FÉ­LIX TO­RAN­ZOS

High Class - - El Mundo Y Sus Esquinas - Tí­tu­lo de la obra:

El Pa­la­cio de los vien­tos

¿Me po­drías hablar so­bre tu obra?

Es­ta obra par­te de un pro­yec­to que em­pe­cé a desa­rro­llar a me­dia­dos del año pa­sa­do pa­ra nues­tro Mu­seo Na­cio­nal de Be­llas Ar­tes, bus­can­do una ac­ti­vi­dad que ha­ga vi­vien­te a nues­tro mu­seo, que es en reali­dad un mu­seo erran­te. Es un her­mo­so mu­seo, con un guión cu­ra­to­rial fan­tás­ti­co, pe­ro que las­ti­mo­sa­men­te no tie­ne un lu­gar fi­jo. De­ci­dí in­va­dir la cú­pu­la de la se­de ac­tual del Mu­seo, que tie­ne una plan­ta oc­to­go­nal con una obra ins­pi­ra­da en un mo­nu­men­to grie­go tam­bién de ba­se oc­to­go­nal, que se lla­ma­ba jus­ta­men­te El Pa­la­cio de los vien­tos. Se tra­ta de gra­fi­car los pun­tos car­di­na­les y con sus res­pec­ti­vos vien­tos. Se­gún la mi­to­lo­gía, los vien­tos eran re­bel­des y se los sol­ta­ba de vez en cuan­do, arra­sa­ban con ira, y fu­rio­sos arras­tra­ban su pro­pia raíz pa­ra per­der­se en la na­da y de nue­vo vol­vía la cal­ma. Creo que nues­tra his­to­ria es un en­cuen­tro de vien­tos tan­to fa­vo­ra­bles co­mo ne­ga­ti­vos. Es­to es co­mo una me­tá­fo­ra del ar­te nues­tro y por su­pues­to tam­bién del re­cin­to de la his­to­ria de nues­tra pin­tu­ra y es­cul­tu­ra, que es un mu­seo que no tie­ne a dón­de ir, que es co­mo un Pa­la­cio de los vien­tos y tor­men­tas, que no te­nien­do un es­pa­cio fí­si­co pro­pio, aho­ra es­tá su­je­to a la in­cer­ti­dum­bre de a dón­de va a ir una vez que se ter­mi­ne el con­tra­to ac­tual. Mi in­ten­ción es pre­sen­tar la in­quie­tud del des­tino de nues­tro mu­seo y de la ne­ce­si­dad de crear un es­pa­cio mu­seo­grá­fi­co fí­si­co pa­ra la co­lec­ción del Mu­seo Na­cio­nal de Be­llas Ar­tes. En el mes de mar­zo voy a pre­sen­tar es­ta obra en el Mu­seo de Be­llas Ar­tes y lue­go la mis­ma obra se mon­ta­rá en la Bie­nal de Ve­ne­cia.

¿Qué sig­ni­fi­ca po­der re­pre­sen­tar a nues­tro país en la bie­nal de Ar­te?

¡Ima­gi­na­te lo que sig­ni­fi­ca pa­ra mí po­der ir a la Bie­nal de Ve­ne­cia, te­nien­do en cuen­ta el ne­xo fuer­tí­si­mo que yo ten­go con la ar­qui­tec­tu­ra y con el ar­te del re­na­ci­mien­to! Pa­ra mí es­te es un sue­ño cum­pli­do. Ten­go va­rios sue­ños ya cum­pli­dos. El pri­me­ro fue el de po­der ex­po­ner en la Bie­nal de Ar­te de Sao Pau­lo, ya que mi pa­pá tam­bién ex­pu­so ahí re­pre­sen­tan­do a nues­tro país, en 1955, y yo tu­ve la opor­tu­ni­dad de ha­cer­lo tam­bién en el año 1987. Lue­go vi­nie­ron otras bie­na­les, co­mo la 1ª Bie­nal de Por­to Ale­gre del Mercosur y la Bie­nal del Re­tra­to en Ri­je­ka y la de di­bu­jo en Tuz­la, Yu­gos­la­via, que fue­ron es­pa­cios im­por­tan­tes pa­ra mí y con es­to se me cum­ple un sue­ño más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.