WOODY ALLEN

UNA ANA­LÍ­TI­CA MI­RA­DA A LAS RE­LA­CIO­NES HU­MA­NAS

High Class - - HC/SÉPTIMO ARTE - por Pa­tri­cia Lu­ján Aré­va­los

Mu­chos di­cen que Woody Allen es de esos di­rec­to­res que o amás u odiás. En High Class, lo con­si­de­ra­mos co­mo uno de los ma­yo­res ex­po­nen­tes del ci­ne es­ta­dou­ni­den­se. Año tras año, y des­de ha­ce más de cua­tro dé­ca­das, Woody Allen ha con­ta­do his­to­rias con un de­no­mi­na­dor co­mún: el amor que sien­te el di­rec­tor ha­cia las mu­je­res que lo en­lo­que­cen, que lo apa­sio­nan y que ter­mi­nan por sa­car su la­do más “neu­ró­ti­co”.

Sean co­me­dias, crí­me­nes o mis­te­rios los mo­to­res de la his­to­ria que es­tá na­rran­do, Woody Allen siem­pre ha en­con­tra­do una ma­ne­ra muy sin­gu­lar de re­tra­tar las re­la­cio­nes hu­ma­nas, prin­ci­pal­men­te las de pa­re­ja. Sin du­da, to­das sus pe­lí­cu­las to­man por ob­je­to al amor y al de­seo, sea di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te. De en­tre to­dos los ele­men­tos ca­rac­te­rís­ti­cos de Allen, hay uno que de­fi­ne su tra­ba­jo: la crea­ción de asom­bro­sos per­so­na­jes fe­me­ni­nos, tan rea­lis­tas y hu­ma­nos. Y son las mu­je­res que crea las que ama en ca­da pe­lí­cu­la, sea des­de el si­llón del di­rec­tor o des­de el pa­pel pro­ta­go­nis­ta.

De en­tre to­dos los ele­men­tos ca­rac­te­rís­ti­cos de Allen, hay uno que de­fi­ne su tra­ba­jo: la crea­ción de asom­bro­sos per­so­na­jes fe­me­ni­nos, tan rea­lis­tas y hu­ma­nos. Y son las mu­je­res que crea las que ama en ca­da pe­lí­cu­la

Em­pe­zar a re­co­rrer la fil­mo­gra­fía de un di­rec­tor tan pro­lí­fi­co co­mo Woody Allen es em­bar­car­se en una aven­tu­ra don­de el amor y las re­la­cio­nes siem­pre es­tán pre­sen­tes, de una u otra ma­ne­ra.

Em­pe­zar a re­co­rrer la fil­mo­gra­fía de un di­rec­tor tan pro­lí­fi­co co­mo Woody Allen es em­bar­car­se en una aven­tu­ra don­de el amor y las re­la­cio­nes siem­pre es­tán pre­sen­tes, de una u otra ma­ne­ra. La ri­que­za ma­yor de es­te pro­lí­fi­co di­rec­tor, es­cri­tor y ac­tor es­tá, qui­zás, en la re­pre­sen­ta­ción de cier­to ti­po de per­so­na­li­da­des.

Au­to­rre­fe­ren­cia­les o no, no es par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­te. Lo sig­ni­fi­ca­ti­vo es sa­ber que en ape­nas un año, Woody Allen vol­ve­rá con una fres­ca his­to­ria so­bre di­ver­ti­dos per­so­na­jes y es­ce­na­rios co­ti­dia­nos lle­nos de abru­ma­do­ra reali­dad (con piz­cas de la ne­ce­sa­ria fan­ta­sía del sép­ti­mo ar­te)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.