Los ca­be­llos más be­llos del mun­do

So­ra­ya Ber­deil, ex­port area ma­na­ger de J. F. La­zar­ti­gue, es­tu­vo de vi­si­ta en Pa­ra­guay pa­ra el lan­za­mien­to de los pro­duc­tos fran­ce­ses de al­tí­si­ma ca­li­dad di­se­ña­dos pa­ra las ne­ce­si­da­des más es­pe­cí­fi­cas. Con 30 años de ex­pe­rien­cia, La­zar­ti­gue ofre­ce una comp

High Class - - Hc/publinota -

La­zar­ti­gue es una mar­ca de cos­mé­ti­ca es­pe­cia­li­za­da en los tra­ta­mien­tos ca­pi­la­res. Se en­cuen­tra en el mer­ca­do fran­cés des­de ha­ce 30 años y se co­mer­cia­li­za en 60 paí­ses en el mun­do.

El crea­dor de la mar­ca es el se­ñor Jea­nF­ra­nçois La­zar­ti­gue, un pe­lu­que­ro que abrió su pri­mer sa­lón en Pa­rís (1963) y has­ta hoy es uno de los sa­lo­nes pre­fe­ri­dos por los edi­to­res de mo­da y clien­tes exi­gen­tes. “En ese mo­men­to des­cu­brió que te­nía mu­chos clien­tes con pro­ble­mas di­fe­ren­tes, de ca­be­llo se­co, ex­ce­so de se­bo, y que no ha­bía pro­duc­tos en el mer­ca­do que los so­lu­cio­na­ran. En­ton­ces, creó su em­pre­sa y lan­zó va­rias lí­neas pa­ra dis­tin­tos ti­pos de ne­ce­si­da­des”, cuen­ta So­ra­ya Ber­deil.

LA FI­LO­SO­FÍA DEL LA­ZAR­TI­GUE

La mar­ca tie­ne un en­fo­que muy par­ti­cu­lar pa­ra el desa­rro­llo de sus pro­duc­tos. Jean-Fra­nçois La­zar­ti­gue con­si­de­ra que el cue­ro ca­be­llu­do es una ex­ten­sión de la piel del ros­tro y que, por lo tan­to, el ca­be­llo de­be ser cui­da­do día a día de la mis­ma ma­ne­ra que cui­da­ría uno su cu­tis. El cue­ro ca­be­llu­do es piel tan­to o más sen­si­ble que el ros­tro. “Por eso to­dos nues­tros pro­duc­tos tie­nen prin­ci­pios ac­ti­vos en al­ta con­cen­tra­ción si­mi­la­res a los de cos­mé­ti­ca fa­cial, nos en­fo­ca­mos mu­cho en eso”, co­men­ta So­ra­ya.

Otra par­ti­cu­la­ri­dad de la fir­ma es que las clien­tas en­con­tra­rán pro­pues­tas de mas­ca­ri­llas pa­ra an­tes del cham­pú, “las otras mar­cas pro­po­nen siem­pre pa­ra des­pués del cham­pú, pe­ro no­so­tros pro­po­ne­mos pa­ra an­tes a fin de tra­tar real­men­te el ca­be­llo en pro­fun­di­dad”, pun­tua­li­za la ex­per­ta. Es­to se de­be a que des­pués del cham­pú, la ma­yo­ría de las mas­ca­ri­llas ac­túan co­mo un acon­di­cio­na­dor que ali­sa las es­ca­mas del ca­be­llo, sin pe­ne­trar la fi­bra ca­pi­lar.

¿Y có­mo sa­ber cuál es la lí­nea que me­jor se ade­cua a tu ti­po de ca­be­llo? “Una ca­rac­te­rís­ti­ca de nues­tra mar­ca es que pro­po­ne­mos siem­pre (en nues­tros sa­lo­nes) ha­cer un diagnóstico ca­pi­lar, un exa­men del cue­ro ca­be­llu­do y de los ca­be­llos, dar la in­for­ma­ción al clien­te y pro­po­ner un tra­ta­mien­to ade­cua­do a la per­so­na”, afir­ma So­ra­ya Ber­deil. De he­cho, en to­das las tien­das Aph­ro­di­te de la ca­de­na Mo­na­li­sa las ven­de­do­ras han si­do ca­pa­ci­ta­das pa­ra rea­li­zar es­te diagnóstico y pro­por­cio­nar a las clien­tas un ser­vi­cio in­te­gral.

En el ca­so de una per­so­na que nun­ca ha he­cho tra­ta­mien­tos es­pe­cia­les pa­ra el ca­be­llo, los be­ne­fi­cios se no­tan des­de el pri­mer la­vad­do. “A la pri­me­ra apli­ca­ción de la mas­ca­ri­lla, lla clien­ta ya ve la di­fe­ren­cia. Re­co­men­da­mos apli­car­la ca­da se­ma­na pa­ra man­te­ner un es­ta­do be­llo. Los ca­be­llos ganan fuer­za, bri­llo, lu­mi­no­si­dad, en­ton­ces los re­sul­ta­dos se ven in­me­dia­ta­men­te”, ase­gu­ra.

La­zar­ti­gue cuen­ta tam­bién con lí­neas de co­lo­ra­ción 100% li­bres de amo­nia­co y de ali­sa­do ela­bo­ra­do en un 70 % con ex­trac­tos na­tu­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.