VI­NOS CON MU­CHA IDEN­TI­DAD

Tre­ce años de ex­pe­rien­cia tra­ba­jan­do en im­por­tan­tes bo­de­gas afin­ca­das en Men­do­za lo ani­ma­ron a em­pren­der su pro­pio ne­go­cio en el ru­bro vi­ti­vi­ní­co­la. Mau­ri­cio Lorca pro­du­jo en 2003 el primer vino con su nom­bre, y des­de en­ton­ces ela­bo­ra eti­que­tas con mu­cha

High Class Gourmet - - Entrevista -

Él es li­cen­cia­do en Eno­lo­gía por la Uni­ver­si­dad Don Bos­co, en Men­do­za, que por mu­cho tiem­po fue la úni­ca en La­ti­noa­mé­ri­ca en­fo­ca­da en la cien­cia, la téc­ni­ca y ar­te de pro­du­cir vino. No obs­tan­te, tra­ba­jan­do en los vi­ñe­dos fue co­mo apren­dió to­do lo que hoy sa­be. Pri­me­ra­men­te es­tu­vo en la bo­de­ga Ca­te­na Za­pa­ta, que re­sul­tó ser una ex­pe­rien­cia muy en­ri­que­ce­do­ra pa­ra él por la ca­te­go­ría del pro­duc­to que allí se pro­du­ce.

Des­pués, Mau­ri­cio Lorca se tras­la­dó al nor­te ar­gen­tino, Ca­fa­ya­te, por el pe­rio­do de una co­se­cha, don­de co­no­ció los vi­nos de al­tu­ra. Su ca­rre­ra tam­bién la for­jó en Lui­gi Bos­ca, don­de se em­pa­pó de ese es­pe­cial en­fo­que al vino de ca­li­dad. En Fin­ca La Ce­lia, que fue com­pra­da por la Vi­ña San Pe­dro de Chi­le, ad­qui­rió una vi­sión más co­mer­cial del ru­bro vi­ti­vi­ní­co­la. “Ca­da una de esas ex­pe­rien­cias me dio mu­cho co­no­ci­mien­to pa­ra po­der es­truc­tu­rar un ne­go­cio di­fe­ren­te, que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo tras­cen­der en el tiem­po, y ha­cer que una em­pre­sa nue­va se trans­for­me en una de mu­chos años y tra­yec­to­ria”, de­ta­lla.

“Me di cuen­ta de que po­día desa­rro­llar una com­pa­ñía. Ten­go que ad­mi­tir que me gol-

Lorca se des­cri­be a sí mis­mo co­mo un de­fen­sor del pe­tit ver­dot, el sy­rah y el ca­ber­net franc, co­mo va­rie­da­des que tie­nen un gran po­ten­cial.

peé bas­tan­te. Yo no era fi­nan­cie­ro, era so­la­men­te enó­lo­go, y no­so­tros en general so­mos mu­cho más apa­sio­na­dos que nú­me­ros. Al fi­nal hu­bo un po­co de to­do: co­no­ci­mien­to, suer­te, sa­cri­fi­cio y mu­cho tra­ba­jo”, re­la­ta.

El pro­yec­to Mau­ri­cio Lorca ini­ció en el año 2003 con la pri­me­ra pro­duc­ción de un vi­ñe­do que fue plan­ta­do en el año 1999. Ac­tual­men­te es una fir­ma que es­tá ex­por­tan­do a más de 20 paí­ses. Tra­ba­ja prác­ti­ca­men­te con to­das las ga­mas de vino, dis­tin­tas va­rie­da­des y ni­ve­les de pre­cio, man­te­nien­do co­mo en­fo­que la ca­li­dad y la iden­ti­dad va­rie­tal. Mau­ri­cio cree fer­vien­te­men­te en que “el 95 % del vino ya es di­se­ña­do en el vi­ñe­do. Lue­go, en la bo­de­ga, se rea­li­za la fer­men­ta­ción, el cui­da­do y mu­cho más, pe­ro en nin­gún ca­so el pro­duc­to fi­nal es una ca­sua­li­dad”.

La lí­nea Lorca Ópa­lo es su em­ble­ma. Son vi­nos de al­ta ga­ma sin ma­de­ra. “Es­te es un es­ti­lo que lo ini­cié en el año 2003, y que real­men­te se ha con­ver­ti­do en un icono por la cla­se de vi­nos que ha­ce­mos: ex­tre­ma­da­men­te con­cen­tra­dos, de mu­cha fru­ta ma­du­ra, muy re­don­dos. Su ca­rac­te­rís­ti­ca prin­ci­pal es que no tie­nen pa­so por ro­ble y eso de al­gu­na ma­ne­ra mues­tra el gran po­ten­cial que tie­ne la Ar­gen­ti­na co­mo país pro­duc­tor, en la ca­li­dad de la fru­ta”, cuen­ta.

Lorca se des­cri­be a sí mis­mo co­mo un de­fen­sor del pe­tit ver­dot, el sy­rah y el ca­ber­net franc, co­mo va­rie­da­des que tie­nen un gran po­ten­cial. Aun­que el mal­bec es la va­rie­dad ar­gen­ti­na que enamo­ró al es­ta­dou­ni­den­se Enrique Fos­ter, quien al pro­bar­lo de­ci­dió com­prar unos vi­ñe­dos an­ti­guos en la zo­na de Lu­ján de Cu­yo, y en­co­men­dó a es­te enó­lo­go la ela­bo­ra­ción de un mal­bec con una óp­ti­ma ex­pre­sión va­rie­tal en una bo­de­ga cons­trui­da pa­ra es­te fin. Aun­que ca­be des­ta­car que re­cien­te­men­te lan­za­ron al mer­ca­do un bo­nar­da, a mo­do de con­ti­nuar con la lí­nea de las va­rie­da­des ti­po Ar­gen­ti­na que pue­dan te­ner una tra­yec­to­ria di­fe­ren­cial a ni­vel mun­dial.

Mau­ri­cio fi­na­li­za ex­pli­can­do que “con Enrique Fos­ter ela­bo­ra­mos vi­nos con un es­ti­lo un po­co más clá­si­co. En el ca­so de Mau­ri­co Lorca es­tá to­da la am­pli­tud de va­rie­da­des, los cor­tes... son vi­nos un po­co más mo­der­nos, sin ma­de­ra. Hay una di­fe­ren­cia muy mar­ca­da en­tre los dos pro­duc­tos, más allá de las zo­nas de don­de pro­vie­nen las uvas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.