INI­CIAR­SE EN EL MUN­DO DE LAS AN­TI­GÜE­DA­DES

High Class - - Entrevista -

Los mue­bles que lle­gan a am­bos lo­ca­les son ele­gi­dos de acuer­do a lo que el mer­ca­do so­li­ci­ta. Las me­sas de es­ti­lo fran­cés o las in­gle­sas ta­lla­das son muy pe­di­das, pe­ro más allá de eso, Mar­sol con­fie­re im­por­tan­cia a te­ner va­rie­dad que ofre­cer a los clien­tes y no que­dar­se con un so­lo es­ti­lo.

Cuan­do una per­so­na desea in­ver­tir su di­ne­ro en an­ti­güe­da­des (por­que es una in­ver­sión, por su­pues­to), de­be te­ner en cuen­ta su po­der ad­qui­si­ti­vo pa­ra de­ci­dir qué va a bus­car. “Hay si­llas que pue­den cos­tar G. 500.000 co­mo hay otras que pue­den cos­tar G. 3.000.000. En­ton­ces, hay que ver qué es lo que quie­re el clien­te”, co­men­ta Mi­guel. “Hay mu­cha gen­te jo­ven que em­pie­za con es­ta on­da, yo veo un cam­bio muy gran­de en Pa­ra­guay en la par­te de de­co­ra­ción. Ha­ce mu­chos años que vi­vo acá y es­to no exis­tía ha­ce 25 años, me doy cuen­ta”.

Prin­ci­pal­men­te, las per­so­nas más jó­ve­nes bus­can pa­ra sus ho­ga­res ob­je­tos de es­ti­lo vin­ta­ge, re­fe­ren­tes a la dé­ca­da de los 60. “¿Por qué? Por­que exis­te in­ter­net, es­ta­mos co­nec­ta­dos y hay mu­cha in­for­ma­ción. Apar­te, la gen­te via­ja mu­cho más que an­tes. Veo gen­te que se ca­sa y es­tá amo­blan­do su de­par­ta­men­to y quie­re co­sas vin­ta­ge o si­llas fran­ce­sas pa­ra el dor­mi­to­rio o una có­mo­da fran­ce­sa pa­ra la en­tra­da de su ca­sa”, di­ce Mar­sol. Por su­pues­to, lo im­por­tan­te es en­con­trar el de­ta­lle an­ti­guo que lo­gre dar­le el to­que per­so­nal a un es­pa­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.