ADIÓS A LA VER­GÜEN­ZA

High Class - - Hc/bienestar -

En un gim­na­sio, la per­so­na pue­de sen­tir­se ex­pues­ta, pe­ro cuan­do se tra­ta de tra­ba­jar en el agua, los com­ple­jos se que­dan afue­ra. “Es más na­tu­ral”, di­ce Ros­sa­na, y agre­ga: “hay per­so­nas que por có­mo se sien­ten con su cuer­po han eva­di­do los gim­na­sios y se preo­cu­pan por­que pa­ra el hy­drogym

se po­nen una ma­lla; se pue­den po­ner lo que quie­ran, pue­den usar un ci­clis­ta, des­pués se dan cuen­ta de que to­dos es­ta­mos en las mis­mas. Uno

apren­de a que­rer­se y a acep­tar­se”. Ros­sa­na Ace­ve­do des­ta­ca que ella in­cen­ti­va a sus alum­nos a sen­tir­se có­mo­dos con­si­go mis­mos, que lo que bus­can en ca­da cla­se es el bie­nes­tar

per­so­nal. El pri­mer mes, ge­ne­ral­men­te no se pro­du­ce una dis­mi­nu­ción del pe­so, pe­ro sí un cam­bio en el ta­lle, pues el cuer­po se des­hin­cha. Es un ejer­ci­cio al­ta­men­te re­co­men­da­do pa­ra rea­li­zar de ma­ña­na o de sies­ta, en­tre re­ce­sos la­bo­ra­les o an­tes de ini­ciar las ac­ti­vi­da­des del día, por­que la per­so­na

que prac­ti­ca el hy­drogym se sien­te re­vi­ta­li­za­da des­de la pri­me­ra cla­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.