De­man­da por deu­das

Extra (Paraguay) - - Familia - Víc­tor Ca­sa­no­va Abo­ga­do-do­cen­te Uni­ver­si­ta­rio con­sul­to­rio@ex­tra.com.py

Pri­me­ra­men­te, de­jo en cla­ro que no im­por­ta cuán­to de­bas ni a qué ban­co o en­ti­dad fi­nan­cie­ra de­bas, ya que por deu­das de ca­rác­ter ci­vil una per­so­na no pue­de ir a la cár­cel.

Al atra­sar­nos con la cuo­ta de un prés­ta­mo, re­ci­bi­re­mos pri­me­ra­men­te una lla­ma­da de nues­tra en­ti­dad ban­ca­ria, pa­ra lue­go en­viar te­le­gra­mas co­la­cio­na­dos y, por úl­ti­mo, ini­ciar ac­cio­nes ju­di­cia­les.

Des­de la pri­me­ra cuo­ta que de­ja­mos de pa­gar, la en­ti­dad em­pe­za­rá a apli­car in­tere­ses mo­ra­to­rios, de ma­ne­ra que mien­tras más nos atra­se­mos más cre­ce­rá la deu­da.

Lue­go re­cla­ma­rá el pa­go por un tiem­po, has­ta que, nor­mal­men­te a los tres me­ses, ini­cie el re­cla­mo res­pec­ti­vo por la vía ju­di­cial; res­pon­de­re­mos, en ca­so de no pa­gar lo re­cla­ma­do, con nues­tros bie­nes.

Es im­por­tan­te re­cor­dar que si al­guien ava­ló, es de­cir, sa­lió de ga­ran­te en el prés­ta­mo, si no es su­fi­cien­te con el em­bar­go de nues­tros bie­nes, el ava­lis­ta res­pon­de­rá por la deu­da. Si es ne­ce­sa­rio, el juez po­drá or­de­nar el em­bar­go de sus bie­nes. Por úl­ti­mo, no pa­gar el prés­ta­mo desem­bo­ca­rá pri­me­ra­men­te en nues­tros da­tos en In­form­conf, lo que im­po­si­bi­li­ta­rá la ob­ten­ción de un prés­ta­mo a fu­tu­ro.

La re­co­men­da­ción es acer­car­se a la en­ti­dad y con­ver­sar so­bre una po­si­ble re­fi­nan­cia­ción de la deu­da exis­ten­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.