FRA­GAN­CIAS AFRO DISIA CAS

Exis­ten cier­tas fra­gan­cias que jue­gan un rol afro­di­sia­co en el se­xo, pues es­ti­mu­lan a des­per­tar el de­seo se­xual. Des­de siem­pre, hom­bres y mu­je­res se han va­li­do de ellas pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de las re­la­cio­nes.

High Class - - Hc/sexo -

Los aro­mas jue­gan un pa­pel cru­cial en la vida ín­ti­ma. Los olo­res que nos re­sul­tan agra­da­bles nos su­mer­gen en un uni­ver­so lleno de sen­ti­mien­tos, re­cuer­dos y sen­sa­cio­nes muy per­so­na­les.

Es­to no es ca­sua­li­dad, por­que jus­ta­men­te la par­te del ce­re­bro que se en­car­ga del ol­fa­to, el ri­nen­cé­fa­lo, for­ma par­te del sis­te­ma lím­bi­co, que ade­más es el cen­tro de las emo­cio­nes, el pla­cer y el de­seo se­xual. De­bi­do a es­to, ca­da vez que ole­mos al­go se ac­ti­van cier­tos de­seos y pa­sio­nes a ni­vel ce­re­bral. Te­nien­do en cuen­ta que en la pro­vo­ca­ción de los sen­ti­dos la fun­ción ol­fa­ti­va pue­de con­ver­tir­se en un pre­lu­dio del pla­cer, no du­den en va­ler­se de las fra­gan­cias pa­ra ha­cer su en­cuen­tro se­xual aún más pla­cen­te­ro.

A continuación abor­da­re­mos las fra­gan­cias más afro­di­sia­cas que po­ten­cia­rán su po­der de se­duc­ción. ¡Anímen­se a es­pe­ciar con ellas su vida se­xual va­lién­do­se de per­fu­mes, acei­tes esen­cia­les, lo­cio­nes e in­clu­so ve­las per­fu­ma­das!

LA PAR­TE DEL CE­RE­BRO QUE SE EN­CAR­GA DEL OL­FA­TO, EL RI­NEN­CÉ­FA­LO, FOR­MA PAR­TE DEL SIS­TE­MA LÍM­BI­CO, QUE ADE­MÁS ES EL CEN­TRO DE LAS EMO­CIO­NES, EL PLA­CER LA Y EL DESEOSEO SE­XUAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.