“EPI­DE­MIA” DE DESPECHADOS: QUE­MAN CA­SAS DE SUS EX

Un jo­ven le pren­dió fue­go a la vi­vien­da de la chi­ca que lo ha­bía de­ja­do. Hi­zo lo pro­pio con otras cua­tro pro­pie­da­des. Abun­dan los epi­so­dios en que hom­bres no su­pe­ran la rup­tu­ra y re­cu­rren al in­cen­dio in­ten­cio­nal.

Extra (Paraguay) - - Portada -

EL ÚL­TI­MO CA­SO OCU­RRIÓ AYER DE MA­DRU­GA­DA EN VI­LLA ELI­SA

DES­PE­CHA­DO IN­CEN­DIÓ CIN­CO CA­SAS POR­QUE SU EX NO QUI­SO VOL­VER CON ÉL

El si­len­cio era pro­pio de una tran­qui­la ma­dru­ga­da do­min­gue­ra. To­dos dis­fru­ta­ban del pro­fun­do sue­ño en el asen­ta­mien­to 3 de Ju­nio del ba­rrio Vi­lla Bo­ni­ta de Vi­lla Eli­sa, pe­ro cer­ca de las 03:00, un in­ten­so olor a hu­mo obli­gó a los lu­ga­re­ños le­van­tar­se rá­pi­da­men­te y, aún en­tre bos­te­zos, sal­var al me­nos sus elec­tro­do­més­ti­cos. Mien­tras, las llamas ame­na­za­ban con de­vo­rar­se to­do a su pa­so.

De ro­di­llas le pi­dió vol­ver, des­pués la ame­na­zó

“Li­li”, una co­le­gia­la, ha­bía co­no­ci­do a Car­los Da­niel Gau­to ha­cía dos años. To­do era co­lor de ro­sa, has­ta que en fe­bre­ro la re­la­ción aca­bó. Des­de aquel mo­men­to, la mu­cha­cha co­no­ció el in­fierno. Ya con un nue­vo “Romeo”, Li­li era hos­ti­ga­da por su ex de 20 años que, el 12 de ju­nio, lle­gó a su vi­vien­da pa­ra im­plo­rar de ro­di­llas que re­gre­sa­ra con él. An­te su ne­ga­ti­va, lan­zó su ame­na­za.

“Vino, se pu­so de ro­di­llas y le di­jo 'vol­vé conmigo', pe­ro ella le res­pon­dió que no que­ría

sa­ber más na­da de él. ‘Es­to no se va a que­dar así, van a pa­gar lo que me hi­cie­ron. Cuan­do es­tén dur­mien­do voy a ve­nir a que­mar to­das sus ca­sas. Pe­ro no le voy a ha­cer a ella, su fa­mi­lia va a pa­gar por ella', nos ame­na­zó”, con­tó Sady Lei­va, cu­ña­da de la ado­les­cen­te. Rá­pi­da­men­te, don Aman­cio, pa­dre de la chi­ca, acu­dió a la Co­mi­sa­ría 13 lo­cal pa­ra de­nun­ciar di­cha ame­na­za, pe­ro no fue de mu­cha ayu­da. Cin­co fue­ron en to­tal las ca­sas ubi­ca­das a la ve­ra del Arro­yo For­tín, al­can­za­das por el fue­go. Se­gún los fa­mi­lia­res de la ado­les­cen­te, to­do fue obra de Da­niel, un des­pe­cha­do y adic­to que un mes atrás ha­bía de­ja­do en cla­ro que haría lo que fi­nal­men­te se con­cre­tó ayer.

“Cuan­do se es­ta­ban que­man­do las ca­sas, él es­ta­ba re­dro­ga­do en la zan­ja, rién­do­se en el ‘ba­jo' don­de co­men­zó”, fue lo que co­men­tó do­ña Ra­quel N., ma­dre de Li­li. El epi­so­dio es in­ves­ti­ga­do por la po­li­cía lo­cal y el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.