CON­SE­JOS PA­RA SO­POR­TAR LOS SO­FO­COS

High Class - - Hc/Bienestar -

La Dra. Su­sa­na Pil­nik, gi­ne­có­lo­ga y es­pe­cia­lis­ta en En­do­cri­no­lo­gía Gi­ne­co­ló­gi­ca, ex­pli­ca que los ca­lo­res sue­len co­men­zar en el ros­tro, ex­ten­dién­do­se por el cue­llo y has­ta el tó­rax, sue­le es­tar acom­pa­ña­do por su­do­ra­ción y en­ro­je­ci­mien­to de la piel.

Pa­ra mi­ni­mi­zar la in­ten­si­dad de los even­tos, es bueno evi­tar am­bien­tes ce­rra­dos que es­tén ex­pues­tos a tem­pe­ra­tu­ras muy al­tas. Una ma­ne­ra efec­ti­va de evi­tar agra­var los ca­lo­res es no ex­ce­der el lí­mi­te nor­mal de pe­so y au­men­tar mo­de­ra­da­men­te la ac­ti­vi­dad fí­si­ca me­dian­te ejer­ci­cios al ai­re li­bre o dis­ci­pli­nas re­la­jan­tes co­mo el yo­ga. Es pri­mor­dial dis­mi­nuir la in­ges­ta de al­cohol, se­gún la Dra. Pil­nik, y evi­tar las co­mi­das muy pi­can­tes.

Exis­ten en el mer­ca­do pro­duc­tos que ayu­dan a mi­ni­mi­zar los efec­tos del so­fo­ca­mien­to. Por ejem­plo, los pa­ñue­los re­fres­can­tes pa­ra el ros­tro pue­den ayu­dar­te a re­fres­car­te sin arrui­nar tu ma­qui­lla­je, mien­tras que pa­ra los ca­lo­res noc­tur­nos se pue­de uti­li­zar el spray que se usa an­tes de dor­mir y au­men­ta la fres­cu­ra del cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.