LAS TI­JE­RAS SEN­TA­DAS

High Class - - Hc/Publinota -

Es­ta po­si­ción per­mi­te a la mu­jer te­ner el con­trol y de­ter­mi­nar la pro­fun­di­dad y el án­gu­lo de la pe­ne­tra­ción, así co­mo la can­ti­dad de es­tí­mu­lo que su clí­to­ris re­ci­ba. El hombre de­be acos­tar­se bo­ca pa­ra arri­ba con las ro­di­llas dobladas. La mu­jer de­be co­lo­car­se so­bre él dán­do­le la es­pal­da, con una pier­na al la­do de su ca­de­ra y la otra pier­na en­tre sus pier­nas. De es­ta ma­ne­ra ella con­tro­la­rá el rit­mo, la pro­fun­di­dad, la pre­sión y la fric­ción que re­ci­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.