¿Un tras­fon­do nar­co?

Extra (Paraguay) - - Actualidad -

Al­gu­nas ver­sio­nes se­ña­lan que la pér­di­da de cua­tro ki­los de cocaína, per­te­ne­cien­tes a nar­cos co­lom­bia­nos y que se en­con­tra­ba en la "ca­sa del horror", ha­bría si­do uno de los de­to­nan­tes pa­ra la ma­sa­cre. Ever Ba­rrios, ex­pa­re­ja de Dal­ma, ha­bló so­bre la re­la­ción po­co sa­na que la mu­jer te­nía con un tal Crist­hian, de Pe­dro Juan Ca­ba­lle­ro, que es­ta­ba me­ti­do con el te­ma de las dro­gas. Es­ta in­for­ma­ción la dio a co­no­cer un ta­xis­ta, que se ga­nó la con­fian­za de Ba­rrios.

CONJETURAS

Con las ma­nos en los bol­si­llos, vis­tien­do un cha­le­co azul y un va­que­ro, Ju­lio Ro­jas (52) en­tró a un lo­cal pa­ra car­gar sal­do. El vi­deo de cir­cui­to ce­rra­do mues­tra que la com­pra se reali­zó el pa­sa­do 2 de oc­tu­bre a las 10:08.

Se pre­su­me que, pa­ra ese en­ton­ces, su es­po­sa El­ba Ro­das, su hi­ja Dal­ma y sus dos nie­tos ya es­ta­ban muer­tos y en­te­rra­dos en una fo­sa.

La apa­ri­ción de es­te vi­deo apor­ta nue­vos ele­men­tos en la in­ves­ti­ga­ción de la ma­sa­cre ocu­rri­da el pa­sa­do 8 en la “ca­sa del horror”, ubi­ca­da so­bre Oli­va ca­si Mon­te­vi­deo, en Asun­ción.

La fis­ca­la Es­mil­da Ál­va­rez se­ña­ló ayer al pro­gra­ma La

de Te­le­fu­tu­ro, que con los da­tos que fue­ron apa­re­cien­do se pu­do sa­ber el tiem­po exac­to en que des­apa­re­cie­ron las víc­ti­mas.

“Em­pe­za­mos a es­ta­ble­cer los tiem­pos en que des­apa­re­cen de la ru­ti­na dia­ria en sus vi­das. Po­de­mos es­ta­ble­cer has­ta cuan­do es­tu­vo en es­ce­na ha­cien­do una vi­da nor­mal ca­da una de ellas”, ex­pli­có. Sin em­bar­go, no qui­so dar fe­chas pre­ci­sas.

Ma­ría Ara­ce­li So­sa Díaz, una de las impu­tadas por el quín­tu­ple ho­mi­ci­dio, ha­bía di­cho a la pren­sa que la úl­ti­ma vez que vio con vi­da a Ju­lio Ro­jas del Va­lle fue el vier­nes 5 de oc­tu­bre, es de­cir, 72 ho­ras des­pués del cri­men de los de­más in­te­gran­tes de la fa­mi­lia, se­gún el mé­di­co fo­ren­se de la Fis­ca­lía, Pa­blo Le­mir,

quien se­ña­ló que el cri­men ha­bría ocu­rri­do en­tre el 2 y 3. Las preguntas que sur­gen: ¿Dón­de es­tu­vo du­ran­te es­te tiem­po Ro­jas, si su yerno y prin­ci­pal sos­pe­cho­so Bruno Ma­ra­bel di­jo que lo ma­tó ese mis­mo 2 de oc­tu­bre? ¿Quién min­tió: Bruno o Ara­ce­li?

CRI­MEN SE­CUEN­CIAL

Ál­va­rez in­di­có ade­más que la hi­pó­te­sis de que el pro­ta­go­nis­ta de es­ta his­to­ria de te­rror no es so­lo el es­po­so de Dal­ma, co­bra ca­da

vez más fuer­za. “Con­fir­ma­mos la hi­pó­te­sis de que ha­bía dos al­ter­na­ti­vas: él (Bruno) no pu­do ha­cer es­to so­lo y, si así fue­ra, lo ha­bría he­cho en for­ma se­cuen­cial y no de una vez. Sa­be­mos con fir­me­za los tiem­pos en que es­tas per­so­nas es­ta­ban aún con vi­da y son tiem­pos di­fe­ren­tes, eso pue­do afir­mar", aña­dió la agen­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Na­die de­cla­ró has­ta el mo­men­to

www.te­le­fu­tu­ro.com.py

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.