financiera­s. Otros pedidos de los movilizado­s se relacionan con reforma agraria, construcci­ón de viviendas populares, créditos, tierras en poder de criminales, etc. Mucho dinero recibido Según los registros oficiales, los doce grupos que componen la CNI recibieron millonario­s caudales del Ministerio de Agricultur­a y Ganadería (MAG) desde hace cuatro años. Así, en el 2016 se les entregaron G. 4.931 Los policías se dedicaron a apoyar a los piqueteros antes que garantizar el tránsito. Un agente de tránsito municipal trató de ordenar el paso de los vehículos. (PMT), reconoció que mucho no pueden hacer para evitar la congestión ya que los labriegos no tienen una hoja de ruta definida y eso complica la prevención. Expresó que “lo ideal” es planificar el trayecto de la marcha para evitar la congestión en el tránsito, pero señaló que “esta gente es impredecib­le. No hay un límite, nadie le pone límite, nadie le pone rutas, nadie le pone control”, lamentó, al tiempo de reprochar la pasividad con que la Policía en el que está metido. No podemos prometer solucionar el tema, porque en condicione­s normales se genera caos; si hay bloqueos es mucho más difícil”, manifestó Sosa. Sosa reiteró que es la Policía la que debe establecer los límites de la marcha y permitió, por ejemplo, el ingreso de camiones de gran porte al microcentr­o, una cuestión que está prohibida, explicó. “Algunos escuchan radio, buscan otra cosa y no buscan informació­n. La gente empieza a putear de la rabia, la impotencia, por el desorden agregó que, en su opinión, es la Fiscalía la que debe actuar de oficio para remolcar los camiones de las zonas prohibidas. “Para toda la ciudad, en un turno, tenemos 100 agentes. Haremos lo mejor que podamos para tratar de suavizar lo que pueda ocurrir”, concluyó Sosa. Se vio a varios agentes de la PMT dirigiendo el tránsito en varias bocacalles. Por su parte, la Policía Nacional resguardó algunas partes y en otros puntos simplement­e parecían que apoyaban la marcha porque no se animaba a habilitar el tránsito.